jueves 28.05.2020

Sánchez anuncia que a partir de julio se reanudará la entrada de turismo extranjero a España

El presidente del Gobierno anuncia que LaLiga volverá a jugarse a partir del 8 de junio, confirma que el Consejo de Ministros aprobará el próximo martes el Ingreso Mínimo Vital y anuncia un luto oficial de 10 días en España
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Moncloa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado que habrá temporada turística este verano, por lo que ha hecho un llamamiento a lo españoles y a los turistas extranjeros a planear sus vacaciones, con el objetivo de reactivar el sector turístico, uno de los más golpeados por la crisis.

Así lo ha avanzado Sánchez en una rueda de prensa desde Moncloa, en la que también ha asegurado que el Gobierno reanudará a partir de julio la entrada de turistas extranjeros a España "en condiciones de seguridad".

"Habrá temporada turística este verano, con el propósito de reactivar el turismo nacional, por lo que invito a todos los establecimientos, bares, restaurantes y todos los destinos turísticos del país a reanudar su actividad", ha afirmado el presidente.

Sánchez ha apelado al "papel fundamental" que juegan la hostelería y el turismo en el conjunto de la economía del país, a su contribución en la creación de empleo y "a su prestigio nacional e internacional indudable".

Por ello, ha garantizado que habrá temporada turística este verano y que todos los destinos turísticos del país podrán reanudar su actividad "en los próximos días" para empezar a acoger a los españoles que estén listos para disfrutar de sus vacaciones.

En concreto, Sánchez ha fijado en "finales de junio" la fecha en la que los turistas nacionales podrán recuperar sus vacaciones, por lo que ha animado a los ciudadanos a que empiecen ya a planificarlas.

El presidente ha asegurado que a mediados de junio algunos territorios ya podrán recuperar este tipo de turismo, con el objetivo de que en julio ya pueda haber una "programación estival" en todo el país.

En este sentido, se ha referido a ir a la montaña, a la playa o visitar monumentos históricos, y ha animado a la población a "aprovechar las grandes ventajas que tiene el país en turismo, siendo este un buen año para conocer nuestro gran país".

Respecto al turismo extranjero, el presidente ha anunciado que España reanudará la entrada de turistas internacionales a partir de julio, aunque no ha especificado una fecha concreta, pero ha señalado que esta se realizará siempre en "condiciones de seguridad".

"España necesita turismo y seguridad en origen y destino, por lo que garantizaremos que los turistas no corran ningún riesgo ni lo traigan a nuestro país", ha declarado el presidente, citando que basará su plan de reanudación del turismo en dos sellos principales, el de la seguridad y el de la sostenibilidad.

Sobre este asunto, ha avanzado que "en los próximos días" los responsables de los ministerios de Industria, Comercio y Turismo y Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, irán concretando, en colaboración con las comunidades autónomas, todas las cuestiones relativas a la entrada de turistas extranjeros.

Por otra parte, Sánchez ha señalado que el sector turístico ha sido "el más beneficiado" por las políticas de ayuda puestas en marcha por el Gobierno, al haber formalizado hasta 82.324 operaciones en líneas de avales del Instituto Oficial de Crédito (ICO).

A este plan se han acogido cerca de 69.000 empresas del sector que han recibido casi 6.500 millones de euros. Además, ha habido 259.000 autónomos beneficiados y cerca de un millón de trabajadores acogidos a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

VUELTA DE LA LIGA

En otro orden, el Gobierno ha autorizado la reanudación de las grandes competiciones deportivas y profesionales, por lo que LaLiga de fútbol profesional volverá el próximo 8 de junio.

"Con el aval del Consejo Superior de Deportes, el Gobierno ha dado luz verde para que se vuelva a celebrar LaLiga", ha anunciado Sánchez.

El Ejecutivo, según ha explicado, ha fijado el 8 de junio como fecha para que se reanude la competición porque en ese momento "se iniciará la fase 3 de la desescalada en gran parte de España".

Sánchez ha asegurado que la Liga española volverá "en condiciones que garanticen las máximas condiciones sanitarias". "El fútbol español tiene un seguimiento masivo", ha sentenciado.

