viernes 23/4/21

El Gobierno obliga a llevar mascarilla en transporte público, y pedirá prorrogar la alarma

- Sánchez anuncia un fondo no reembolsable de 16.000 millones a las comunidades autónomas para la reconstrucción y adelanta que el Gobierno desbloqueará otros 20.000 millones de avales del ICO para empresas.

- El Gobierno permitirá reuniones de hasta 10 personas en la Fase 1 de la desescalada y ampliará al 50% la ocupación máxima de las terrazas de establecimientos de hostelería desde dicha fase.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión que ha ofrecido en Moncloa tras las reuniones del Comité Científico y el Comité de Desescalada
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión que ha ofrecido en Moncloa tras las reuniones del Comité Científico y el Comité de Desescalada

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado este sábado que pedirá una nueva prórroga del estado de alarma hasta el día 24 de mayo y ha advertido de que "no hay plan B" porque es el único instrumento que permite mantener las medidas extraordinarias para atajar el coronavirus y sus consecuencias.

En una comparecencia en La Moncloa, Sánchez ha subrayado que todos los indicadores apuntan a que la enfermedad "está siendo controlada" y que el estado de alarma "en consecuencia funciona" y por eso debe mantenerse durante la desescalada, cuando "será aún más importante" el "control y la responsabilidad social y personal".

Ha advertido además de que no aprobar la prórroga supone que decaen todas las medidas jurídicas y políticas tomadas en esta crisis para contener la pandemia y hacer frente a sus estragos económicos y sociales.

Además ha dado por hecho que habrá "rebrotes" de la pandemia y por eso ha pedido "no bajar la guardia" para que dichos rebrotes sean "lo menores posibles" y no vuelvan a poner "en tensión" el sistema nacional de salud.

El jefe del Ejecutivo ha anunciado nuevas medidas en este proceso de desescalada, entre ellas la obligatoriedad de llevar mascarillas en el transporte público a partir del lunes, y para que eso sea posible ha prometido el reparto de seis millones de mascarillas en los principales nudos de transporte.

También ha asegurado que se facilitarán otros siete millones de mascarillas a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y otro millón y medio a Cáritas y Cruz Roja.

Por otro lado, Sánchez ha avanzado que el Gobierno aprobará un fondo especial "para la recuperación social y económica" de las comunidades autónomas por un valor de 16.000 millones de euros, que será no reembolsable y que mañana explicará en la videoconferencia con los presidentes autonómicos.

Con esta medida se pretende que "ninguna comunidad se quede atrás" independientemente del impacto de la pandemia en su territorio.

También ha adelantado en esta comparecencia que el Consejo de Ministros del martes aprobará una nueva línea de créditos ICO, por valor de unos 24.000 millones de euros para dar liquidez a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos.

Ha reconocido que "existen quejas" por parte de los posibles beneficiarios sobre la gestión que están haciendo los bancos y ha asegurado que el Ejecutivo está "intentando mejorar" la gestión de estos créditos.

Pedro Sánchez ha insistido a lo largo de la rueda de prensa y ante las numerosas preguntas de los medios que el Gobierno mantiene una comunicación fluida con el resto de las administraciones y con los partidos de la oposición.

En esta semana en la que ha recibido numerosas críticas de los partidos por no informar de las medidas y cuando aún no tiene los apoyos para que la prórroga se apruebe en el Congreso, Sánchez ha asegurado que cada vez que el Gobierno ha propuesto una prolongación del estado de alarma ha hablado con todos los líderes políticos al inicio de las semanas en que debía tramitarse dicha decisión.

Una afirmación que se ha llevado la respuesta inmediata de PP y de Ciudadanos: Los populares le han acusado de mentir porque en 43 días sólo ha llamado dos veces a Pablo Casado y la líder de Cs, Inés Arrimadas, ha asegurado que hace dieciséis días que el presidente no la llama.

También ha insistido Sánchez en la comunicación constante con las comunidades autónomas, con conferencias de presidentes semanales y numerosas reuniones entre ministros y consejeros.

Por eso, una vez más, ha insistido en que no piensa polemizar ni con otros partidos ni con otras administraciones mientras dure esta crisis.

Y se ha reservado su opinión sobre las imágenes de la clausura ayer del hospital de IFEMA en Madrid organizada por el Gobierno regional que preside Isabel Díaz Ayuso, del PP -en las que se veía un gran número de asistentes que no respetaban las normas de distanciamiento social- ya que, ha repetido, "el Gobierno de España no va a polemizar con ninguna administración".

Pedro Sánchez ha vuelto a defender por otra parte que España es el quinto país del mundo en número de test realizados, más de 1,9 millones hasta el 30 de abril, y ha asegurado que esta tarde el Gobierno daría los datos que demuestran dicha afirmación.

Según ha especificado, se han hecho 1.351.130 test PCR y 581.325 de anticuerpos, y ha asegurado que en la última semana han sido 290.000 las pruebas PCR y 271.000 las de anticuerpos los test practicadas.

