domingo 12.07.2020

Sánchez anuncia 14.000 millones para las CCAA, 5.500 del adelanto de la liquidación de 2018

Además, el presidente del Gobierno ha ofrecido a las comunidades autónomas sumarse al acuerdo de reconstrucción nacional
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, este domingo en Moncloa durante la reunión por videoconferencia con los presidentes autonómicos
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, este domingo en Moncloa durante la reunión por videoconferencia con los presidentes autonómicos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha puesto este domingo a disposición de las comunidades autónomas una partida "extra de liquidez" por valor de 14.000 millones de euros para hacer frente al coronavirus.

En la rueda de prensa posterior a la videoconferencia que Sánchez ha mantenido con los presidentes autonómicos, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha insistido en que se trata de un "mecanismo absolutamente extraordinario", en un momento en el que las comunidades plantean "de manera unánime" problemas de liquidez para hacer frente a gastos y nóminas.

No obstante y respecto al hecho de que algunas comunidades han alegado que no se trata de un fondo nuevo, ya que 5.500 millones de los 14.000 provendrían del adelanto de la liquidación de 2018, Ábalos ha reconocido que hay un "adelanto de algunos ingresos", pero con el propósito de "contribuir a satisfacer" las necesidades de las comunidades autónomas.

"La cifra de 14.000 millones es el agregado de diferentes contribuciones que tienen que ver con la financiación autonómica, adelantando algunos ingresos", ha admitido el titular de Transportes.

Y ha explicado que los 14.000 millones proceden de distintos instrumentos financieros, en concreto, del sistema de financiación autonómica y del fondo de liquidez autonómica y facilidad financiera, entre otros.

En la rueda de prensa ha estado presente también el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que se ha referido "al proceso de transición o desescalada" del confinamiento en el que trabaja el Gobierno y para el que este domingo se ha pedido la colaboración de las comunidades autónomas.

A la pregunta de si el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha exigido durante la reunión telemática la gestión del desconfinamiento en Cataluña, Illa se ha limitado a responder que esa labor "corresponde al Gobierno de España".

El ministro ha comentado que esta semana hubo una reunión técnica con las comunidades autónomas, el lunes habrá otra reunión "más política" pero "todo el mundo sabe que en el marco del decreto de alarma las decisiones corresponden al Gobierno de la nación".

Illa se ha referido también al papel de la Atención Primaria en esa desescalada y ha asegurado que será clave en la transición, tanto en la detección precoz de casos como en el seguimiento de casos leves que tengan que ser sometidos a aislamiento.

Sobre la fase de desescalada y si se hará por grupos de edad, Illa ha reiterado que los primeros en salir serán los niños, si bien la propuesta se analizará el martes en el Consejo de Ministros.

Respecto a los mayores, ha comentado que se estudiarán las diferentes propuestas que, a partir de ahora, hagan las comunidades autónomas "y se actuará en función de la evidencia científica".

El titular de Sanidad ha insistido en que el Gobierno estudia una fórmula no homogénea teniendo en cuenta "la realidad epidemiológica de cada territorio, que no tiene que coincidir con unidades administrativas como son las comunidades autónomas".

La ministra de Defensa, Margarita Robles, presente también en la rueda de prensa, ha destacado el buen tono mantenido en la reunión ante una crisis en la que "no puede haber posiciones partidistas", por lo que ha agradecido a los presidentes su "participación crítica", que "siempre es constructiva en democracia".

Y ha hecho un llamamiento a la prudencia ante la llegada de la desescalada, momento en que no se puede "bajar la guardia" para "no desandar lo andado". "Este virus lo vamos a vencer todos unidos, con independencia del color político", ha dicho.

Respecto a cuál será la duración de la operación Balmis del Ejército para luchar contra la COVID-19, ha comentado que "se irá adecuando a las circunstancias y a la propia evolución de la pandemia".

En la misma comparecencia de prensa y respecto a la futura desescalada de las prohibiciones, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha afirmado que la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad "se irá adaptando". "Esperemos que la velocidad sea más rápida que lenta en la vuelta a la normalidad", ha añadido.

Grande-Marlaska ha reiterado que los agentes actúan con parámetros de "proporcionalidad y necesidad", y conforme "a todas las garantías propias de un Estado de Derecho" a la hora de denunciar a los ciudadanos que incumplen las restricciones fijadas en el estado de alarma.

Más información en vídeos 
Comentarios