viernes 10.07.2020

Sanidad no ve "descartable" una segunda oleada y advierte de que podría volver el confinamiento

- La ministra de Hacienda y portavoz subraya que el fondo de 16.000 millones tendrá "más impacto" en las CCAA con más gasto por COVID-19.

- El Gobierno acusa a Casado (PP) de alejarse del consenso internacional sobre la necesaria salida ordenada del confinamiento.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha señalado que "no es descartable" un segundo brote de Covid-19 en España, por lo que ha pedido a los ciudadanos que sigan las recomendaciones sanitarias para evitar que haya que volver a una situación de confinamiento estricto, como el que se ha producido desde el estado de alarma de mediados de marzo.

Un documento del Ejército de Tierra prevé dos oleadas más de la epidemia generada por el Covid-19 y un plazo de un año o un año y medio para recuperar la normalidad, aunque asume que ninguna vacuna ofrecerá un cien por cien de protección ni podrá estar lista hasta principios de 2021.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de este martes junto a la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, el ministro ha sido preguntado acerca de este documento. "No es descartable una segunda oleada, lo mejor es seguir las recomendaciones que estamos dando", ha comentado, resaltando los "esfuerzos" que está realizando la comunidad científica internacional para encontrar una vacuna, aunque no ha fijado plazos de cuándo va a poder estar disponible.

Por ello, ha recordado que, dentro de esta 'nueva normalidad' hasta encontrar una vacuna, que hay "aprender a relacionarse de forma distinta". "Si las seguimos al pie de la letra, si usamos la mascarilla de forma obligatoria en el transporte pública y mantenemos la distancia interpersonal, es la medida más eficaz para evitar una segunda oleada", ha apuntado.

Para evitar rebrotes, Illa ha advertido de que si se produce un rebrote "habrá que detener el proceso de desescalada y eventualmente retroceder si así lo aconseja la situación epidemiológica". "La clave para no retroceder es la responsabilidad individual, que nos comportemos todos de una forma ejemplar como hasta ahora, siguiendo las recomendaciones de los expertos sanitarios".

A este mismo respecto, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha instado a "mantener mucha precaución y las medidas de seguridad debida para no tirar por tierra todo lo conseguido hasta ahora", citando a países como Corea del Sur o Alemania, que han sufrido rebrotes del Covid-19 en la progresiva relajación de las medidas de contención del virus. "Está en nuestras manos poder lograrlo con nuestra posibilidad individual y colectiva", ha apostillado.

EL GOBIERNO "NO OCULTA" LA LISTA DE EXPERTOS DE LA DESESCALADA

Por otra parte, el ministro ha reiterado que el Gobierno "no oculta nada" con respecto a la publicación de la lista de expertos que asesora al Gobierno en la decisión de qué comunidades autónomas progresan o no de fase. Como en anteriores ocasiones, el ministro ha insistido en que estos responsables son "funcionarios del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES)", dirigidos por el epidemiólogo Fernando Simón.

Illa ha explicado que no participan en este proceso ni el Comité Científico de Expertos ni el grupo que asesoró a la vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, en el plan de transición hacia la nueva normalidad. "Quien hace este informe son los funcionarios y técnicos del CCAES", ha reiterado, puntualizando que el Gobierno "va a respetar todos los mecanismos de transparencia a los que tiene que someterse".

De su lado, la portavoz del Gobierno ha resaltado, con motivo del Día Internacional de la Enfermería, la labor que realizan los enferermeros para garantizar la salud de los españoles, especialmente en un periodo como el actual, con la crisis sanitaria del Covid-19.

"En nuestro país contamos con unas magníficas enfermeras, con una elevada cualificación técnica, profesional y humana, que las hace imprescindibles para asegurar la salud de los ciudadanos, tal y como se está demostrando en esta pandemia. Son personas que arriesgan su vida para intentar salvar la vida de otros", ha comentado durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros este martes.

Igualmente, Montero ha aplaudido, a nivel general, la "labor y solvencia" de epidemiólogos, técnicos, enfemeros, facultativos, Ministerio de Sanidad y comunidades autónomas, que a su juicio "está siendo absolutamente clave para contener la pandemia".

Por su parte, el ministro de Sanidad ha mostrado su "reconocimiento" a todas las enfermeras, "de forma muy especial en estos meses de emergencia sanitaira". "Su papel ha sido clave en el Sistema Nacional de Salud por los cuidados a pacientes, su humanización y el trabajo de nexo que hacen entre centros de salud y ciudadanía", ha afirmado.

TRABAJO "MUY MUY NOTABLE" DE LAS CCAA

Además, Illa ha resaltado durante su comparecencia que las comunidades autónomas han realizado un trabajo "muy muy notable" para estar preparadas para el rastreo de casos de Covid-19 en la fase de desescalada, con el objetivo de la detección precoz de los positivos y de sus contactos.

Illa ha destacado que la Atención Primaria, que tiene una red "muy potente y muy capilar", "es la que va a ejecutar buena parte del trabajo de rastreo". Preguntado acerca de la posibilidad de fijar un mínimo de 'rastreadores' por 100.000 habitantes, el ministro ha señalado que el indicador del Ministerio es el de "porcentaje de casos sospechosos que sigue" cada comunidad autónoma.

