sábado 04.04.2020

España compra a China un total de 550 millones de mascarillas y 5,5 millones de test rápidos

- Illa sitúa en la última semana de febrero el "contagio importante" en la Comunidad de Madrid y evita autocrítica por actos masivos.

- El Gobierno pondrá en marcha un ingreso mínimo vital, y más de 50.000 autónomos han solicitado ya la prestación extraordinaria.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una imagen de archivo en rueda de prensa
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una imagen de archivo en rueda de prensa

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado el acuerdo entre el Gobierno español y China por 432 millones de euros para la compra de más de 550 millones de mascarillas y 5,5 millones de test rápidos, que contribuirán a la lucha contra el coronavirus.

En rueda de prensa en Moncloa junto al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, Illa ha detallado que, además, se han logrado compras con dos proveedores chinos para la adquisición de 950 respiradores, que se distribuirán entre abril y junio, así como once millones de guantes de dos proveedores que serán suministrados durante cuatro semanas.

En cuanto a las mascarillas, se han conseguido a través de tres proveedores, garantizando ocho semanas de suministro. Serán de tipo quirúrgico y también de protección respiratoria, dirigidas tanto a pacientes como a profesionales sanitarios. Los test rápidos se van a entregar durante marzo y abril, tras negociar con dos proveedores.

"El suministro se va a hacer de forma escalonada, semanalmente. A finales de esta semana se va a hacer una primera entrega importante de estos productos", ha resaltado Illa, quien ha explicado que el acuerdo con China se ha producido tras la llamada que tuvo lugar la semana pasada entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su homólogo chino, Xi Jinping. A partir de ahí, distintos ministerios como el de Industria, Hacienda o Exteriores han colaborado con Sanidad para cerrar este contrato, que "ya está pagado en su integridad".

Illa ha avanzado que otra de las estrategias del Gobierno es potenciar la producción de este material sanitario en España, para garantizar el autoabastecimiento. "Adicionalmente, el Gobierno está activando la fabricación de todos estos productos en España", ha dicho, agradeciendo la labor de las empresas españolas en la ayuda que han prestado al Gobierno para comprar material sanitario contra el coronavirus en el extranjero.

En concreto, ha señalado que "se está trabajando desde hace algunos días de forma muy intensa" con grupos de producción españoles de equipos de respiración. Así, ha reivindicado que el Gobierno "apoya" y "ha puesto a disposición todo lo que han precisado" a estos grupos. De la misma forma, ha defendido que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, está "permanentemente abierta" para homologar "rápidamente" estos productos creados en España.

"Vamos a dar todo el apoyo para que la distribución nacional sea importante. Hemos ayudado a dos empresas a optimizar su producción. Es crucial producir el máximo número de respiradores en España", ha comentado, puntualizando que, al mismo tiempo, tanto CCAA como el Gobierno están trabajando en adquirir más, ya que considera que no son suficientes los 950 respiradores que se han comprado en esta primera tanda a China.

El ministro cree que "hacen falta más" productos. "Estamos haciendo esfuerzos para comprar más. Pero, sobre todo, para producir más en suelo español", ha añadido, reiterando que el Gobierno confía en la producción nacional "para garantizar el autoabastecimiento y no depender de entregas y suministros de terceros países".

ILLA REITERA QUE NO SE ESTÁ BLOQUEANDO MATERIAL

Por otra parte, el ministro ha negado, una vez más, que se hayan producido confiscaciones o retirada de material sanitario encargado por las comunidades autónomas en las aduanas. "Hay que acabar con estos bulos porque no ayudan en nada. El Gobierno ha apoyado, apoya y seguirá apoyando las compras de las distintas CCAA", ha expuesto.

Así, ha recordado que, dado que las competencias de sanidad están transferidas a las comunidades autónomas, la provisión del material sanitario sigue siendo su "responsabilidad", por lo que ha afirmado que el Gobierno simplemente "está ayudando en un momento de emergencia". "Estamos haciendo gestiones para comprar más material, garantizando la calidad de los productos", ha agregado.

En este sentido, Illa ha insistido en que el Gobierno ha repartido casi seis millones de mascarillas entre las CCAA. El ministro desgranará los datos por comunidades autónomas durante su comparecencia en el Congreso este jueves. "Todas las CCAA seguirán contando con el Gobierno de España. El Gobierno ayuda y va a ayudar a todas las que han comunicado y han querido que se les ayude en sus acciones de compra", ha subrayado.

