sábado 11.07.2020

Sánchez arranca el sondeo para el Pacto el jueves con Casado, y advierte que no romperá con Iglesias

- Le pide acudir con espíritu constructivo y sin excusas y adelanta que los acuerdos supondrán aprobar los Presupuestos para ponerlos en marcha.

- Pablo Casado (PP) plantea a Pedro Sánchez un plan de choque urgente de material y ayudas: "Tiempo habrá para hablar de otros pactos".

Pablo Casado y Pedro Sánchez, en una imagen de archivo en su último encuentro en el Palacio de la Moncloa
Pablo Casado y Pedro Sánchez, en una imagen de archivo en su último encuentro en el Palacio de la Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prevé arrancar el jueves, con una entrevista con el presidente del PP, Pablo Casado, la ronda de contactos para forjar un pacto de Estado para la reconstrucción tras la pandemia, dejando claro que no prevé romper con Pablo Iglesias. Así lo ha asegurado hoy la ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, aunque ha admitido que aún deben ponerse en contacto los gabinetes para fijar la cita.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero ha asegurado que el presidente mantendrá a lo largo de la semana entrevistas "bilaterales" con todos los líderes de las fuerzas políticas, también quiere hacerlo con los independentistas, con la intención de avanzar en el gran pacto por la reconstrucción del país que permita sentar las bases para el día después de finalizar la pandemia.

Y en este contexto, ha anunciado que empezará estas entrevistas con el presidente del principal partido de la oposición, Pablo Casado, el próximo jueves y proseguirán el viernes con el resto de partidos del arco parlamentario, de mayor a menor representación.

No obstante, Montero no ha precisado el resto del calendario, ni tan siquiera la hora del encuentro de Casado con Sánchez, que se deberá de fijar, según ha dicho, por parte de los gabinetes de ambos y éstos aún no se han puesto en contacto. De hecho, desde el PP han asegurado que se habían enterado de la fecha del encuentro por la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Eso sí, la Portavoz del Ejecutivo ha dejado claro que el Gobierno no romperá con su socio Unidas Podemos, para poder llevar a cabo esos pactos con el PP como ha pedido hoy la fundación FAES, que preside José María Aznar.

"El Gobierno es fuerte y cohesionado y se considera con la capacidad de poder impulsar esta convocatoria. No se trata de utilizar esa ventaja para deseos que no se van a producir", ha exclamado Montero en referencia a la recomendación de FAES

De hecho, ha considerado este planteamiento del expresidente del Gobierno como una "excusa" y ha advertido al principal líder de la oposición que debe acudir al encuentro en Moncloa sin poner ninguna condición y con "espíritu constructivo y de arrimar el hombro" para propiciar, ha dicho, el ambiente básico que permita caminar con el resto de los interlocutores que acudan a las citas con el presidente. "No se trata del cortoplacismo, sino de tener altura de miras", ha remachado.

"No creo que ninguna persona entendiera que los principales partidos no se sumaran a un intento de llegar a un acuerdo básico de reconstrucción económica y social", ha vuelto a recalcar Montero tras recordar que el país está ante a peor crisis que ha atravesado España en el último siglo.

El Gobierno llamará también al resto de fuerzas políticas incluyendo a los partidos independentistas a los que también pide "espíritu constructivo" porque, según ha afirmado Montero, hay una pulsión en la ciudadanía, residan donde residan, de que es el momento de la unidad.

En un intento de tratar de convencerles, les ha prometido que no deben tener ningún temor porque el Gobierno no tienen ningún ánimo recentralizador. Y ha puesto como ejemplo que, en esta crisis, el Ministerio de Sanidad ha basado su labor en el trabajo de las CCAA en materia sanitaria y en la implantación de esta asistencia en cada territorio.

A estos Pacto también está convocado, según ha dicho, el sector empresarial y los sindicatos para albergar la "alianza colectiva" que el Gobierno tienen en mente. Quieren que los empresarios participen del diseño y del trabajo que se debe hacer y trasladar al Gobierno sus fortalezas y debilidades.

Pero también les pide que acudan sin poner excusas ni condiciones al diálogo, sino para aportar y para ello ha pedido que se aparquen las diferencias políticas o la posición que cada uno tenga en la sociedad.

