domingo 7/3/21

Sánchez cambia los criterios de reparto del fondo de 16.000 millones: favorecerá la población

Transmite a los presidentes autonómicos que habrá un fondo para Educación de 2.000 millones y otro para transporte, de 800 millones
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Moncloa tras la videoconferencia con los presidentes autonómicos
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Moncloa tras la videoconferencia con los presidentes autonómicos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará el próximo 16 de junio el fondo COVID-19 para las comunidades autónomas de 16.000 millones de euros, a través de un real decreto ley, y empezará el reparto de un primer tramo de 6.000 millones en julio.

En una rueda de prensa, tras la videoconferencia con los presidentes autonómicos, ha explicado que ese primer tramo se repartirá en función de criterios de gasto sanitario, a lo que también se dedicará un segundo tramo, de 3.000 millones de euros, a repartir en noviembre.

Un tercer tramo irá destinado a la inversión educativa, por valor de hasta 2.000 millones de euros, que se entregará en septiembre.

Y, por último, se distribuirán 5.000 millones de euros en diciembre, solo para las comunidades autónomas de régimen común, para compensar la pérdida de ingresos por la caída de la actividad económica producida por la pandemia del coronavirus, que incluirá el transporte público.

Este reparto supone un cambio con respecto a las previsiones iniciales del Gobierno, ya que incluye la partida para inversión educativa, mientras que la distribución que se planteó en un principio fue de 10.000 millones para gasto sanitario, 1.000 para temas sociales y 5.000 para caída de ingresos propios.

Sánchez ha defendido que la propuesta inicial de reparto se ha "mejorado y modulado" con la intención de reflejar "con la mayor fidelidad posible" el impacto de la pandemia, tras consensuar con las comunidades autónomas y los partidos políticos, que tendrán que convalidar el real decreto ley en el Congreso.

"Entiendo que los presidentes autonómicos quieren más, más y más", ha dicho ante las críticas de varios de ellos al nuevo reparto del fondo, pero considera que el Gobierno de España está haciendo un "esfuerzo sin precedentes" para hacer la "la mayor transferencia de recursos", al margen del sistema de financiación autonómico.

Por eso, ha dicho que puede estar "de acuerdo en algunas de las apreciaciones" de los presidentes, pero con otras "discrepa" porque cree que el Gobierno está poniendo muchos recursos en manos de las comunidades autónomas, como no ha habido otro igual en democracia.

El presidente del Gobierno ha recordado que el fondo es finalista y se repartirá por transferencias, por lo que no generará intereses de ningún tipo, y las comunidades no tendrán que rendir cuentas al Ejecutivo sobre su finalidad, sino a los ciudadanos a través de los Parlamentos autonómicos.

CONFERENCIA DE PRESIDENTES PRESENCIAL

Además, el presidente del Gobierno ha manifestado su intención de celebrar una conferencia de presidentes presencial después de las elecciones gallegas y vascas del 12 de julio y mientras dure el estado de alarma, hasta el 21 de junio, se mantendrán estas reuniones de modo telemático.

Sánchez ha apuntado que en esa primera reunión presencial deberán abordarse los próximos presupuestos generales del estado porque es "tarea de todos" la recuperación social y económica tras el coronavirus.

Por eso, un tema central de este encuentro será también esa labor de recuperación tras el coronavirus porque una cuestión que queda por delante tras la celebración de "casi 60 horas" de reuniones por videoconferencia durante el estado de alarma es implicar mucho más a los gobiernos autonómicos, ha considerado.

SUPLICA A LOS JÓVENES PRUDENCIA

También, el presidente del Gobierno se ha dirigido este domingo especialmente a los jóvenes, a quienes ha suplicado que sean prudentes y sigan las normas de higiene y prevención para impedir nuevos brotes de coronavirus.

"Se lo suplico, háganlo por sus padres, por sus abuelos, por ustedes mismos, pero también por los todos los demás", les ha rogado Sánchez durante su comparecencia.

El jefe del Ejecutivo ha incidido en la responsabilidad individual para evitar una segunda ola de la pandemia y ha llamado la atención sobre que la mayoría de los nuevos brotes se han debido a imprudencias.

Ha recalcado que cada persona puede ser una barrera contra el virus, pero también una agente propagador de la infección y, por eso, ha pedido que se extremen las medidas de higiene y de distanciamiento físico y se usen mascarillas cuando sea posible.

"Sé que es difícil, pero no más que seguir las reglas de aseo y urbanidad que todos hemos incorporado a nuestra vida cotidiana", ha afirmado.