ÚLTIMA SEMANA DE FEBRERO EL CONTAGIO IMPORTANTE

De otro lado, el ministro de Sanidad ha situado el "contagio importante" del coronavirus en la comunidad de Madrid en la última semana de febrero y ha evitado hacer autocrítica por los actos multitudinarios como actos deportivos o las manifestaciones del pasado 8 de marzo por el día de la mujer.

Illa respondía así al ser preguntado si después de haber declarado el 9 de marzo como día de inicio de la pandemia, se sabe ahora 15 días después, qué pasó desde el punto de vista científico para que se haya expandido y si ahora cree que fue un error celebrar actos multitudinarios en los días previos.

Ha evitado responder sobre si fue un error o no autorizar las manifestaciones del 8 de marzo, los congresos de partidos políticos como VOX o actos deportivos y se ha centrado en situar el inicio de la pandemia en la última semana de febrero. Según ha dicho, en esa fecha fue cuando sitúan el "contagio importante" en la comunidad de Madrid.

Ha argumentado en este sentido, que hasta que se tiene la notificación de los casos pasa un mínimo de entre ocho y diez días. Ese, ha precisado, es el tiempo necesario para que aparezcan los síntomas, entre cinco y seis días, y para que los afectados vayan al médico, les hagan el test y se comunique al Gobierno.

"Lo que detectamos la tarde noche del día 8 de marzo quiere decir que se produjo ocho o diez días antes, estimamos que hacia la última semana de febrero es cuando se produjo el contagio importante en algunas partes del territorio español, en concreto, en la comunidad de Madrid", ha precisado.

Según Salvador Illa, lo que ha hecho el Gobierno es ir dando respuesta conforme han tenido la información, siempre guiados por el criterio de los expertos y sus recomendaciones técnicas. "Este fue uno de los criterios que desde el principio dijimos que guiaría nuestras actuaciones y así ha sido", ha recalcado.

ESPAÑA, EL SEGUNDO PAÍS CON MÁS MUERTOS

También se ha remitido a la explicación técnica de los expertos cuando ha sido preguntado por qué motivo España es el segundo país del mundo, después de Italia, con más muertes por la pandemia de coronavirus.

Illa ha señalado que en España hubo una "semana muy complicada y muy dura", pero se ha remitido a la explicación técnica del índice de letalidad que va dando cada mañana el equipo técnico y el doctor Fernando Simón. "Puede obedecer a múltiples causas, no quiero especular en ello, es una cuestión técnica", ha remachado.

Sobre la posibilidad de que se puedan ir levantando las medidas de la cuarentena a partir del 12 de abril, como ha dicho esta mañana el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, el ministro ha precisado que ahora el objetivo es "derrotar al virus", y lo primero, ha insistido, es "aplanar la curva".

"El desescalamiento de estas medidas vendrá en una fase posterior y los esfuerzos están centrados en combatir el virus, en proporcionar al sistema sanitario todo aquello que necesita, en ayudar a la capacidad asistencial que tiene el sistema sanitario y se ponga a sus máximas capacidades para que todo el mundo pueda ser atendido", ha explicado.

Pero ha dejado claro que los ciudadanos aún tienen por delante todavía "dos semanas y lo que resta de esta de estar en casa, de cumplir con unas medidas que son de las más drásticas que se han adoptado en los países europeos".

MUY PROBABLE QUE LAS MUERTES SIGAN CRECIENDO

Además, el ministro de Sanidad ha apuntado que "es muy probable" que el número de fallecimientos por coronavirus siga creciendo a este ritmo durante "algunos días más". Según las cifras publicadas este miércoles por el Ministerio de Sanidad, más de 3.400 personas han muerto en España con la infección del Covid-19, lo que suponen 738 más que ayer.

"Siempre hemos dicho que las cifras de esta semana iban a ser muy duras, exigen lo mejor de nosotros mismos. El número de fallecidos se ha incrementado, es muy probable que siga incrementándose algunos días más mientras nos acercamos al pico de la epidemia, que es nuestro primer objetivo. Esto está siendo muy duro, va a ser duro, y comprendemos el dolor de todas las personas", ha comentado.

Así, ha reconocido el "esfuerzo" que están haciendo tanto los ciudadanos españoles siguiendo las restrictivas medidas como los profesionales sanitarios, que se encuentran "en primera línea" en la batalla contra el coronavirus. "Nos quedan todavía dos semanas de estar en casa, de cumplir con unas medidas que son muy drásticas, pero los españoles están cumpliendo con un grado de ejemplaridad. Es muy importante que se cumplan con mucha exigencia, que es la única forma de derrotar al virus", ha resaltado.

