martes 9/3/21

García-Page defiende modificar el estado de alarma para adelantar el toque de queda

- Afirma que Castilla-La Mancha está cumpliendo el plan de vacunación y rechaza que el Gobierno "meta prisa" con estadísticas.

- Vería "entendible" que se decretase un confinamiento domiciliario que permitiera salir a trabajar y estudiar.

- Confirma que Castilla-La Mancha pedirá la declaración de zona catastrófica tras evaluar los daños provocados por el temporal.

- Ve "absolutamente inadecuado" que Iglesias compare a Puigdemont con los exiliados del franquismo por ser "injusto".

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la entrevista que ha mantenido este viernes en la Cadena Cope
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante una entrevista en la Cadena Cope - Archivo

El presidente de Castilla-La Mancha se ha mostrado este lunes partidario de modificar el estado de alarma que, decretado por el Gobierno central, permite un abanico desde las 22.00 a las 7.00 horas para fijar el toque de queda. No en vano, el titular del Ejecutivo castellano-manchego ha avanzado la posibilidad de adelantar a las 22.00 horas dicho toque de queda en la región como medida para controlar contagios por COVID-19.

Así lo ha avanzado en una entrevista en la Cadena Cope, que recoge Europa Press, en la que García-Page, que este lunes reúne a su Consejo de Gobierno para adoptar medidas más restrictivas ante el incremento de contagios en la región.

En la conversación con Carlos Herrara, el presidente de Castilla-La Mancha ha avanzado que su Ejecutivo estudia, tras hablar con varios interlocutores y técnicos, anticipar el toque de queda a las 22.00 horas. "Está comprobado en las últimas semanas que ésta es una de las medidas más eficaces contra la pandemia, pues regula los hábitos a lo largo el día, hace que se recomponga la movilidad y pone además una pauta de posible seguimiento fácil para las policías locales y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad".

En todo caso, ha avanzado, Castilla-La Mancha no rebasaría ese límite de las 22.00 horas establecido por el Ejecutivo central para limitar la movilidad, aunque se ha mostrado partidario de modificar el decreto del estado de alarma que lo regula a efectos de trabajar con otros horarios.

"Me gustaría que fuera un acuerdo de carácter general para toda España", ha defendido el titular del Ejecutivo castellanomanchego, que discrepa de la medida adoptada por el Gobierno de Castilla y León que ha adelantado dicho toque de queda a las 20.00 horas.

PLAN DE VACUNACIÓN

Sobre el plan de vacunación, el presidente regional ha insistido en que Castilla-La Mancha ha sido de las regiones "coherentes" en su calendario de vacunación contra el COVID-19. "Nos marcamos un plan de vacunación y ahora lo estamos cumpliendo", ha afirmado, asegurando que a él no le valen "las prisas que metan las estadísticas y el Gobierno de España".

García-Page ha considerado que en Madrid "hay algunos que son más duchos en valorar a las comunidades autónomas que en valorar su propia gestión", insistiendo en que él no se va a meter en o que haga cada comunidad autónoma con su calendario de vacunación.

"Cada comunidad autónoma planifica el ritmo de su vacunación", ha reiterado, señalando que en Castilla-La Mancha no solo se va a vacunar atendiendo a cubrir a toda la población sino que, además, la primera fase se va a finalizar "antes de lo previsto".

En cualquier caso, ha advertido de que hay que vacunar "teniendo en cuenta que no distorsionemos el resto de los servicios" de la sanidad regional. "Se trata de compatibilizar el funcionamiento normal con una vacunación", ha aseverado.

En cuanto a un nuevo reparto de vacunas que prime a las regiones más rápidas en administrar las dosis, el presidente castellanomanchego ha asegurado que "va a haber vacunas para todos" y ha señalado que el problema "no es el de dar las vacunas al que más rápido ha ido" sino que es "garantizar las segundas dosis". "Lo último que podríamos permitir es que aquellos que hemos puesto la primera vacuna no podamos poner la segunda", ha añadido.

En este punto, ha repetido que "va a haber vacunas para todos" y ha opinado que "lo único que hay que hacer es asegurar que lleguen desde fuera, porque cualquier semana se queda colgado y eso supondría un derroche".

CONFINAMIENTO DOMICILIARIO

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha manifestado que vería "entendible" que se diseñara un confinamiento contra el virus que permitiera únicamente salir de casa para trabajar y estudiar, pero no se ha mostrado partidario de crear un "cortocircuito integral" del país con otro confinamiento al estilo del aprobado en marzo del pasado año.

"Es cuestión de ser eficaces, un cortocircuito integral de todo el país tampoco lo propiciaría. Otra cuestión es permitir la actividad docente y económica y estar confinados solamente con la exclusión de lo básico. Permitir trabajar, la formación y luego en casa", ha desgranado.

