domingo 29/11/20

Las Castillas cierran hasta el día 9 de noviembre y Madrid pedirá cerrar "por días"

Castilla-La Mancha quedará confinada perimetralmente desde el viernes y al menos hasta el 9 de noviembre para frenar los contagios de la covid-19, al igual que ha acordado Castilla y León, mientras que Madrid confinará la comunidad durante el puente de Todos los Santos si el Gobierno le permite cerrar solo "por días"
Los presidentes de Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid, Emiliano García-Page, Alfonso Fernández Mañueco e Isabel Díaz Ayuso, respectivamente, en rueda de prensa en Ávila tras la reunión que han mantenido
Los presidentes de Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid, Emiliano García-Page, Alfonso Fernández Mañueco e Isabel Díaz Ayuso, respectivamente, en rueda de prensa en Ávila tras la reunión que han mantenido

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado este miércoles que esta comunidad quedará confinada perimetralmente desde el viernes y al menos hasta el 9 de noviembre para frenar los contagios de la covid-19, al igual que ha acordado Castilla y León, mientras que Madrid confinará la comunidad durante el puente de Todos los Santos si el Gobierno le permite cerrar solo "por días".

En una declaración institucional junto a los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, García-Page ha explicado que este jueves firmará el decreto que recogerá esta medida, así como otras que detallará este jueves.

Ha indicado que la decisión de cerrar perimetralmente Castilla-La Mancha hasta el 9 de noviembre es el periodo máximo que permite ahora mismo la declaración del estado de alarma y va en la línea de lo acordado también en Castilla y León, mientras que la presidenta de Madrid ha indicado que cerrará su comunidad durante el puente de Todos los Santos si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acepta confinamientos solo por días.

García-Page ha indicado que noviembre es un mes "diferente" en muchos aspectos al ser "temporada baja" y permite que se esté "a tiempo" de que la "temporada alta" que significa las Navidades se pueda desarrollar con más normalidad.

También ha indicado que le "asusta" la movilidad que se puede producir por el puente de Todos los Santos porque puede "desnaturalizar" los sistemas de rastreo de cada población "con miles y miles de desplazamientos rápidos".

El presidente castellano-manchego ha indicado que afrontan esta medida con "humildad" y con la sensación de que, si se peca en algo que sea por ser excesivo, a la hora de tomar medidas para preservar la salud de los ciudadanos, al tiempo que ha alabado que este tipo de decisiones se tomen de forma conjunta, hablando entre las distintas comunidades como han hecho Castilla La Mancha, Castilla y León y Madrid.

La coordinación es determinante", ha dicho García-Page, quien ha defendido la necesidad de poner en marcha un "sistema de consulta multilateral" cuando la gestión de la pandemia recae en las comunidades autónomas con un estado de alarma decretado por el Gobierno.

Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado que la Comunidad quedará confinada perimetralmente desde el viernes a las dos de la tarde y al menos hasta el 9 de noviembre, para frenar los contagios de la covid-19, lo mismo que hará Castilla-La Mancha.

Mañueco ha apelado a la responsabilidad de los ciudadanos en los próximos días para llevar a cabo un "autoconfinamiento inteligente", que se traduce en "salir sólo lo imprescindible y necesario".

El presidente castellanoleonés ha sido el primero en intervenir en esta ronda de declaraciones institucionales, sin posibilidad de preguntas de la prensa, por lo que no se ha podido referir a la decisión de la Comunidad de Madrid, cuya presidenta ha reconocido que tiene "un compromiso" con sus comunidades vecinas para cerrar perimetralmente durante el puente, pero no ha confirmado que lo vaya a hacer si el Gobierno central no le permite hacerlo sólo durante el puente.

El presidente de la Junta ha apelado a que el incremento de los contagios está siendo "exponencial" en los últimos días y a que esto se traduce en la muerte de más personas y en el aumento de la carga de trabajo del personal sanitario, por lo que ha defendido la adopción de medidas "drásticas" a la vez que "proporcionadas".

Mañueco ha apelado a la "firmeza" de las decisiones y al consenso a la hora de tomarlas para frenar la segunda ola de contagios: "el virus no entiende de fronteras, de colores políticos, ni de ideologías", ha resumido, convencido de que hay que "apostar por sumar".

Por su parte, la presidenta madrileña ha explicado que está dispuesta a cerrar la Comunidad de Madrid en el puente de Todos los Santos del próximo fin de semana si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acepta la opción de hacer confinamientos en las comunidades autónomas "por días".

Podemos intentarlo, este puente es una buena oportunidad", ha dicho Ayuso tras la reunión, ya que ha reconocido que tiene "un compromiso" con las autonomías vecinas porque es consciente de que en el puente "va a haber muchos desplazamientos".

No obstante, ha explicado que en su caso, antes de tomar la decisión, pedirá por carta al presidente del Gobierno que permita perimetrar las comunidades autónomas "por días".

Fuentes de la Comunidad de Madrid han aclarado posteriormente a Efe que, si el Gobierno central no permite cerrar solo el fin de semana, la presidenta regional no confinará perimetralmente la región.

Reunión de coordinación en la lucha contra la pandemia con el presidente de Castilla y León y la presidenta de la Comunidad de Madrid

Más información en vídeos 
Comentarios