"El objetivo es que se detecte un porcentaje muy alto de estos contactos estrechos. En la Orden que hemos publicado hoy se piden a las CCAA una serie de indicadores para asegurar que enseguida que se detecte un caso se identifiquen los casos estrechos", ha comentado, celebrando el "trabajo muy muy notable y el despliegue muy importante" de las comunidades autónomas para estar preparadas en el desconfinamiento.

Sobre la adopción de una aplicación móvil para el rastreo de casos, Illa ha resaltado que "lo más importante" para asegurar la detección precoz de positivos es "una muy buena red" de Atención Primaria y Salud Pública con recursos suficientes, por lo que esta eventual 'app' puede ser "una herramienta de apoyo".

El ministro ha insistido en que España está participando en todos los proyectos europeos puestos en marcha para desarrollar una aplicación de este estilo. Según Illa, "el atractivo más importante" es que esta 'app' tuviera carácter europeo, pero ha advertido de que "hay que asegurarse" de que esta plataforma "no detecta falsos contactos y están conectadas con los sistemas asistenciales". Por otra parte, ha recordado que se debe tener cuidado con "cuestiones como el marco jurídico o la privacidad de las personas".

FONDO DE 16.000 MILLONES CONTRA LA COVID-19

Por su parte, la ministra de Hacienda ha subrayado que el fondo de 16.000 millones creado para ayudar a las Comunidades ante la pandemia por coronavirus tendrá "más impacto" en las autonomías con más gasto por la enfermedad y que se sigue estudiando los criterios de reparto después de la primera propuesta lanzada por su departamento la semana pasada y las aportaciones de los Gobiernos regionales.

Montero ha explicado que se estudian propuestas autonómicas para modificar algunos criterios, como el de las pruebas PCR. La idea inicial de Hacienda era atender al número de PCR positivas, pero se baraja que el criterio sea el de PCR realizadas, para "tener en cuenta el esfuerzo" e incluir los test en hospitales, también en residencias de ancianos y en atención primaria. "Lo vimos bien", ha admitido la ministra.

También ha dicho que se estudia cambiar el criterio de la población para que no se cuente la población ajustada sino la "población protegida equivalente", un criterio que se emplea en Sanidad y que desde el principio el Ministerio ha barajado. El objetivo es tener en cuenta distintos factores como el de personas mayores de 65 años, la dispersión, la insularidad o la población menor de 16.

EL COSTE DE LA EMERGENCIA SANITARIA PESA MÁS

El objetivo de Hacienda es que estos fondos cubran el mayor gasto causado por el Covid-19, por lo que las variables que tienen en cuenta la emergencia sanitaria (PCR, hospitalizados e ingresos en UCI) pesan más: el 80% en un primer tramo de reparto de 6.000 millones y el 60% en el segundo tramo de 4.000, según la propuesta inicial de Hacienda que se está revisando. La población aportaría el resto.

Montero ha defendido la utilidad de este fondo para las Comunidades ante la situación que están viviendo de aumento de gasto y de caída de ingresos y que se sumará, ha recordado, a los traspasos propios del sistema de financiación autonómica. "La realidad de cada Comunidad Autónoma, la fortaleza y vigor de su sistema sanitario, es preocupación del Gobierno", ha dicho.

Los 16.000 millones se reparten en un fondo de 10.000 millones no reembolsables y sin intereses para cubrir el gasto sanitario, así como otros 5.000 millones para compensar la caída de ingresos y otros mil, para gasto social.

Los primeros criterios aportados por el Ministerio de Hacienda han recibido críticas de distintas Comunidades. Por ejemplo desde Murcia, se reclama que la población pese más y se entiende que se penaliza "la buena gestión de la pandemia".

Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León han hecho hincapié en que los fondos de compensación tengan en cuenta cuestiones como el envejecimiento o la dispersión de población, además de las pruebas PCR realizadas y la inversión realizada en Sanidad en los ejercicios anteriores.

Por su parte, Baleares ha pedido tener más en cuenta "la caída de los ingresos en cada uno de los territorios" y ha lamentado que "se obvien parámetros como que Baleares ha invertido mucho más" en sanidad pública, atención primaria o residencias que otras CCAA.

AMPLIAR LÍNEAS ICO DESTINADAS A EMPRESAS

De otro lado, el Gobierno se planteará la posibilidad de ampliar las líneas del Instituto Oficial de Crédito (ICO) para empresas, autónomos y pymes en la medida en que se agote el tercer tramo desbloqueado la semana pasada.

Así lo ha subrayado la ministra de Hacienda a la vez que ha constatado que esta liquidez está siendo de "enorme utilidad" para el conjunto del tejido productivo.

Montero ha explicado que el Gobierno ha ido poco a poco poniendo a disposición de las empresas las diferentes líneas ICO, para, progresivamente, adaptarse a la demanda, teniendo en cuenta el número de solicitudes planteadas o el tamaño, entre otros elementos.