REUNIONES DE HASTA 10 PERSONAS

Por otra parte, el Gobierno permitirá reuniones de un máximo de 10 personas, sin importar si son del mismo núcleo familiar o no, durante la Fase 1 de la desescalada, a la que accederán ya este lunes 4 de mayo las islas canarias de El Hierro, La Graciosa y La Gomera así como Formentera, en Baleares.

El Gobierno fijará a través de una orden ministerial que se publica este domingo el número máximo de personas que se podrán reunir en todos aquellos territorios que accedan a la Fase 1 del plan de desescalada, según informan fuentes del Ejecutivo.

Se prevé que, con carácter general, el resto de provincias acceda a la Fase 1 el próximo 11 de mayo, una semana después que estas cuatro islas en las que la afección de la pandemia es ahora mismo reducida.

Las diez personas tendrán que guardar las distancias personales y las normas de higiene contra la COVID-19 como son el lavado de manos, según informan fuentes del Ejecutivo.

TERRAZAS DE ESTABLECIMIENTOS HOSTELEROS

Además, el Gobierno ha decidido ampliar al 50 por ciento el aforo permitido en las terrazas de los establecimientos hosteleros a partir de la Fase 1 de la desescalada, que en un principio había planteado solo un 30 por ciento.

Según fuentes del Gobierno, se ha decidido ampliar el porcentaje previsto porque se considera compatible con las debidas garantías de seguridad en materia de salud pública.

Las mismas fuentes han explicado que el número máximo de diez personas para reuniones que se va a permitir en la Fase 1 vale tanto para los encuentros en domicilios como en terrazas.

Y podrán abrir, al 50 por ciento de su capacidad, tanto las terrazas que estén en la vía pública como las que se encuentren dentro del espacio del establecimiento hostelero, siempre que sea al aire libre.

Así constará en las órdenes que publicará el Gobierno en el BOE de este domingo para regular las condiciones tanto de la hostelería en Fase 1 como del comercio en Fase 0 o de la actividad deportiva, entre otras cuestiones.

La apertura de comercios minoristas que permitirá el Gobierno a partir del lunes (Fase 0 aún en la mayoría de España) será para establecimientos de hasta 400 metros cuadrados, a los que los clientes tendrán que acudir siempre con cita previa, y en los que se debe garantizar la atención individual -un empleado por cliente-.

Deberá mantenerse en estos locales la distancia mínima de dos metros y habrá franjas horarias y/o pasillos preferentes para los mayores de 65 años.

Las compras deben hacerse dentro de un mismo municipio, aunque permitirán desplazamientos entre las localidades pequeñas si no tienen determinados productos -y no tiene siempre que ser el colindante, puede ser otro municipio de la zona si así se necesita-.

Estos locales deberán limpiarse dos veces al día y los uniformes de los trabajadores deben lavarse a diario. Si se utilizan los probadores tendrán que limpiarse cada vez que un cliente los use y no se podrán emplear los aseos más que en los casos de urgente necesidad.

La ropa que se prueben los clientes deberá también desinfectarse antes de volver a la línea de venta.

En estos comercios pequeños no podrán trabajar los empleados que tengan cualquier tipo de sintomatología compatible con el coronavirus o que tengan que mantener cuarentena por haber estado en contacto con algún enfermo.

Todas estas normas se refieren a los comercios que pueden abrir en Fase 0. Según el Ejecutivo, en la Fase 1 podrán abrir los demás comercios (de más de 400 metros) y en la Fase 2 podrán operar ya los parques y centros comerciales, aunque sin utilizar las zonas comunes.

En cuanto a las peluquerías, que pueden abrir a partir del lunes ya en Fase 0 y donde no se pueden guardar los dos metros de distancia, será obligatorio el uso de mascarillas tanto para el cliente como para el empleado del establecimiento.

El Gobierno también ha explicado las condiciones para el uso de vehículos. En la Fase 0 se mantienen las actuales -en un vehículo de cinco personas solo puede haber una persona por cada fila y en diagonal, nunca una detrás de la otra-.

Y para la Fase 1 se permitirá que las personas de un mismo domicilio puedan compartir vehículos de hasta nueve plazas y si no conviven en el mismo domicilio tendrán que tener la máxima separación posible -como en la actualidad- y además usar mascarilla.

En total serán cinco las órdenes que el Gobierno publica este domingo para regular las primeras fases de la escalada.

Este domingo entrarán directamente en Fase 1 El Hierro, La Graciosa y La Gomera en Canarias y Formentera en Baleares, mientras que el resto de España se mantendrá en Fase cero.

El Gobierno balear había propuesto Ibiza para entrar en dicha fase y el Ejecutivo lo está valorando pero de momento no lo ha autorizado.

En Moncloa recuerdan que la unidad territorial sigue siendo la provincia y que las comunidades autónomas deben solicitar el salto a la siguiente fase de sus territorios con una semana de antelación.

La previsión es que la mayoría de los territorios puedan entrar en Fase 1 el día 11 de mayo, aunque en el Ejecutivo han recordado todos estos días que para que eso sea posible se deberán cumplir determinados parámetros.

Comentarios