Ha reconocido que ese esfuerzo es "aún mayor" entre los más jóvenes, que pueden tener la sensación de impunidad porque la enfermedad ataca más duramente a las personas mayores, pero les ha advertido: "Ustedes tampoco están a salvo".

Y les ha insistido en que "si se mantienen lejos de la infección están protegiendo a los mayores".

INGRESO MÍNIMO VITAL

Por otra parte, el presidente del Gobierno ha anunciado que 255.000 españoles recibirán el 26 de junio el ingreso mínimo vital en sus cuentas, más de la mitad de los cuales son menores.

Sánchez ha valorado el "paso enorme en decencia y justicia social" que representa este abono.

Desde que se anunció, ha desvelado, en apenas una semana se han recibido en la página web 21 millones de visitas, en las que se han hecho 3,5 millones de simulaciones.

Esto da idea, ha dicho el presidente, del enorme impacto de la medida en la sociedad española.

RESPUESTA "SEGURA" A LOS TURISTAS

De otro lado, el presidente del Gobierno ha dicho que España debe dar una respuesta "segura" a los millones de turistas que visitarán el país este año, y ha defendido que el calendario de apertura de fronteras debe hacerse de forma coordinada en el seno de la Unión Europea.

De ahí que el Gobierno español, junto con Italia, hayan pedido a la Comisión Europea que el levantamiento de las restricciones de desplazamientos en las fronteras comunitarias se haga de forma coordinada y no discriminatoria entre todos los Estados miembros, según criterios epidemiológicos "comunes, claros y transparentes".

Esto debe aplicarse también a la puesta en marcha de corredores turísticos, que deben estar en todo caso "bajo un paraguas europeo".

En los próximos meses España va a recibir de nuevo a millones de viajeros, ha dicho Sánchez, y España, que es "un país seguro frente al delito, debe serlo también frente al COVID-19", por lo que ha pedido "hacer de la prudencia una forma de vida, para evitar un retroceso".

Respecto a la posibilidad de hacer a los visitantes test de coronavirus, ya sea en origen o en destino, Sánchez ha aclarado que es un debate que "debe sustanciarse primero con la Unión Europea, con las aerolíneas, con las agencias de turismo", y se ha mostrado convencido de que "en los próximos días" se dará respuesta segura al conjunto de turistas.

También se ha referido a la decisión alemana de restringir a sus ciudadanos los viajes a España, que entiende que depende de la cuarentena impuesta aquí a los visitantes extranjeros, una "medida extra de control", que cuando se levante permitirá la entrada de turistas.

El 1 de julio, ha recordado, volverá a España el turismo extranjero, de ahí que resulte "esencial contar con protocolos de seguridad armonizados".

FONDOS DE LA UNIÓN EUROPEA

El presidente del Gobierno confía en que dentro de los planes de ayuda a la reconstrucción por la pandemia de coronavirus España se pueda beneficiar en mayor medida de transferencias que de préstamos, para lo cual ya hay abierta una negociación en el seno de la UE.

Sánchez ha recordado que el próximo 19 de junio el Consejo Europeo definirá cómo se llevará a cabo el reparto de fondos y la proporción entre créditos y transferencias directas, que en el "ánimo de España" está que sean mayores las segundas.

El órgano ejecutivo de la UE tiene en su agenda del 19 de junio un acuerdo sobre el próximo Marco Financiero Plurianual (el presupuesto de la UE entre 2021 y 2027) y el plan de recuperación tras la pandemia de coronavirus, aunque España espera poder adelantar alguna partida al segundo semestre de este año, ha dicho Sánchez.

Europa no puede "mirar hacia otro lado" después de una emergencia sanitaria como la provocada por la COVID-19, y en ello están todos los estados miembros, entre ellos España, que será receptor de ayudas y que ha trabajado de forma muy activa, ha dicho, y para lo cual ha contado con la colaboración de Italia.

DATOS DE MORTALIDAD

En otro orden, el presidente del Gobierno ha defendido que las distintas cifras que estiman el exceso de mortalidad, tanto del Instituto Nacional de Estadística como del Instituto de Salud Carlos III, son complementarias a los datos de fallecidos por coronavirus que publica el Ministerio de Sanidad, no contradictorias.

El responsable del Ejecutivo ha reconocido que la información del INE y del Sistema de Monitorización de la Mortalidad del Carlos III son parciales y no homogéneos y "es difícil comparar unos con otros" porque "los excesos de mortalidad se estiman, no se miden, requieren una predicción de la mortalidad esperada".

