jueves 02.07.2020

Castilla-La Mancha defiende la “transparencia” en las cifras, presentadas según lo exigido

- Las Cortes de Castilla-La Mancha instan a reforzar el sistema sanitario público e impulsar nuevas medidas económicas.

- Castilla-La Mancha ha incorporado 4.569 sanitarios y 1.658 camas y ya ha desembolsado 144 millones contra la COVID-19

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, durante su intervención en el pleno de las Cortes regionales
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, durante su intervención en el pleno de las Cortes regionales

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado dos propuestas de resolución, de PSOE y Ciudadanos (Cs), en las que se pide instar al Gobierno regional a reforzar el sistema sanitario público, fortalecer los servicios sociales e impulsar un modelo educativo adaptado a las nuevas circunstancias, así como la actividad económica y medidas fiscales.

Ambas iniciativas han salido adelante este jueves en el pleno del Parlamento autonómico con el voto a favor de PSOE y Cs y la abstención del PP.

Por el contrario, la propuesta de los 'populares' en la que lamenta la gestión del Gobierno regional y pide que las Cortes condenen las declaraciones del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, sobre determinados colectivos, además de investigar y conocer "toda la verdad sobre la crisis", ha sido rechazada con el voto en contra del PSOE y a favor de PP y Ciudadanos.

Durante su intervención en la sesión plenaria, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha defendido la "claridad y transparencia" de la Junta durante la crisis sanitaria en relación a las cifras de fallecidos con confirmación de COVID-19 y con sospecha de tener la enfermedad, y ha asegurado que han sido presentadas "conforme a las exigencias de los protocolos, de las instrucciones y de los sistemas de información del Ministerio de Sanidad".

El titular de Sanidad ha afirmado que se han realizado "muchos cuestionamientos sobre cifras y realidades" y ha añadido que, desde el ámbito que le compete, siempre se han expresado los datos "con claridad y transparencia", a pesar de que algunos hayan intentado "sembrar dudas" al respecto, "dejando entrever ocultamiento".

Fernández Sanz ha recordado que las cifras de fallecidos se han ofrecido diariamente, tanto de confirmados como de sospechosos, y ha señalado que el índice de transparencia de 'Dyntra' sitúa a Castilla-La Mancha en la quinta posición.

También ha destacado el esfuerzo de divulgación que se ha hecho para hacer llegar a la ciudadanía recomendaciones frente al contagio, que han supuesto la "constante" actualización de la web de sanidad y actividad en las redes sociales de la Consejería, así como la elaboración de materiales didácticos para la población.

El consejero también ha asegurado estar "verdaderamente cansado", desde el punto de vista emocional, "de todos los que predicen el pasado" y ha retado a encontrar una publicación "seria y científica" donde un experto epidemiólogo ya previera a finales de febrero o principios de marzo lo que iba a ocurrir.

Ha resaltado que ya son más de 150 los ensayos clínicos en los que se está trabajando, y que Castilla-la Mancha participa en 23, y ha hecho hincapié en que las comunidades autónomas se fueron preparando cuando saltaron las alertas internacionales "en base a lo que decían los profesionales en epidemiología".

En este punto, ha repasado algunos datos y ha recordado que se han realizado 4.569 contrataciones, a fecha de 2 de junio, lo que supone el 15,2 % de la plantilla del servicio regional de salud, y ha concretado que 3.090 profesionales se han contagiado, de los que 2.726 ya se han curado y 364 permanecen aún en aislamiento.

Asimismo, ha destacado el esfuerzo que se ha hecho en la adquisición de material de protección y equipamiento sanitario, pasando de 4.807 camas convencionales a 6.107 o de 169 camas de críticos a 358.

A esto ha sumado el seguimiento a 81.000 pacientes a través de 200.000 llamadas desde Atención Primaria y la realización de 6.329 intervenciones quirúrgicas de urgencia entre el 15 de marzo y el 31 de mayo, de las que la mitad, 3.251, estaban programadas para pacientes oncológicos.

Durante el debate, tanto el titular de Sanidad como los tres grupos parlamentarios -PSOE, PP y Ciudadanos (Cs)- han trasladado sus condolencias a las familias de las víctimas y han mostrado su agradecimiento a los trabajadores de los servicios esenciales.

