lunes 13.07.2020

CLM solicita el paso a la fase 3 para las provincias de Cuenca y Guadalajara

Por otra parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha destinará 150.000 euros para atender a víctimas de violencia machista en el recurso extraordinario de acogida por la pandemia del COVID-19
La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha informado en rueda de prensa de los asuntos del Consejo de Gobierno
La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha informado en rueda de prensa de los asuntos del Consejo de Gobierno

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido este martes solicitar el paso a la fase 3 de la desescalada del estado de alerta declarado por la COVID-19 de las provincias de Cuenca y Guadalajara, a partir del próximo lunes, 8 de junio, a la vista de los datos epidemiológicos y con criterios de "máxima prudencia".

Así lo ha dado a conocer en una rueda de prensa telemática la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, en la que, a preguntas de los periodistas, ha indicado que "en principio" no se plantea el paso a esta tercera fase de Toledo, Ciudad Real y Albacete, porque el objetivo es respetar las dos semanas entre una fase y otra como tiempo "razonable" para analizar los datos.

De igual forma, en respuesta a los medios de comunicación, ha matizado que la situación en las residencias de mayores no se modificará en relación a la fase de la desescalada a la que pase determinada provincia, sino que se ha creado un comité de seguimiento específico que está analizando la realidad de cada centro, uno a uno, por lo que las decisiones se adoptarán con arreglo a este análisis.

Por lo tanto, "las decisiones de este comité no estarán basadas en la fase que viva cada provincia sino en la situación individualizada de cada residencia", para evitar así posibles rebrotes que pudieran producirse, ha remarcado la portavoz del Gobierno castellano-manchego.

Respecto a los datos de la pandemia, Fernández ha señalado que hay 130 personas ingresadas por COVID-19 en los hospitales de Castilla-La Mancha y que los centros hospitalarios no presentan ningún ingresado por coronavirus.

Según Blanca Fernández son datos "esperanzadores", que el Ejecutivo regional confía en que se confirmen a lo largo de los próximos días "porque demuestran que la pandemia se está conteniendo a pesar de ir pasando de fases e ir recuperando libertad de movimiento", ha subrayado.

No obstante, ha incidido en que la prudencia en la conducta individual de cada ciudadano es imprescindible porque según ha advertido, situaciones como la vivida en Tomelloso (Ciudad Real), con el "macrobotellón" del pasado fin de semana pueden generar rebrotes, aunque ha añadido que el Gobierno regional espera que sea "la excepción que confirma la norma".

Además, en relación a los últimos datos, la portavoz del Gobierno autonómico ha apuntado que se han detectado 25 casos nuevos por COVID-19 y cuatro ingresados con síntomas, que sin embargo no han necesitado ser llevados a una unidad de cuidados intensivos (UCI), ni respirador.

"Los datos son muy favorables para pensar que las coas se están haciendo bien por parte de la ciudadanía y los profesionales sanitarios y que las decisiones del Consejo de Gobierno se toman siempre desde la máxima prudencia", ha recalcado Fernández.

También ha indicado que hasta el momento se han realizado en Castilla-La Mancha 107.000 PCR y 137.000 test rápidos que hacen un total de 244.000 pruebas de diagnóstico.

Y sobre el "baile de cifras" detectado este lunes en relación al número de fallecidos, la portavoz regional ha explicado que al cambiar el sistema de contabilización por parte del Ministerio de Sanidad, las comunidades autónomas notifican fallecidos que han comprobado que la causa de la muerte es la COVID-19 pero que eso no significa que hayan muerto en las últimas 24 horas.

Por lo tanto, ha recomendado fijarse en la actualización a final de la semana, que incluye todas las notificaciones de cada comunidad, ya que es cuando los datos "coinciden milimétricamente", ha asegurado Fernández.

450.000 MASCARILLAS REPARTIDAS EN 24 HORAS

Además, la portavoz del Gobierno regional ha detallado que las oficinas de farmacia de Castilla-La Mancha han repartido en las primeras 24 horas de la venta de mascarillas quirúrgicas a un coste reducido un total de 150.000 paquetes, lo que supone 450.000 mascarillas.

No obstante, Fernández ha puesto el acento en recordar a los ciudadanos que tienen todo el mes de junio para acudir con su tarjeta sanitaria a la farmacia y adquirir estas mascarillas, por lo que ha pedido “evitar aglomeraciones” porque, ha asegurado, no habrá escasez de este material "en ningún caso" ya que hay cinco millones de mascarillas preparadas.

