miércoles 25/11/20

Cs se abre a negociar unos presupuestos "moderados" que el PP rechaza si está Podemos

Mientras Casado y Sánchez mantienen sus diferencias, la líder de Ciudadanos ha acudido con el deseo de que sea posible una "tregua política" ante la actual crisis porque es el momento de dejar "las luchas partidistas a un lado"
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión con el presidente del PP, Pablo Casado, en el Palacio de La Moncloa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión con el presidente del PP, Pablo Casado, en el Palacio de La Moncloa

Ciudadanos ha expresado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, su voluntad "real y firme" de negociar unos presupuestos "moderados", posición que no comparte el PP, que ya ha avanzado al presidente del Gobierno que no está dispuesto a apoyar unas cuentas públicas con el sello político y económico de Podemos.

La primera jornada de la ronda de contactos de Sánchez con los líderes políticos para acercar posiciones sobre los presupuestos del año que viene e intentar despolitizar la lucha contra la pandemia y que ha comenzado con Pablo Casado e Inés Arrimadas, ha culminado con un resultado desigual.

Mientras Casado y Sánchez mantienen sus diferencias, la líder de Ciudadanos ha acudido con el deseo de que sea posible una "tregua política" ante la actual crisis porque es el momento de dejar "las luchas partidistas a un lado".

Y es que tras casi dos horas de reunión después de más de seis meses de no mantener un encuentro presencial, las posturas del presidente del Gobierno y el líder del PP, Pablo Casado, parecen más alejadas que nunca.

Casado ha ratificado ante Sánchez su negativa no solo a negociar los presupuestos de 2021, sino a pactar la renovación de órganos como el CGPJ, el Tribunal Constitucional, RTVE o el Defensor del Pueblo mientras Podemos forme parte del Gobierno.

Un partido, denuncia el presidente del PP, "radical, imputado por financiación irregular" y que "ataca a la Monarquía y la independencia de la Justicia".

No obstante, Casado ha manifestado que veía alguna posibilidad de acuerdos y ha planteado la creación de una agencia de recuperación económica que gestione de manera "independiente" las ayudas europeas.

Una agencia que el Gobierno se ha comprometido a estudiar, aunque la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ya la ha calificado de instrumento "anecdótico".

Para Montero el hecho de que Casado reclame una agencia que gestione los fondos por personas que no están en el Gobierno y que los "desconecte" de los planes de transformación del país, demuestra que el líder del PP "no se ha enterado de nada" de lo que el Ejecutivo ha negociado en Bruselas.

Más allá de esta agencia, la portavoz del Ejecutivo ha sido especialmente dura con Casado por la "actitud obstruccionista" y la "cerrazón" de PP a negociar los presupuestos, renovar los órganos constitucionales o a despolitizar la gestión de la pandemia.

Por contra, fuentes 'populares' han recriminado a Montero que haya comparecido tras la reunión de Casado con Sánchez con la única consigna de "atacar al PP".

Consideran que su líder ha acudido "con los deberes hechos" mientras que Sánchez no llevaba "ni un solo papel ni propuesta".

Sensación bien distinta se ha percibido tras el encuentro entre Sánchez e Inés Arrimadas.

Pese a ser muy crítica con la gestión del Gobierno ante la pandemia, Arrimadas ha reconocido que ha visto "predisposición" en el jefe del Ejecutivo a negociar las cuentas con Cs y aunque no han fijado todavía una fecha para la primera reunión, ha pedido que no se pierda el tiempo.

Arrimadas ha reclamado también que esos presupuestos sean "moderados, sensatos y no tengan ideologías perjudiciales" para el país, en alusión a Unidos Podemos, ERC o EH Bildu, y evitar así que se acaben "repartiendo entre Rufián, Otegi o Iglesias en un despacho".

Ha advertido que de los nuevos presupuestos depende que se puedan ejecutar "correctamente" las "decenas de millones" que van a llegar de Europa por lo que no son unas cuentas públicas normales sino "las más importantes de la democracia".

"Podemos equivocarnos pero vamos a dormir con la conciencia tranquila", ha afirmado.

Sin embargo, Ciudadanos ya ha avanzado que no está dispuesto a negociar los nombres para la renovación pendiente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

"Que no cuente con nosotros para esta designación", ha dicho Arrimadas, quien ha pedido cambiar la forma de elección de estos cargos con una reforma de la ley orgánica de este órgano constitucional.

Esa es la "solución fantástica que no cuesta ni un euro", según la líder de Ciudadanos para renovar el CGPJ porque solo se trata de que PSOE y PP "se pongan de acuerdo" para aprobar esta reforma con el apoyo de la formación naranja para cambiar el sistema de elección, para lo que "no hace falta Podemos".

Por lo que se refiere a la propuesta de Casado creación de una agencia nacional de recuperación económica, Arrimadas ha dicho que ya trasladó "hace tiempo" al Gobierno la necesidad de un organismo para gestionar con más agilidad las ayudas europeas.

Desde el Gobierno, Montero ha celebrado la voluntad de diálogo mostrada por Cs que puede desembocar en su apoyo a los presupuestos, una disposición "por encima de tacticismos" que es, ha recalcado, la que reclama el Ejecutivo.

Ha admitido que entre las diferencias con Cs está la política fiscal, pero ha señalado que habrá que buscar puntos de encuentro y equilibrio en esta materia que permita acompasar la progresividad con el crecimiento y el empleo y que pueda contar con el apoyo de las fuerzas políticas necesarias, incluida Ciudadanos.

Más información en vídeos 
Comentarios