APROBACIÓN DEL INGRESO MÍNIMO

De otro lado, el presidente del Gobierno ha confirmado que el Ejecutivo va a aprobar la próxima semana el Ingreso Mínimo Vital en Consejo de Ministros, un anuncio que ya había avanzado este lunes el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

"Es una medida histórica para que nadie se quede atrás", ha manifestado el presidente del Ejecutivo durante su comparecencia desde La Moncloa.

En este sentido, ha explicado que "será una prestación habitual, permanente, que ya existe en otros países de Europa, para reducir la tasa de pobreza".

La cuantía del Ingreso Mínimo Vital, según ha destacado Sánchez, dependerá del número de miembros de cada hogar y empezará a cobrarse el próximo mes de junio. El Gobierno, prevé que llegue a un millón de hogares, la mitad de ellos sin con niños, y será una prestación de la Seguridad Sociales, según ha indicado.

Para el presidente del Gobierno, "es vital frenar y reducir la pobreza, especialmente la pobreza infantil". "El Gobierno no va a mirar para otro lado mientras nuestros compatriotas forman colas para comer", ha sentenciado.

DECLARACIÓN DE LUTO OFICIAL

Además, el presidente del Gobierno ha anunciado un luto oficial de 10 días en España, el "más prolongado de la historia de la democracia", que aprobará el Gobierno de España a partir del próximo martes cuando todo el territorio nacional esté ya en fase 1.

Durante su comparecencia, Sánchez ha señalado que ese duelo tendrá una duración de 10 días y durante ese tiempo "ondearán a media asta todas las banderas de todos los edificios públicos y de los buques de la armada". "Queremos mostrar todo nuestro reconocimiento a las víctimas con este luto oficial", ha manifestado.

Ha asegurado que al luto nacional por las más de 28.000 víctimas por coronavirus se sumará al final de la desescalada "un gran acto de homenaje oficial" y "otras conmemoraciones y memoriales presididos por el Rey".

"Los fallecidos en esta pandemia merecen nuestro recuerdo, nuestra memoria perdurable pero también merecen un homenaje aún mayor: nuestra convivencia y nuestra concordia", ha resaltado el presidente del Gobierno.

Ha asegurado que "la gran ola de la pandemia ha sido superada" y ha subrayado que "atrás" han quedado aquellos momentos en que "todo parecía negro" y las "víctimas diarias se contaban por centenas". "Ya vemos el final del túnel", ha aseverado.

Tras calificar de "formidable" la respuesta de la sociedad española, el jefe del Ejecutivo ha señalado que han logrado reducir la difusión del virus y el índice de reproducción es del 0,20, "muy inferior al 1". "Hoy podemos decir en consecuencia que lo hemos conseguido", ha proclamado.

Sánchez ha afirmado que han "recuperado mucho terreno frente al virus", al que han "arrinconado". Según ha dicho, están "a un paso de la victoria" pero el Covid-19 "no ha desaparecido y sigue al acecho". Por eso, ha pedido mantenerlo "a raya", sin relajarse, manteniendo la responsabilidad y cumpliendo las normas sanitarias.

"La consigna es una: no hemos de actuar con miedo pero hemos de actuar con una extremada prudencia y responsabilidad", ha manifestado, para añadir que ahora toca "culminar" esta "victoria colectiva" hasta que llegue la vacuna contra el coronavirus.

En este sentido, ha avisado que un rebrote "no es ni mucho menos imposible" y ha agregado que la Organización Mundial de la Salud ha alertado de que puede producirse ese rebrote si no mantienen la prudencia y las conductas sociales adquiridas. Según ha insistido, la prudencia "debe seguir siendo la guía de actuación".

Sánchez ha dicho que es "natural" que las comunidades quieran "avanzar a la mayor velocidad posible" pero ha agregado que también es "importante medir los pasos e incluso detenerse a la más mínima señal de peligro".

Así, ha señalado que la Comunidad Valenciana al final ha revisado su intención inicial de solicitar el paso a la fase 2 para seguir siete días más en la fase 1 en un "ejercicio de prudencia". A su entender, es una decisión que muestra que las administraciones territoriales "saben actuar con responsabilidad y con madurez".

Ante la queja del presidente de Andalucía, Juana Moreno, por mantener el Gobierno a Granada y Málaga en la fase 1 mientras las otras seis provincias pasarán a la fase 2, Sánchez ha augurado que esto se lo planteará este domingo Moreno en la conferencia de presidentes, pero ha indicado que los expertos han dicho que esas dos provincias deben continuar una semana más en la fase 1 "por un principio de prudencia y precaución".