El diputado socialista José Antonio Contreras ha respondido a las críticas de la oposición por la gestión del Gobierno regional aseverando que "nadie preveía esto", a pesar de lo cual el Ejecutivo autonómico "se puso a trabajar desde el minuto uno".

Contreras ha apelado a "la unidad, lealtad y crítica constructiva" y ha dicho que es el momento de "aunar esfuerzos, no de sacar rédito político", por lo que ha abogado por trabajar "de manera conjunta".

Por el contrario, la diputada del PP Ana Guarinos, que ha lamentado que Castilla-La Mancha ha sido "una de las regiones más afectadas" por la pandemia, ha considerado que a la Junta "le ha sobrado soberbia y le ha faltado humildad y humanidad".

"Ha faltado de todo y para todos", ha aseverado Guarinos, quien ha añadido que los profesionales que han trabajado en primera línea han estado "desabastecidos y abandonados por su Gobierno", cuya actuación ha tachado de "negligente, de principio a fin" y al que cree que esta crisis "le ha desbordado por completo".

También la portavoz del grupo Ciudadanos, Carmen Picazo, ha tildado de "verdadero desastre" la gestión sanitaria de la Junta, de la que ha dicho que "ha pecado de falta de anticipación, reacción y humildad".

Si bien, ha apuntado que Cs está "en la política útil" y que es el momento de "arrimar el hombro" para salvar vidas y empleos, por lo que ha resaltado la importancia del Pacto por la Reconstrucción, que contempla medidas "para que no se vuelvan a cometer los mismos errores".

"AUTÉNTICA REPULSA" POR BUSCAR "VENTAJISMO"

Por otra parte, el consejero de Sanidad ha asegurado que tratar de sacar “ventajismo político” de la crisis sanitaria le produce “auténtica repulsa” y ha criticado: “Eso no es oposición, es destrucción”.

Así se ha pronunciado Fernández Sanz durante su intervención, en respuesta a las críticas a la gestión de la crisis sanitaria que PP y Ciudadanos (Cs) han hecho durante el debate general.

“En una situación así, hemos echado en falta el compromiso cívico de la oposición”, ha asegurado el consejero, quien ha lamentado que el PP “alineó todos sus esfuerzos” en llevar a cabo una “política de desgaste a este Gobierno”.

Ha denunciado que toda su política de comunicación en los medios y en las redes sociales se ha centrado en “generar ruido, buscando mermar la confianza de los trabajadores y de la ciudadanía”, con lo que, a su juicio, “ha demostrado falta de miras, arremetiendo con oleadas de campañas, buscando ventajismo político”.

Asimismo, ha afirmado que le ha sorprendido el comportamiento de Ciudadanos, del que ha añadido que esperaba “más compromiso”, aunque “no ha utilizado los medios a su alcance”.

El titular de Sanidad ha recordado que la oposición “se lanzó a solicitar la apertura del nuevo Hospital de Toledo” y ha resaltado que este centro sanitario “no solo es la infraestructura”, sino que tiene que contar con el equipo y personal necesario y que “no podemos cambiar de un sitio a otro”.

Por eso, ha incidido en que se optó por “aprovechar al máximo” las infraestructuras que los profesionales ya conocían.

Fernández Sanz ha dicho que no tiene “ninguna carta, whatsapp, correo o conversación” con ningún profesional a favor de abrir el nuevo centro sanitario y ha remarcado que esta idea “solo está en la mente de la oposición”, a la que ha acusado de “demagogia”.

Asimismo, ha considerado que los ‘populares’ tienen “tanta mala conciencia” por haber parado la obras de todos los hospitales que “no les permite descansar”, de manera que “ahora quieren resarcirse abriendo el Hospital de Toledo”.

También ha mostrado su “decepción” por que, a fecha de 14 de abril, el PP pidiera una comisión de investigación, acusando al Ejecutivo autonómico de “mentir con las cifras, menospreciar a los ciudadanos y de falta de respeto a los profesionales”, cuando “nunca ha sido así”, ha apuntado.

“No están más dolidos que yo y que el Gobierno”, ha aseverado Fernández Sanz, quien ha insistido en que tratar de sacar “ventajismo” en este ámbito le produce “auténtica repulsa”, al tiempo que ha indicado que “siempre cabe una conversación, entendimiento, diálogo y pacto”, ha concluido.

Más información en vídeos 
Comentarios