"Este tipo de préstamos cuentan, ni más ni menos, con algo tan importante como un aval del Gobierno de España", ha remarcado la ministra portavoz. Según ha dicho, esta garantía facilita el acceso a crédito, ya que el Estado responderá ante el banco en caso de que las operaciones resulten fallidas.

En este sentido, ha recordado que la garantía pública avala hasta el 80% de los préstamos a pymes y autónomos, mientras que el segundo tramo por importe de 20.000 millones de euros solo iba destinado a este colectivo.

La primera y tercera línea, de 20.000 millones y 24.500 millones de euros, respectivamente, han ido dirigidas en un 50% a pymes y autónomos, considerado el más vulnerable en la crisis económica generada por la expansión del coronavirus Covid-19. La otra mitad va destinada a paliar las dificultades de las grandes empresas.

Por otra parte, Montero ha asegurado que no cuenta con datos de operaciones no formuladas. "No puedo confirmar ninguna cifra sobre el número de operaciones rechazadas", ha añadido.

CASADO SE ALEJA DEL CONSENSO INTERNACIONAL

En otro orden de asuntos, el Gobierno ha advertido al presidente del PP, Pablo Casado, de que su posición contraria a seguir manteniendo el estado de alarma en España supone alejarse del consenso internacional existente con respecto a la necesidad de ir abandonando de manera progresiva y "ordenada" las medidas de confinamiento de la población decretadas para frenar la transmisión del nuevo coronavirus.

"En todos los países del mundo donde se ha producido un confinamiento se está produciendo una salida ordenada", ha subrayado la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo durante su comparecencia, en la que ha dicho no comprender la posición del PP contraria a restringir derechos fundamentales como la libertad de movimiento a través del mecanismo constitucional "más garantista", como es a juicio del Gobierno el estado de alarma, que precisa de la autorización del Congreso de los Diputados para prorrogarlo más allá de los primeros 15 días.

La portavoz ha remarcado que resulta "fundamental" ir abandonando progresivamente las restricciones para poder "prevenir la aparición de rebrotes" y se ha preguntado si el PP, defendiendo que se levante el estado de alarma, piensa que "mañana todos pueden salir sin ningún tipo de control", ya que el Gobierno sostiene que se requiere el instrumento del estado de alarma para restringir un derecho fundamental como la libertad de movimiento.

Montero ha añadido que no tendría "lógica" ni sería de "sentido común" que el Gobierno, disponiendo de un mecanismo que garantiza el control parlamentario a las decisiones del Ejecutivo, optara por recurrir a cualquier otra ley orgánica u ordinaria para limitar los derechos de los ciudadanos.

"Si hay un mecanismo constitucional que permite que sean los grupos parlamentarios los que aprueben o denieguen (las medidas de estado de alarma propuestas por el Gobierno) ¿cómo puede ser que el principal partido de la oposición se niegue a utilizarlo? O bien entiende que mañana todos podemos salir sin ningún tipo de control o porque entiende que tiene que ser el Gobierno el que establezca cuáles son las reglas para la restricción de los derechos fundamentales", ha desarrollado.

La ministra ha insistido en que el Gobierno juzga necesario mantener el estado de alarma al menos durante toda la fase de transición hacia la 'nueva normalidad' en que está previsto seguir manteniendo las restricciones sobre la movilidad de los ciudadanos.

OTRA PRÓRROGA, DE SENTIDO COMÚN

Para sacar adelante la que tendrá que ser la quinta prórroga del estado de alarma a partir del próximo 24 de mayo, Montero ha confiado "en el sentido común" de las formaciones políticas presentes en el Congreso de los Diputados. Según la portavoz, el Gobierno mantendrá el diálogo con aquellos partidos que posibilitaron la investidura de Pedro Sánchez (entre ellos ERC que en la última votación de la prórroga del estado de alarma pasó de la abstención al voto en contra), pero también entablará conversaciones con aquellos partidos que han mostrado su voluntad de llegar a acuerdos con el Gobierno, como es el caso de Ciudadanos, con cuya líder, Inés Arrimadas, prevé hablar este martes Sánchez.

Preguntada si en esa conversación con Arrimadas el presidente le pedirá apoyo para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, Montero ha dicho esperar que hablen de "todo aquello que ambos consideren de interés" para el "futuro más inmediato" y en aquellas cuestiones que consideren que puedan encontrar puntos de unión.

Como ya hiciera en ocasiones anteriores, Montero ha explicado que la vocación del Gobierno, como la de cualquier otro, es la de "ampliar sus apoyos parlamentarios" sobre todo en una situación como la que atraviesa España, con el reto de superar una emergencia sanitaria y hacer frente a las consecuencias económicas que traerá consigo. En este sentido, ha querido poner en valor la voluntad de colaboración mostrada por Ciudadanos.

No obstante, ha indicado que corresponderá a Ciudadanos determinar en qué cuestiones o materias presta su apoyo al Gobierno, que buscar "ampliar sus apoyos parlamentarios", no sustituir unos por otros.

Más información en vídeos 
Comentarios