NUEVA PRÓRROGA DEL ESTADO DE ALARMA

Por otra parte, el presidente del Gobierno ha revelado que trabaja con la posibilidad de pedir al Congreso de los Diputados una nueva prórroga del estado de alarma, aunque ha asegurado que la decisión aún no está tomada y se adoptará en los próximos días en función de la evolución de los datos de la pandemia.

Sánchez ha confirmado que el Gobierno está "estudiando" la posibilidad de pedir la sexta prórroga del estado de alarma porque es su "deber" y considera que se trata del "único" instrumento que permite restringir la movilidad de los ciudadanos y su derecho de reunión.

"Tenemos que ver la evolución epidemiológica durante estos 15 días", ha insistido como base para tomar una decisión en el actual escenario, cuando España está ya "en los últimos metros del túnel" de la crisis provocada por el Covid-19.

Sánchez no ha aclarado con qué grupos políticos intentaría sacar adelante esta nueva prórroga, aunque sí ha apuntado que la decisión se tomará "escuchando" a las comunidades autónomas y los partidos políticos; pero teniendo en cuenta que "debe anteponerse siempre" la salud pública a otras consideraciones para "no poner en riesgo lo logrado con mucho esfuerzo".

El jefe del Ejecutivo ha hecho hincapié en alabar la figura constitucional del estado de alarma, que ha asegurado que ha beneficiado a todas las comunidades autónomas y ciudadanos "sin excepción".

"Nada tiene que ver con la política", ha sostenido garantizando que se trata "pura y simplemente" de un asunto de salud pública. "El estado de alarma está al margen y por encima de la política y los intereses partidistas", ha insistido.

Sin embargo, ha subrayado que el estado de alarma es un mecanismo "excepcional" contemplado en la Constitución y cree que así debe seguir siendo. "No convertir en ordinaria una potestad que tiene que seguir siendo extraordinaria", ha abogado respecto a la posibilidad de modificar otras leyes para poder recurrir a ellas en caso de tener que volver a restringir la movilidad de los ciudadanos u otros derechos fundamentales.

"Convertir en ordinario una prerrogativa extraordinaria de restricción de la movilidad y derechos fundamentales me parece que tenemos que meditarlo entre todos", ha reiterado.

ESPERA QUE EL DIÁLOGO SOCIAL SE RECUPERE

Durante su comparecencia, el presidente del Gobierno ha calificado como "patriota" al presiente de la CEOE, Antonio Garamendi, y se ha mostrado confiado en que el diálogo social se recuperará "cuánto antes", después de que se haya roto tras el pacto alcanzado por el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos con Bildu la derogación de algunos puntos de la reforma laboral.

Sánchez ha asegurado mantener una "buena relación" con Garamendi y ha manifestado su intención de continuar con el diálogo social, después de que se suspendiese por parte de la CEOE tras el pacto con Bildu para derogar parte de la reforma laboral de 2012.

Ha indicado que la reforma puesta en marcha por el PP en 2012 "no fue pacífica", sino que fue "impuesta" y rompió el diálogo social, algo que generó que desde ese año exista un "malestar" ante una imposición que no se ha conseguido corregir.

El líder del Ejecutivo ha explicado que el pasado miércoles, en el debate para la prórroga del estado de alarma, el Gobierno no tenía garantizada la mayoría en la votación para sacar adelante dicha prórroga, algo que considera necesario para algo fundamental para luchar contra el coronavirus como es restringir la movilidad de los españoles.

"Lo más importante para el Gobierno y para los grupos que sostienen al Gobierno era la prórroga, lo irresponsable es que haya partidos políticos que gobiernan en comunidades autónomas y que el PP haya votado en contra, no es que se haya abstenido, es que se ha opuesto y al pasar esto hay grupos minoritarios que abren la espita de otros temas de Gobierno en la legislatura", ha asegurado.

De esta manera, ha señalado que no tiene "sentido" plantear esos debates cuando se está hablando algo de la relevancia de la prórroga del estado de alarma, hasta el 7 de junio, en el marco de la crisis sanitaria por el Covid-19.

