martes 31.03.2020

El Gobierno decide prorrogar 15 días el estado de alarma por la crisis del coronavirus

- Sánchez se lo ha comunicado a los presidentes autonómicos este domingo y solicitará la autorización del Congreso para ello.

- Los presidentes autonómicos recriminan de manera casi generalizada al presidente del Gobierno la falta de material sanitario.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado de los cuatro ministros del Comité Técnico del coronavirus, durante la videoconferencia con los presidentes autonómicos desde Moncloa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado de los cuatro ministros del Comité Técnico del coronavirus, durante la videoconferencia con los presidentes autonómicos desde Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha trasladado este domingo a los presidentes autonómicos que pedirá en el Congreso la prórroga del estado de alarma durante otros 15 días, según informaron a Europa Press fuentes autonómicas.

El jefe del Ejecutivo se ha reunido en la mañana de este domingo con los presidentes de las comunidades autónomas. En está videoconferencia ha estado acompañado de los cuatro ministros que forman la autoridad delegada en esta crisis: el titular de Sanidad, Salvador Illa; la de Defensa, Margarita Robles; el de Interior, Fernando Grande-Marlaska; y el de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos.

Durante la reunión, Sánchez ha trasladado a los presidentes regionales su intención de pedir al Congreso la prórroga del estado de alarma durante otros 15 días. Este trámite es obligatorio si el Gobierno quiere prorrogar la situación, según establece la Ley 4/1981 de estados de alarma, excepción y sitio.

Así, el artículo sexto de esta Ley prevé que el Parlamento no sólo autorice la prórroga, sino que también puede establecer el alcance y las condiciones vigentes durante la misma.

Se trata de la segunda reunión por videoconferencia de Pedro Sánchez con los presidentes autonómicos desde que se declaró el estado de alarma el sábado 14 de marzo. La intención del presidente del Gobierno es que este encuentro con los presidentes de las comunidades autónomas se realice una vez por semana.

La duración inicial del estado de alarma era de 15 días, hasta el 29 de marzo. Durante esta semana, sin embargo, los casos de contagio se han disparado y ya este sábado el propio Sánchez advirtió de que nos enfrentamos a días muy duros. Con la prórroga de 15 días, que tendrá que ser aprobada por el Congreso, el estado de alarma se alargaría hasta el 12 de abril.

FALTA DE MATERIAL SANITARIO

La mayoría de los presidentes autonómicos ha exigido este domingo al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que les mande cuanto antes más material sanitario para hacer frente a la crisis del coronavirus y los test necesarios para diagnosticar la enfermedad.

Casi cinco horas ha durado la segunda videoconferencia de Sánchez y los cuatro ministros al mando de esta crisis con los gobernantes regionales, en la que el jefe del Ejecutivo les ha informado de la prórroga del estado de alarma por quince días más.

Y los presidentes -unos más críticos que otros-, por su parte, le han hecho una petición casi al unísono, la de más medios para afrontar la pandemia.

Al terminar el encuentro, Pedro Sánchez comparecía en La Moncloa y volvía a insistir en que esta crisis "no va de territorios, ideologías o de partidos" sino de "ganarle la partida al virus".

Ha explicado que le ha pedido a los presidentes autonómicos lo mismo que les promete, "coordinación, colaboración y solidaridad", como les ha recalcado también que "no cabe el egoísmo" en este momento.

"No nos jugamos la reputación ni ningún titular", ha insistido el jefe del Ejecutivo, que ha abogado por "no perder el tiempo" ni malgastarlo con "matices irrelevantes o absurdas sospechas".

Mientras Sánchez ha vuelto a dar cifras del material que espera España en los próximos días y ha recordado, como ayer, lo duro que está siendo adquirirlo en un mercado internacional cada vez más "agresivo" por la extensión de la pandemia en todo el mundo, los dirigentes autonómicos han insistido en pedirle que acelere con la adquisición y el reparto de productos imprescindibles.

Pero también ha habido quienes ya han hecho o están haciendo por su cuenta compras de material, como es el caso de Madrid y Galicia.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha reclamado al Ejecutivo que no bloquee el envío que la Comunidad está a punto de recibir.

Ayuso ha explicado que Madrid espera dos aviones con material comprado en mercados internacionales y el primero de ellos, que llegará en 48 horas, traerá unos trescientos respiradores y ventiladores, además de 140.000 muestras, mascarillas y batas.

"Lo que le pido (a Sánchez) es que se comprometan a que una vez que el avión aterrice y el material esté aquí nos garanticen que no habrá problemas", ha explicado la presidenta madrileña, quien cree que sería una "dejación de funciones" quedarse con los brazos cruzados en lugar de seguir con la compra.

Y el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha explicado que la Xunta mantiene los procesos de compra de material sanitario iniciados antes de la declaración del estado de alarma debido -ha indicado- a la falta de suministro de estos enseres por parte del Estado en las últimas jornadas.

"No hay material sanitario que garantice para las próximas semanas la labor asistencial de la calidad a la que estamos exigidos", ha advertido Núñez Feijóo, quien ha confirmado la compra de ocho millones de mascarillas quirúrgicas que, si nada "se interrumpe desde el origen hasta el término", podrán ir distribuyéndose a partir del próximo martes.

El lehendakari, Íñigo Urkullu, y el presidente andaluz, Juanma Moreno, han coincidido en reclamar a Sánchez que el Gobierno facilite cuanto antes test del coronavirus para poder hacer pruebas masivas.

Urkullu ha dicho que comparte con Sánchez "prioridades y urgencias" y le ha expresado su "disposición total a la colaboración", pero ha insistido en que a efectos de planificación necesita saber cuántos test rápidos van a recibir las Comunidades Autónomas y cuándo van a llegar y ha asegurado que "hasta el momento", Euskadi está gestionando la crisis "con recursos propios".

Juanma Moreno, por su parte, ha pedido los test pero también un reparto "más ágil y efectivo" del material sanitario, así como el cierre de los puertos y aeropuertos, salvo para mercancías, con un control "estricto" en la verja de Gibraltar.

Moreno ha pedido también un fondo de emergencia social; que se declaren "imprescindibles" los traslados de los trabajadores del campo a sus explotaciones; que no paguen cuotas a la Seguridad Social las empleadas de hogar durante dos meses; o la reducción de impuestos en las facturas de luz y agua.

Y el presidente catalán, Quim Torra, ha aparcado momentáneamente sus críticas y ha insistido en pedir más restricciones en los desplazamientos.

"Ningún reproche, al lado tendiendo la mano", ha afirmado Torra, que en todo caso ha defendido el "confinamiento total", en el que solo se permita el desplazamiento para trabajo de sectores sanitarios, alimentación y otros esenciales, se "autoimponga".

Más información en vídeos 
Comentarios