viernes 17/9/21

No habrá toque de queda en Castilla-La Mancha, que este sábado anuncia medidas

García-Page a Núñez (PP) tras su petición de convocar elecciones: "Aquí no estamos para patochadas, Castilla-La Mancha requiere seriedad"
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, este viernes en un acto en el municipio de Cifuentes (Guadalajara)
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, este viernes en un acto en el municipio de Cifuentes (Guadalajara)

Castilla-La Mancha levantará el toque de queda y el cierre perimetral cuando termine el estado de alarma el 9 de mayo, ha anunciado el presidente regional, Emiliano García-Page, quien ha explicado que este sábado la comunidad tomará medidas para seguir luchando contra el coronavirus pero que tendrán que ser "infinitamente más relajadas".

García-Page ha lamentado que el Gobierno de España no mantenga un mes más el estado de alarma, con lo que en la lucha contra el virus quedan al frente las comunidades autónomas pero sin ese "paraguas", ha dicho durante el acto de colocación de la primera piedra del nuevo centro de salud de Cifuentes (Guadalajara).

Ha explicado que los servicios jurídicos de la Junta les "han invitado" a no mantener el toque de queda porque "no lo ven con alcance jurídico constitucional", al tiempo que ha recordado que también termina el cierre perimetral de la región vigente desde el pasado 30 de octubre.

Para García-Page, va a ser un fin de semana "complicadísimo" con el fin del estado de alarma, ya que " los que estamos al frente de la pandemia, y con más soledad que nunca, vamos a tener que luchar con una sensación de impotencia extraordinaria" puesto que había un "torniquete efectivo y ahora hay que echar mano a tiritas para parar la hemorragia".

"Que para defender nuestro derecho a salvar vidas vamos a tener que pleitear con los jueces es una cosa verdaderamente difícil de razonar", ha dicho el presidente castellano-manchego, quien ha añadido que no obstante, "si mañana se despeja este escenario, sin tener que estar en una tortura judicial" podrían valorar el toque de queda.

Ha deseado que a partir de que termine el estado de alarma no se desencadene una nueva ola de contagios.

"A partir del domingo, sin paraguas, cruzaremos los dedos para que no haya una nueva ola y nos encomendaremos a la prudencia de los ciudadanos", ha dicho García-Page, quien ha pedido a la gente seguir manteniendo la distancia social, la mascarilla y la higiene de manos, porque si no, puede haber una nueva ola dentro de la campaña de vacunación que va muy bien.

COMIENZA VACUNACIÓN A MENORES DE 60

En este punto, ha destacado que este viernes comienza la vacunación en el tramo entre 50 y 59 años, con "48 horas de antelación", ya que estaba previsto que comenzara el próximo domingo.

El presidente regional ha cifrado en 30.000 las vacunas administradas este jueves, batiendo "récord", y ha señalado que el 83% de la población de más de 69 años ya cuenta con la primera dosis, lo que lleva a "entrar en la dinámica de una solución definitiva", aunque sin bajar la guardia, porque "mientras el virus se mueva estamos expuestos a mutaciones y contagios".

"AQUÍ NO ESTAMOS PARA PATOCHADAS"

En otro orden de asuntos, el presidente de Castilla-La Mancha ha cargado contra el presidente del PP, Paco Núñez, después de que éste haya pedido convocar elecciones en la región. "Lo mínimo que requiere esta región es seriedad. Aquí no estamos para patochadas de ningún tipo", ha sentenciado el jefe del Ejecutivo regional.

"Frente a gente que está pidiendo que nos abramos en canal electoralmente en Castilla-La Mancha" en una situación como la actual, ha afirmado en referencia al líder del PP, el presidente socialista ha exigido "seriedad y respeto a la gente y respeto a las instituciones".

Ha asegurado que a él los que están falleciendo esta semana le preocupan tanto como los de la primera ola, y "lo mínimo" que requiere esta región es "seriedad". "Aquí no estamos para patochadas de ningún tipo", ha insistido.

Así, ha contrapuesto a los se han "dejado la piel" y "mucho más" en intentar salir de esta pandemia y "los que intentan sacar provecho político y electoral de la miseria, de la muerte y de los dramas sociales". "Esto simple y llanamente no puede ser gratis", ha subrayado.

"No puedo poner en la balanza ganar elecciones con salvar vidas", ha dicho García-Page, quien ha apostado por "seguir en una dinámica de responsabilidad". "Yo no me voy a bajar del autobús cuando todavía quedan unos metros para acabar la meta", ha avisado el presidente.

Comentarios