En opinión del presidente castellano-manchego, un confinamiento de ese estilo "podría ser entendible", aunque en cualquier caso ha conminado a esperar a ver si las medidas puestas en marcha por las comunidades autónomas surten efecto, aunque insistiendo en que si sube el nivel de contagios "no va a haber más remedio que imponer una medida nacional".

En cuanto a la cuestión de quién tiene las competencias en la lucha contra el virus, García-Page ha opinado que las administraciones a todos los niveles están "intentando hacerlo lo mejor posible", señalando que su planteamiento es que "todo aquello que sobrepasa a la autonomía ya es competencia del Estado" y que las decisiones que afectan a la salud pública y a la movilidad tienen que depender de él.

"No soy presidente para colgarnos medallas, se trata de gestionar de forma más cercana los servicios", ha continuado, apuntando que "puede haber sido razonable" que en cada región o cada ciudad se pudieran tomar medidas para "acantonar al virus".

"Hace nada hemos tomado medidas solo para un área de la región, la Gerencia de Atención Integrada de Manzanares, con unos resultados extraordinarios", ha explicado, razonando que con este tipo de competencias se ha conseguido "afectar a una zona sin afecta al conjunto".

De otro lado, y preguntado por la presión hospitalaria en la Comunidad Autónoma, García-Page ha desarrollado que "hay más que hace mes y medio pero a mucha distancia de lo que vivimos en la primera ola".

Sin embargo, ha advertido de que el hecho de que esté comenzando la vacunación, el "agotamiento" de la población y que se estén detectando muchos casos "de oficio" hacen que la gente "se piense que es menos grave", lo que es "un error". "La situación es grave aunque tenga menos consecuencia hospitalaria", ha subrayado.

DECLARACIÓN DE ZONA CATASTRÓFICA

En otro orden, García-Page ha insistido en que el Gobierno regional va a plantear la declaración de la Comunidad Autónoma como zona catastrófica por los daños provocados por el temporal 'Filomena', considerando que, en este caso concreto, le resulta más preocupante la afectación que el temporal ha tenido en los bienes privados que en los destrozos públicos ocasionados por las nevadas.

"Hay mucha gente que ha sufrido daños en su granja u olivar, hay mucha gente afectada", ha declarado en una entrevista en la Cadena Cope este lunes, por lo que ha abogado por "cubrir eso, que tiene dificultades de ser cubierto si no se ampara legalmente".

En cualquier caso, ha recordado que la declaración se ha de plantear "una vez ha pasado la catástrofe y una vez evaluados los daños", apuntando que este "es un proceso muy minucioso y hay que recoger mucha información".

Asimismo, ha reiterado que las beneficiarias de estas declaraciones no son las autonomías, así que la petición del Gobierno autonómico no excluye la posibilidad de que lo pidan los ayuntamientos.

Sobre la situación en la actualidad, ha comentado que Toledo es la ciudad "especialmente afectada", así como el centro de su provincia, y ha deseado que la situación meteorológica cambie para que el estado de la capital mejore. "Si no, habrá que remolcar el hielo", ha apostillado.

"INADECUADA" COMPARACIÓN DE IGLESIAS

Por último y de otro lado, el presidente de Castilla-La Mancha ha considerado "absolutamente inadecuado" que el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, comparase al expresidente de Cataluña Carles Puigdemont con los exiliados por el franquismo, manifestando que cree que Iglesias, "aunque le cueste reconocerlo", ya se habrá dado cuenta de que esa comparación es "injusta".

García-Page se ha preguntado "qué estarán pensando cientos de miles de familias de republicanos que tuvieron que irse del país como consecuencia del drama de la Guerra Civil" al escuchar que Iglesias compara esa situación con la de "alguien que claramente ha violentado el orden constitucional a conciencia y se ha fugado además en un país democrático".

Para el presidente castellano-manchego, el "problema" de Iglesias es que "tiene buen juicio pero está prejuzgado, valora a la gente en función de que le caiga mejor o peor", aconsejándole que "hay que intentar evitar el odio social por completo".

En este punto, y preguntado por las diferencias que ve entre el Gobierno central de coalición y el que mantuvo él en la legislatura pasada con Podemos en Castilla-La Mancha, García-Page ha reconocido que no ve "un metabolismo muy diferente" entre ambos. "Es una posición relativamente cómoda porque las decisiones graves y que afectan al conjunto, si las cosas van mal, van a ser culpa de Pedro Sánchez, y se quieren apuntar todo lo que va bien", ha manifestado.

Así, ha señalado que "no es lo mismo asumir que tienes que gobernar con alguien porque no te queda más remedio a parecer que te da gusto, porque no es creíble", así como tampoco es igual para él "gobernar con un socio con la intención de, en elecciones, superarlo y ganarlo, que la de gobernar con un criterio de convivir y jugar a ese equilibrio".

Comentarios