La portavoz del Ejecutivo autonómico ha recordado también que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) continúa con el reparto de material de protección para profesionales sanitarios y que esta semana repartirá en las gerencia de los distintos hospitales 430.000 unidades más -314.000 mascarillas, 3.350 batas y 97.000 guantes- que hacen un total de 11,5 millones de unidades durante la pandemia.

Asimismo, el Sescam hará llegar a los centros sanitarios 29.700 test rápidos para que pueda continuar el estudio de seroprevalencia entre sanitarios.

ATENCIÓN A VÍCTIMAS DE VIOLENCIA MACHISTA

En otro orden, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado este martes un contrato de emergencia, por un importe de 100.000 euros, para la ampliación del recurso extraordinario de acogida para víctimas de violencia de género y sus hijos que se puso en marcha el 22 de marzo con motivo de la pandemia por COVID-19.

Durante su comparecencia, la consejera de Igualdad ha explicado que estos 100.000 euros se suman a los 50.000 iniciales que se destinaron a este nuevo recurso con la finalidad de duplicar el número de plazas y prolongar su funcionamiento más allá del estado de alarma.

El objetivo, ha dicho, es poder atender el impacto "nocivo y nefasto" que ha tenido el confinamiento entre mujeres víctimas de violencia machista y menores a su cargo, que tuvieron que abandonar su casa y acudir al recurso de acogida para poder "preservar la salud y la vida".

En este sentido, Fernández ha manifestado que "ninguna mujer que sea víctima de violencia de género se puede sentir sola ni quedar desamparada", para lo que ha asegurado que el Gobierno regional está dispuesto a hacer "todos los esfuerzos" para amparar a estas personas en situación de “extrema vulnerabilidad”.

Para ello, ha recordado que este recurso, al igual que el resto con los que cuenta la comunidad autónoma en este ámbito, no solo ofrece una solución habitacional sino que también trabaja en rehabilitación psicológica, secuelas emocionales y recuperación de las víctimas e hijos que, además, pueden acceder a ayudas de hasta 6.000 euros para su salida.

Los 150.000 euros en total que ha destinado la Junta de Comunidades a este recurso extraordinario de acogida "no son nada si sirven para darles una oportunidad a quienes hoy son víctimas y queremos que mañana sean supervivientes y así se vean", ha resaltado la titular regional de Igualdad, quien ha informado de que en la actualidad hay 85 mujeres y 73 niños en recursos de acogida de Castilla-La Mancha.

En otro orden de asuntos, la portavoz ha informado de que el Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno a la cesión del silo de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) a favor del Ayuntamiento para convertirlo en un espacio cultural que pueda ser utilizado para fomentar tradiciones culturales y artísticas realizadas por colectivos y asociaciones de la localidad.

A este respecto, ha indicado que en la provincia de Ciudad Real existe la tradición de convertir estas infraestructuras en "obras de arte enormes" que además son convertidas en "murales espectaculares" de la mano de personas con discapacidad.

INCENDIO EN EL HOSPITAL DE HELLÍN

Por último y de otro lado, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha recibido este martes el primer informe técnico sobre las actuaciones de rehabilitación y reparación de las zonas afectadas en el Hospital de Hellín (Albacete) a causa del incendio ocurrido la pasada semana.

A preguntas de los periodistas durante la rueda de prensa, la portavoz ha explicado que las obras para rehabilitar y reparar lo dañado en el incendio de este centro hospitalario se dividen en tres zonas de actuación.

Con todo, ha indicado que para el Ejecutivo autonómico estas obras son de "prioridad máxima" y que confía en que puedan estar ejecutadas "lo más pronto posible".

La primera de las fases, que ha previsto que esté terminada en una semana o diez días, es la que afecta a consultas externas, radiología y laboratorio, que podrán estar plenamente operativos en cuanto concluya esta parte de la obra.

Asimismo, ha indicado que la segunda fase, que afecta a quirófanos y la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), requiere de una limpieza técnica más avanzada y afecta también a la maquinaria, por lo que se estima que el plazo para terminarla será más prolongado, así como el de la fase tercera de las obras que se ocupará de la zona cero del incendio, el sótano donde están ubicados los almacenes y el mantenimiento.

Más información en vídeos 
Comentarios