domingo 25/10/20

Sanidad destaca que CLM hace un "esfuerzo importante" en capacidad diagnóstica

Y su sistema de detección precoz, en el informe realizado para el paso de fase en el Plan de desescalada de la comunidad autónoma
Sanidad estudia las peticiones de desescalada de las CCAA con Madrid como gran incógnita
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una imagen de archivo durante uno de los encuentros con Castilla-La Mancha para el cambio de fase

El Ministerio de Sanidad ha considerado que Castilla-La Mancha "está haciendo un esfuerzo importante" para reforzar su capacidad diagnóstica y su sistema de detección precoz y seguimiento de contactos en Atención Primaria, con una estrategia que está en marcha desde el 11 de mayo. 

Esta es una de las consideraciones que se recogen en el informe del Ministerio de Sanidad del 15 de mayo, en el que se autorizó que las provincias de Toledo, Albacete y Ciudad Real pasaran a la fase 1 de la desescalada, toda vez que Cuenca y Guadalajara entraron en esa fase el lunes 11 de mayo. 

El informe, publicado por el Ministerio de Sanidad y consultado por Efe, añade, asimismo que en Atención Hospitalaria hay "una elevada proporción de realización de PCR" relacionada con la realización de estas pruebas a personas que van al hospital a realizarse cirugías, pruebas y técnicas diagnósticas invasivas, hemodiálisis o pacientes de oncología, entre otros tratamientos. 

Asimismo, se recomienda hacer un "seguimiento estrecho" de los indicadores sobre identificación de sospechosos, realización y positividad de PCR a medida que se implementa la nueva estrategia y la nueva herramienta informática. 

También se recoge que la capacidad de laboratorio para Castilla-La Mancha es de 1.500 PCR al día, que junto con la capacidad para realizar otras pruebas de biología molecular para detección de coronavirus alcanza las 6.600 pruebas al día. 

En este sentido, el informe recomienda "seguir estrechamente" esta capacidad y garantizar el resultado en 24 horas de todas las PCR. 

Asimismo, señala que se ha puesto en marcha una estructura logística y de almacenamiento centralizado para el control y gestión de materiales y recursos necesarios para la respuesta y se han reforzado los recursos humanos en sanidad con la contratación de 4.332 profesionales, que mantendrán sus contratos hasta pasado el verano. 

Por otro lado, recoge que más de 300 profesionales de enfermería serán asignados a Atención Primaria, en base a cupos de tarjeta sanitaria individual, para la vigilancia y seguimiento de contactos y aislamientos, al tiempo que se indica que la comunidad autónoma cuenta con 90 profesionales para vigilancia epidemiológica.

También contempla que se incorpora, desde el 14 de mayo, un modelo de alerta y vigilancia epidemiológica gracias a una nueva herramienta informática con recogida web que permitirá tener datos "fiables e instantáneos" y será accesible en todo el sistema sanitario público y privado. 

En relación a las residencias de mayores, el informe del Ministerio de Sanidad indica que se ha asignado la gestión sanitaria a las correspondientes gerencias de área integrada, se han diseñado planes de contingencia, se han creado equipos específicos de actuación sanitaria y se ha implementado una aplicación web para la gestión de la información.

El general, el informe concluye que las medidas para la protección colectiva han sido "numerosas y dirigidas tanto a la población en general como a colectivos específicos y vulnerables". 

En cuanto a los datos de contagios, en el informe del 8 de mayo -en el que se autorizó el paso a fase 1 de Cuenca y Guadalajara pero no de las otras provincias- el Ministerio de Sanidad señala que existían "diferencias importantes interprovinciales", pues mientras que en Cuenca la incidencia acumulada en 14 días era de 4,5 casos diagnosticados con PCR por 100.000 habitantes y en Guadalajara, de 3,1, en Toledo era de 11,7; en Albacete, de 14,9 y en Ciudad Real, había 9,5.

Además, en el informe del 15 de mayo -en el que se aprobó el cambio de fase para Toledo, Albacete y Ciudad Real- se recoge que la incidencia acumulada de casos por fecha de inicio de síntomas en los siete últimos días se ha reducido respecto a la incidencia en los últimos 14 días, tanto por fecha de inicio de síntomas como de diagnóstico.

Más información en vídeos 
Comentarios