En este sentido, ha recordado que el pasado mes de febrero, el Ejecutivo ya modificó parte de la reforma laboral del PP, evitando que los empresarios pudieran despedir a los trabajadores de forma unilateral por bajas laborales.

"Las consecuencias de la reforma las han vivido los trabajadores, con inseguridad y desprotección y los agentes sociales por desequilibrio en la negociación en beneficio de los empresarios. Eso aspira a corregirlo el Gobierno, queremos hacerlo en el ámbito del diálogo social", ha subrayado.

En este sentido, ha destacado que el objetivo de su Ejecutivo es seguir impulsando el diálogo social y plantear esta senda en el marco de la mesa de reconstrucción, para impulsar una recuperación justa de la economía y del país.

Además, ha señalado que las declaraciones del vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, y de la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, sobre la reforma laboral no le parecen "contradictorias".

Sánchez ha salido al paso así de las declaraciones de Iglesias del pasado jueves, cuando dejó claro que la reforma laboral será derogada al completo y no parcialmente porque así consta en el acuerdo de Gobierno suscrito con el PSOE y en el documento que los socialistas firmaron este miércoles junto a EH Bildu.

"Voy a ser cristalino: 'pacta sunt servanda' (lo firmado obliga)", afirmó Iglesias en una entrevista en Catalunya Radio recogida por Europa Press, en la que se mostró muy duro con la rectificación realizada por los socialistas a última hora de este jueves, tan solo unas horas después de hacer público el acuerdo a tres con EH Bildu y Unidas Podemos.

Ese mismo día, Calviño calificó como "absurdo y contraproducente" abrir el debate sobre derogar la reforma laboral en el marco de la crisis económica y social provocada por la emergencia sanitaria del coronavirus, y apuntó que cualquier modificación laboral se hará con los agentes sociales.

"Con esta realidad sobre la mesa sería absurdo y contraproducente abrir un debate de esta naturaleza y generar la mas mínima inseguridad jurídica en este momento. Los contribuyentes nos pagan para solucionar problemas y no por crearlos", indicó.

También, el presidente del Gobierno ha señalado que el presupuesto del Ministerio de Trabajo destinado a la conciliación "no es suficiente".

Por ello, Sánchez ha incidido en que están hablando con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) "para ver de qué manera" pueden solucionar el problema de conciliación.

El presidente ha lamentado que el problema de la conciliación lo sufren "muchas familias trabajadoras", por lo que están hablando con la FEMP para abordarlo hasta que se retomen las actividades académicas y escolares "de manera más ordinaria".

"La conciliación es uno de los principales problemas que tenemos, el teletrabajo es algo que hemos hablado con los agentes sociales y tenemos que seguir impulsándolo", ha subrayado.

Para ello, ha defendido que hay que plantear una "flexibilización" de la jornada laboral. "Una de las cuestiones centrales es la conciliación", ha sentenciado.

"LA SIGUIENTE EMERGENCIA ES LA CLIMÁTICA"

Por otro lado, el presidente del Gobierno ha destacado la aprobación del proyecto de Ley de Cambio Climático esta semana, que ha sido remitida al Congreso para su tramitación parlamentaria, y ha asegurado que la siguiente emergencia es la climática y "España quiere adelantarse".

"Hasta ahora hablábamos con frecuencia de la emergencia climática sin ser del todo conscientes de lo que significaba la palabra emergencia. Ya lo hemos comprobado en nuestras carnes con la crisis del Covid-19. Ya sabemos que una emergencia es un acontecimiento capaz de alterar por completo la vida del planeta y ocasionar daños colosales como ha ocurrido con el Covid-19".

Sánchez ha recalcado que "el mundo está advertido de que la siguiente emergencia es la emergencia climática. "Nos lo viene diciendo la ciencia desde hace décadas, y España, con esta decisión, quiere adelantaste, anticiparse para obligarnos a conseguir esa neutralidad climática que nos permita pertrecharnos de herramientas e instrumentos para que en el año 2050, por ejemplo, todo el sistema eléctrico sea renovable en esas fechas", ha añadido.

MÁS DE 3,5 MILLONES DE TEST PCR

Respecto a la actual crisis sanitaria, el presidente del Gobierno ha asegurado que en España se han realizado un total de 3.556.567 test de diagnóstico PCR y de anticuerpos hasta el 20 de mayo.