En este contexto, ha reiterado que el principal objetivo de la principal medida contra el Covid-19, el distanciamiento social, es "derrotar al virus". "Es una medida de mitigación, que es la fase 2 de combate. España dictó estas medidas cuando las autoridades europeas lo recomendaron y las reforzó dos días después con el decreto del estado de alarma. El objetivo es aplanar la curva y reducir el grado de contagio entre españoles para que los que se contagien puedan ser atendidos", ha apostillado.

Por otra parte, ha vuelto a reivindicar que todas las administraciones, tanto el Gobierno como autonomías y entes locales, "están empujando en la misma dirección" contra el virus: "Esto es una garantía de victoria". Por ello, ha llamado a la "solidaridad" con la Comunidad de Madrid, el principal foco en España.

"La lucha contra el virus está tensionando el Sistema Nacional de Salud en algunas comunidades. Es el momento de la solidaridad con Madrid", ha proclamado, dando las gracias a las autonomías que están colaborando para aliviar la presión asistencial y falta de productos que se está produciendo en la capital. Illa ha puntualizado que esta ayuda se proporcionará también a otras CCAA "cuando sea oportuno". "El Gobierno encabezará esta opción solidaria", ha asegurado.

RESIDENCIAS DE MAYORES

Respecto a las residencias de mayores, el ministro de Sanidad ha asegurado tener constancia de que las comunidades autónomas, competentes en la materia, están poniendo "todos los medios" para que se cumplan las ordenes dictadas por el Gobierno relativas al funcionamiento de las mismas ante la amenaza del coronavirus.

"El Gobierno de España, y el Ministerio de Sanidad en concreto, hace ya muchos días ha señalado, advertido y puesto de manifiesto que las residencias de mayores son un grupo frágil, al que hay que prestar especial atención en la lucha contra el virus", ha declarado al respecto.

En este sentido, ha reiterado que Sanidad ha dictado dos órdenes que "explican claramente qué hay que hacer" con las residencias de mayores, en materia del personal que las atiende, aislamiento de enfermos, desinfección de las instalaciones e información a las autoridades correspondientes para que puedan actuar, en caso de que sea necesario. "Me consta que las comunidades autónomas, que es a quien corresponde hacer esto, están poniendo todos los medios para que así sea", ha apostillado.

Preguntado sobre cómo es posible que haya fallecido una veintena de personas en una residencia de Madrid, donde ya había pasado la Unidad Militar de Emergencias (UME) a ayudar, el ministro de Sanidad ha asegurado no tener constancia de la noticia.

INGRESO MÍNIMO VITAL

Por su parte, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha afirmado que el Gobierno "está comprometido" con la puesta en marcha de un ingreso mínimo vital, desde antes incluso de la crisis sanitaria, económica y social que ha originado la coronavirus.

"Estamos estudiando el diseño de la medida y en cuanto esté preparada en sus detalles se comunicará y se implementará", ha señalado Escrivá durante la rueda de prensa junto al ministro de Sanidad.

Escrivá ha confirmado además que el Gobierno trabaja en medidas adicionales para proteger a las empleadas de hogar de los efectos de la crisis derivada del Covid-19.

Preguntado por la prestación para padres que no puedan teletrabajar y que tengan que cuidar de sus hijos, que se anunció cuando se cerraron los colegios, el ministro ha señalado que esa prestación se pensó para una situación muy concreta que se ha visto "ampliamente superada", por lo que el Gobierno está trabajando en medidas "de mayor amplitud".

PERMISOS DE TRABAJO "EXPRÉS" PARA MÉDICOS EXTRANJEROS

Escrivá ha informado además de que, en el ámbito de migraciones, los procedimientos y forma de funcionar en extranjería y sistema de acogida se han adaptado a las nuevas circunstancias.

Asimismo, ha explicado que se han agilizado los procedimientos para poder conceder a los extranjeros que están en España de manera regular permisos de trabajo "exprés" en el caso de que pudieran trabajar en el sector sanitario.

PRESTACIÓN EXTRAORDINARIA PARA AUTÓNOMOS

En otro orden, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha anunciado que más de 50.000 autónomos han solicitado ya la prestación extraordinaria creada para este colectivo por la crisis del coronavirus.

El ministro ha dejado claro que esta ayuda es una de las más "extensas, integrales y generosas que se están dando en todos los países del entorno".

También ha confirmado que más de 130.000 personas han solicitado la baja por incapacidad temporal como consecuencia de la pandemia. También ha recordado que en este caso los costes laborales los asume la Seguridad Social desde el primer día.

