martes 07.07.2020

Las provincias de Cuenca y Guadalajara pasarán el lunes a la fase 3 de la desescalada

- El Ministerio de Sanidad autoriza todos los cambios de fases solicitados por las diferentes comunidades y territorios esta semana.

- El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha avanza que se está trabajando para que toda la comunidad esté en fase 3 el día 15.

- Castilla-La Mancha pedirá a Sanidad que desde el lunes se permita la movilidad entre Cuenca y Guadalajara, ambas en fase 3.
Sanidad autoriza el cambio de fase a todas las comunidades y territorios que lo han solicitado
Sanidad autoriza el cambio de fase a todas las comunidades y territorios que lo han solicitado

Las provincias de Guadalajara y Cuenca estarán desde el lunes 8 de junio en fase 3 de la desescalada, tal y como lo ha decidido el Ministerio de Sanidad tras la petición de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

Más de la mitad los españoles, el 52 por ciento de la población, estarán el lunes en la fase 3 de la desescalada: los habitantes de Galicia, La Rioja, el País Vasco, Asturias, Cantabria, Extremadura, Murcia, Navarra, Baleares, Andalucía, Canarias, Cuenca, Guadalajara, Melilla y en Cataluña, el Alt Pirineu i Aran, Terres de l'Ebre y Camp de Tarragona. 

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha informado este viernes del avance de estos territorios a la última fase de la desescalada, la anterior a la llamada "nueva normalidad", en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en el que se ha aprobado prorrogar por última vez el estado de alarma. 

Serán 25 millones de ciudadanos los que pasen el lunes a la fase 3, un 52 % de la población.

A partir de la fase 3, las comunidades autónomas recuperarán la "gobernanza plena" y podrán determinar si permiten la movilidad entre sus provincias así como cuándo llegan a la nueva normalidad.

La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero ha destacado que se afronta el camino hacia una nueva normalidad con "ánimo, fuerza y esperanza", para "recuperar la vida cotidiana" y que España vuelva a "ponerse en marcha".

Illa ha incidido en que "esto no es un punto final, sino un punto y seguido" y ha adelantado que el Ejecutivo aprobará el próximo martes en Consejo de Ministros un real decreto ley con las medidas de la nueva normalidad en la que habrá que convivir con el virus hasta que exista una vacuna.

En la tarde de este viernes, el titular de Sanidad compartirá con los consejeros sanitarios de las autonomías el borrador de real decreto con el objetivo de que hagan "mejoras y aportaciones" antes de que se aprueba la próxima semana.

En la fase 3 son las comunidades las que decidirán las medidas permitidas, si permiten la movilidad entre sus provincias y cuánto permanecen en ella antes de progresar a la nueva normalidad.

Además, el ministro de Sanidad ha incidido en que los presidentes de las comunidades autónomas que estén en la fase 3 pueden dar por terminado el estado de alarma antes del próximo día 21 de junio y así comenzar la nueva normalidad, si así lo deciden en virtud de los datos epidemiológicos.

Illa ha recordado durante su comparecencia que, a partir de la fase 3, los presidentes autonómicos "toman la dirección de la desescalada".

"Entre sus facultades está la de decidir cuándo acaba el estado de alarma en su comunidad y empieza la nueva normalidad", ha subrayado el ministro, quien ha resaltado que esta decisión debería tomarse siempre que lo aconsejen los datos epidemiológicos. 

El ministro ha resaltado que la movilidad entre distintas comunidades se producirá cuando los territorios alcancen la nueva normalidad.

En este sentido, el director del Centro de coordinación de emergencias y alertas Sanitarias, Fernando Simón, ha explicado que, en principio, los presidentes autonómicos "tendrán que solicitar al ministro" el fin del estado de alarma o, "como mínimo, informar" de su decisión.

Pero, ha advertido de que este aspecto, que debaten este viernes Illa y los consejeros de Sanidad de las comunidades, no está aún cerrado.