En concreto, ha destacado que, hasta el 20 de mayo, se han realizado 2.221.497 test de diagnóstico PCR, excluyendo los test de anticuerpos.

Además, Sánchez ha señalado que, durante la última semana, entre el 15 y el 21 de mayo, se han realizado un total de 302.086 test PCR y 216.641 test de anticuerpos.

En este punto, ha recordado que esta semana se ha iniciado la segunda oleada del estudio de seroprevalencia para "saber exactamente cuál es la estimación que hacen los epidemiólogos sobre la situación de la epidemia".

Esta segunda oleada del estudio de seroprevalencia, según ha explicado Sánchez, se le ha realizado a la misma población que en la primera oleada de la investigación para "ver la evolución de la epidemia de una manera fidedigna".

FALLECIDOS EN RESIDENCIAS

Respecto a la situación de las residencias, el presidente del Gobierno ha asegurado que harán un estudio de los datos de fallecidos en residencias por coronavirus cuando pase la pandemia. Sanidad solicitó a las comunidades autónomas a principios de abril los datos sobre fallecidos en residencias pero no los ha dado a conocer porque, según aseguró, estaba analizándolos. Recientemente, ha señalado que ha pedido una actualización de estos datos a las comunidades autónomas.

"Estamos muy pendientes de los datos de las residencias, muy pendientes de la evolución de la letalidad con las comunidades autónomas", ha señalado Sánchez al respecto.

El jefe del Ejecutivo ha destacado que tanto el doctor Fernando Simón como los expertos epidemiológicos están "muy pendientes" de los datos de las residencias.

En este punto, ha resaltado que los expertos dicen que cuando pase la pandemia se conocerá "con muchísima más exactitud" cuál ha sido el impacto de la letalidad del coronavirus.

"El Gobierno y las comunidades autónomas estamos actuando con absoluta transparencia y haremos ese estudio cuando pasemos esta epidemia", ha sentenciado Sánchez.

"CONCORDIA Y CONVIVENCIA"

Por último, el presidente del Gobierno ha hecho un alegato a favor de la "concordia y convivencia" frente a los escraches sufridos por varios políticos en sus domicilios o las expresiones de "odio".

Sánchez ha defendido que los fallecidos por la pandemia del coronavirus "se merecen" que primen "la convivencia y la concordia". "Perdieron la vida aquejados del mismo mal, juntas y juntos debemos convivir en el mismo país en el que ellos convivieron", ha abogado coincidiendo con las protestas que durante los últimos días se han producido en muchas ciudades españolas o las manifestaciones convocadas este mismo sábado por Vox para pedir la dimisión del Gobierno.

El jefe del Ejecutivo no ha analizado las caravanas de vehículos convocadas "por la ultraderecha" porque los ciudadanos tienen el derecho constitucional de movilizarse, aunque sí ha pedido que se respeten los criterios de las autoridades sanitarias.

Pero además, ha vuelto a apostar por la "concordia, la convivencia, la tolerancia y el respeto" frente a las manifestaciones de "odio e ira". "Aunque clame en el desierto", ha repetido en varias ocasiones.

Además, ha condenado los "inaceptables" escraches sufridos por el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, o el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, a quienes ha traslado su solidaridad. Y ha revelado que son más los miembros del Ejecutivo que han sufrido este acoso en sus domicilios aunque no haya trascendido a la opinión pública.

Sánchez ha elogiado la "gran respuesta" demostrada por la ciudadanía durante el estado de alarma y por ello ha vuelto a pedir que las conductas "de odio e ira" sean "marginales", teniendo además en cuenta que las víctimas de estas actitudes son políticos que están trabajando "por gestionar y salvar vidas" en plena pandemia.

"Lo que queremos para salvar vidas, empresas y empleos es unidad, pensemos lo que pensemos. Volquemos nuestras energías en dar una respuesta positiva a un drama nacional como la pandemia", ha abogado.

Sánchez cree que España ha dado un mensaje "extraordinariamente positivo" con su actitud ante el virus y un ejemplo "tanto a sí misma como fuera de sus fronteras". "Más allá de otras cuestiones, lo que subyace es que la sociedad ha querido dar una respuesta solidaria a un drama que se ha llevado la vida de muchísimos compatriotas", ha reconocido.

Más información en vídeos 
Comentarios