Respecto a los autónomos en concreto, Escrivá ha afirmado que han estado sometidos a "desinformaciones" en los últimos días respecto a esta prestación. Por ello, ha dejado claro que "cualquier autónomo que haya visto interrumpida su actividad o reducida su actividad de forma intensa tiene derecho a esta prestación", que, al menos, va a llegar a 661 euros mensuales para quienes coticen por la base mínima.

También quedarán exonerados del pago de la cotización a la Seguridad Social, con lo que unido a la prestación mínima de 661 euros, la suma de ambas ayudas (prestación y ausencia de cotización) alcanzará un mínimo de 950 euros, que se pueden ampliar teniendo en cuenta la base de cotización que se tenga.

El ministro ha explicado que los autónomos podrán solicitar esta nueva prestación cuando su actividad quede suspendida por la declaración del estado de alarma o cuya facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75% en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.

EVALUACIÓN 'EXPOST' DE LA CAÍDA DE INGRESOS

Preguntado sobre la situación de los autónomos a los que no les ha caído la facturación un 75%, pero sí un porcentaje considerable, Escrivá ha afirmado que el ingreso de referencia que se tiene en cuenta es el promedio del semestre anterior para que sea estable.

Así, ha explicado que en gran medida se harán evaluaciones 'expost', por lo que en primer lugar se dará la prestación con la información que se vaya presentando y luego "se irá evaluando la realidad". "En muchos casos la evaluación de cierre actividad se hará 'expost', porque 'exante' es difícil valorar", ha remarcado Escrivá.

La duración de esta prestación es de un mes, "pudiéndose ampliar hasta el último día del mes en el que finalice el estado de alarma, en el supuesto de que éste se prorrogue". Además, el tiempo de su percepción se entienda como cotizado y no reducirá los períodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro.

Esta prestación también la pueden solicitar los profesionales autónomos con trabajadores a su cargo. En este caso, pueden tramitar un ERTE y, al mismo tiempo, acceder a esta prestación extraordinaria.

Asimismo, Escrivá ha remarcado que los autónomos que presenten un ERTE no van a tener que pagar las cotizaciones sociales "durante el periodo que dure la crisis" y que, en el caso de las empresas de mayor tamaño, la exoneración llegará al 75%, por lo que solo tendrán que pagar un 25%.

También ha recordado que las empresas que sin tener que llegar a una situación de ERTE, vean afectada su actividad económica, tienen desplegados los procedimientos habituales de aplazamientos de las cuotas de la Seguridad Social.

Respecto a la crisis económica derivada de la pandemia, ha matizado que tiene "muchos elementos distintos" a la anterior, que fue "muy larga", ya que la actual es "prácticamente común a todas las economías desarrolladas" y esa "asimetría" permitirá que se pueda abordar por parte de todos los países en materia de financiación con un acceso a los mercados en condiciones "mucho más favorables".

Además, ha valorado la "inmediata, rápida, y contundente" respuesta del BCE, que ha estabilizado el mercado de deuda, lo que supone "una situación que debe generar tranquilidad".

AYUDA A FAMILIAS MONOPARENTALES

Por último, el ministro no ha aclarado si actualmente su departamento está trabajando en una prestación para familias monoparentales para que el adulto --madre o padre-- que no tenga acceso al teletrabajo pueda encargarse del cuidado de sus hijos durante el Estado de Alarma decretado por la crisis de coronavirus.

Sin embargo, el pasado viernes, al secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, aseguró que le "consta" que el Ministerio que lidera Escrivá está trabajando en una prestación específica para este tipo de familias.

"Hace referencia a una situación previa a la actual, que fue el momento en el que se cerraron los centros escolares, y en aquel momento se estaba evaluando una situación muy concreta que se ha visto claramente superada por la dimensión del cierre de la actividad que ha habido después. Por tanto, la amplitud de las medidas que planteamos ahora es mucho mayor a la que se discutía en aquel momento", ha señalado Escrivá preguntado al respecto.

El ministro se refiere al anuncio que hizo el pasado 11 de marzo acerca de una prestación económica para ayudar a los padres que tengan que quedarse en casa, sin posibilidad de teletrabajar, o reducir su jornada, por el cierre de colegios ante la expansión del coronavirus.

Por su parte, el pasado viernes Nacho Álvarez aseguró que le constaba que el Gobierno prevé una prestación específica para este tipo de familias. "Me consta que el Ministerio de Seguridad Social trabaja en este momento en una propuesta de prestación para facilitar el cuidado de aquellas familias que tienen que estar en casa cuidando de sus niñas y niños y Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 vamos a trabajar y colaborar con ellos", agregó.

Más información en vídeos 
Comentarios