Aunque el 52 % de la población avanza a la fase 3, continúan en fase 2 Ceuta, la Comunidad Valenciana, Toledo, Ciudad Real y Albacete, que han optado por permanecer una semana más sin avanzar en la desescalada. Y se estrenan en la fase 2 la Comunidad de Madrid, Castilla y León y Barcelona, la región sanitaria de Lérida, las regiones metropolitanas norte y sur de Cataluña y toda Castilla y León.

SE TRABAJA PARA QUE TODA CLM ESTÉ EN LA FASE 3

Por su parte, el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha avanzado que ya se está trabajando para que el lunes 15 de junio las provincias de Albacete, Ciudad Real y Toledo puedan entrar en la fase 3 de desescalada, situación en la que desde el próximo lunes día 8 estarán las provincias de Cuenca y Guadalajara.

Fernández Sanz, en una comparecencia de prensa, ha destacado que en la mañana de este viernes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, le ha comunicado la decisión del Gobierno central de que Cuenca y Guadalajara avancen de fase y ha explicado que a lo largo de la semana han sido frecuentes las comunicaciones con el Ministerio de Sanidad, así como entre técnicos de los distintos organismos de Salud, para conseguir el resultado final, ha informado la Junta.

Respecto a algunas de las novedades que los ciudadanos de Cuenca y Guadalajara podrán tener a partir del lunes, el consejero ha avanzado que para bares y restaurantes, en locales, se extenderá el aforo de un máximo del 50 % de su capacidad siempre y cuando se garantice la separación de clientes.

Asimismo, podrá procederse a la apertura al público de las terrazas al aire libre de los establecimientos de hostelería y restauración limitándose el aforo al 75 % de las mesas permitidas en el año inmediatamente anterior en base a la correspondiente licencia municipal.

Respecto a los centros comerciales, se levanta la prohibición de utilización de las zonas comunes y zonas recreativas de los centros comerciales, eso sí, el aforo estará limitado al 50 por ciento y la distancia de seguridad se mantendrá en dos metros.

Asimismo, el aforo de los locales y establecimientos comerciales ubicados en los mismos se fija también en un 50 por ciento.

Las bodas se podrán celebrar con un número máximo de 150 asistentes al aire libre y 75 en espacios cerrados, aunque no se podrá superar el 75 por ciento del aforo de las instalaciones.

Los velatorios se podrán celebrar con un máximo de 50 personas en la fase 3 de desescalada si son al aire libre y de 25 si se celebran en espacios cerrados, mientras que para el enterramiento o despedida para cremación se restringe a 50 personas.

Asimismo, se permitirá la asistencia a lugares de culto siempre que no se supere el 75 por ciento de su aforo, si bien la capacidad máxima se tendrá que publicar en lugar visible y se deberán cumplir las medidas generales de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias.

Además, el Gobierno de Castilla-La Mancha va a solicitar formalmente al Ministerio de Sanidad que se permita la movilidad entre Guadalajara y Cuenca a partir del próximo lunes, toda vez que ambas provincias estarán en fase 3 de desescalada al arrancar la semana.

Desde el Ejecutivo autonómico han confirmado que este extremo podría servir de precedente para que se permita la movilidad entre las cinco provincias de la región a partir del lunes 15, cuando se prevé que Ciudad Real, Toledo y Albacete puedan promocionar y equipararse a Cuenca y Guadalajara.

En todo caso, la postura de la Administración castellano-manchega pasa por que no se permita la movilidad entre la Comunidad de Madrid y la región hasta que no se levante de manera definitiva el estado de alarma.

Respecto a la segunda ola del estudio de seroprevalencia que está llevando a cabo el Gobierno central, Fernández Sanz ha destacado que Castilla-La Mancha es una de las comunidades con mayor inmunidad frente al coronavirus.

La segunda fase del estudio de seroprevalencia explicaba que sólo una media del 5,2 por ciento de los españoles había tenido contacto con el coronavirus, ha señalado el consejero, quien ha añadido que, en las provincias de Castilla-La Mancha, Cuenca ha tenido un 14,2 por ciento de contactos, Albacete un 11,6 por ciento, Guadalajara un 10,5 por ciento, Ciudad Real un 9,8 por ciento y Toledo un 8,8 por ciento.

Más información en vídeos 
Comentarios