María Jesús Montero ha admitido que habrá un "segundo momento" en los pactos que será el de la realización de los Presupuestos Generales del Estado, que se tendrán que aprobar para dar cauce al proyecto de reconstrucción económica y social que se pacte. Para ello, ha insistido, se necesitan cuentas públicas.

No obstante, la elaboración de los Presupuestos, Montero lo sitúa en un segundo momento porque para entonces las cifras de la destrucción del PIB serán mas claras y fiables. Hoy ha avanzado unas previsiones el Fondo Monetario Internacional (FMI) que no son definitivas. En ellas se apunta a una contracción del PIB español del 8 por ciento y de unas cifras de paro que superarán el 20 por ciento.

"TIEMPO HABRÁ DE OTROS PACTOS"

Por su parte, el líder del PP ha propuesto este martes al jefe del Ejecutivo pactar un "plan de choque urgente" e "inmediato" sobre material sanitario, test y ayudas para los desempleados y las personas que "peor lo están pasando" en la crisis del coronavirus, y ha agregado que "tiempo habrá" de discutir otros acuerdos, en alusión a los Pactos de la Moncloa que quiere impulsar el Gobierno.

"Lo importante es que haya una lealtad y unidad en las dos direcciones y que, más allá de hablar de lo que tiene que pasar en España en los próximos meses, que tiempo habrá para hablarlo y discutirlo, nos pongamos de acuerdo en un plan de choque inmediato para material, para test y para ayudas a los desempleados y a los que peor lo están pasando", ha asegurado Casado.

En una visita al Centro de Pantallas de Control de Madrid, Casado se ha quejado de que en 24 días Sánchez solo haya hablado por teléfono con el presidente del Gobierno "un par de minutos" y ha criticado que la bancada socialista le haya dedicado "adjetivos en sesiones ya públicas", en alusión a las palabras de Adriana Lastra en el Pleno del Congreso del pasado jueves y que el PP exige que se rectifiquen.

Poco después, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha anunciado que Sánchez se entrevistará este jueves con Casado y que a lo largo de la semana tendrá encuentros "bilaterales" con otros dirigentes. El PP se ha enterado de ese encuentro por esa rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa. "Ésa es la manera de pactar del Gobierno", se han quejado desde la dirección nacional de la formación, visiblemente molestos.

El PP considera que hay "nula voluntad" de pacto en Sánchez y ya avisa de que no puede consentir "más desplantes". Fuentes de la dirección nacional del partido no han confirmado por ahora si irán o no a ese encuentro del jueves, pero han recalcado que no pueden admitir que se cite "en formato de ronda de consultas en audiencia", sin que haya un "acuerdo previo con un mínimo de respeto" a su formación.

Casado ha pedido que se efectúe de manera urgente la compra de material con "proveedores honestos y fiables" para que todo el personal sanitario y de seguridad cuente con los debidos equipos de protección.

El líder del PP ha subrayado que hay 26.000 sanitarios contagiados y 31 fallecidos, así como 14.000 contagiados y 14 víctimas entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Por eso, ha hecho una llamada "a la desesperada" para que las mascarillas lleguen a los hospitales, las residencias de ancianos, los centros de salud y a los efectivos de las Fuerzas de Seguridad y a todos los españoles.

Dicho esto, ha abogado por seguir luchando "con prevención, eficacia y rendición de cuentas" contra un virus que ha provocado la muerte de más de 18.000 personas en España, convirtiéndonos en el primer país en muertes por 100.000 habitantes del mundo, según ha recalcado.

Además, ha calificado de "muy grave" que 3,5 millones de trabajadores no hayan cobrado las prestaciones de los ERTES por el colapso de la Administración, por lo que ha emplazado al Gobierno a tramitarlos y abonarlos "de forma inmediata", incluyendo los suplementos por descendientes. "Que se descolapse ya para que estas familias puedan llegar a fin de mes", ha demandado.

Finalmente, ha elogiado la labor del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeída, en la crisis del coronavirus por su "cercanía, profesionalidad, entrega, transparencia y eficacia" y ha ensalzado la solidaridad que, a su juicio, ha demostrado la capital.

Más información en vídeos 
Comentarios