Frente a los 27.135 fallecidos por coronavirus que ha registrado el Ministerio de Sanidad a fecha 6 de junio con información de las comunidades autónomas, el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), realizado a partir de los datos de registros civiles, indica que entre el 13 de marzo y el 22 de mayo se han producido 43.260 muertes más de las esperadas estadísticamente para esta época.

Y el Instituto Nacional de Estadística (INE) sostiene que las defunciones estimadas en España durante las 21 primeras semanas de 2020 (hasta el 24 de mayo) ascienden a 225.930, un 24,1 % más (43.945) respecto al mismo periodo de 2019. 

El presidente del Gobierno ha asegurado que todos estos datos justifican "la transparencia absoluta del Gobierno" y no resultan contradictorios sino complementarios a los que notifican las autonomías a Sanidad.

Y estas cifras permiten "estimar el verdadero impacto en vidas de la pandemia, no por la infección pero sí por el impacto social y sanitario de la pandemia", ha dicho.

Sánchez ha reconocido que todavía se necesita "tiempo para que todas las informaciones encajen, pero en todo caso lo que no se puede es criticar al Gobierno por no dar información y no ser transparente": "Lo estamos siendo diariamente cuando damos las cifras de fallecidos", ha insistido.

Además, el presidente del Gobierno ha instado a hacer un "examen de conciencia colectivo" para mejorar la atención a las personas mayores porque durante la crisis por la pandemia del coronavirus se ha comprobado la "fragilidad preocupante" del actual sistema.

Sánchez ha hecho un repaso de las lecciones que deja esta crisis sanitaria, entre las que ha destacado la necesidad de revisar las condiciones en las que son atendidos y cuidados los mayores porque "se impone una mejora".

Un examen que debe hacerse tanto en establecimientos de titularidad pública o privada, sostenidos o no con fondos públicos, ha puntualizado.

También ha indicado que esta mejora deberá hacerse dentro del "respeto" al marco competencial autonómico, ya que son las autonomías las que gestionan estas políticas, pero pensando "sobre todo y por encima de todo" en las personas.

Por lo que respecta al Sistema Nacional de Salud, Sánchez ha rechazado que la pandemia lo haya "puesto en cuestión", sino que ante esta crisis se ha demostrado que la sanidad pública es incluso mejor de lo que se pensaba, lo que pasa es que "no estaba cuidada como se merece".

Además, ha reclamado superar los "enormes déficits" que existen en materia de conciliación o de despoblación rural y atacar la desigualdad.

Todas estas son cuestiones hay que abordar y solucionar "entre todos" y "no unos contra otros", ha advertido Sánchez.

VUELVE A APOYAR A MARLASKA

Por último y de otro lado, el presidente del Gobierno ha defendido de nuevo al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, acusado por la oposición de destituir al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos por no informarle de investigaciones de ese cuerpo.

Grande Marlaska "tiene todo el derecho" de elegir a su equipo y de remodelarlo "con las personas de confianza que considera oportunas", ha dicho Sánchez, quien ha recordado, además, que la actual responsable de la Guardia Civil, María Gámez, es "la primera mujer de la historia" de esa institución que asume esa responsabilidad.

"Cuenta con toda mi confianza el ministro del Interior", ha subrayado el jefe del Gobierno en una conferencia de prensa en el palacio de la Moncloa.

Al ser preguntado sobre unas manifestaciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien aludió en una entrevista a la posible existencia de elementos reaccionarios minoritarios en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, partidarios de "un discurso que a veces invita a un golpe de estado, aunque sea a nivel discursivo", Sánchez ha subrayado que España es "un Estado social y democrático de derecho sólido".

"Las instituciones funcionan y evidentemente la Guardia Civil tiene mi confianza" y si "algún elemento" se aparta de su correcto funcionamiento "no compromete el prestigio de la institución" sino solo "a si mismo", ha remarcado.

Y también se ha pronunciado sobre sus referencias a una supuesta "policía patriótica" para recordar que cuando su Gobierno llegó al poder se investigaban en los tribunales supuestas irregularidades del Ejecutivo anterior relativas a "la creación de una policía paralela para obstaculizar supuestamente investigaciones de casos de corrupción" de esa Administración.

En esas investigaciones, ha dicho Sánchez "si hay un ministro del Interior que ha colaborado desde el principio en la remisión de datos que ha pedido la Justicia, en este caso la Audiencia Nacional", ha sido Grande Marlaska, ha concluido.

Comentarios