miércoles 28/10/20

El Congreso suspende 15 días su actividad y sólo celebrará un pleno el día 24 para decretos

Por su parte, el Senado mantiene el Pleno del martes porque debe ratificar la adhesión de Macedonia del Norte a la OTAN
Hacer accesible el hemiciclo del Congreso costaría más de 123.000 euros, según un informe
El Congreso suspende 15 días su actividad y sólo celebrará un pleno el día 24 para decretos

La Junta de Portavoces del Congreso ha decidido este jueves suspender quince días la actividad parlamentaria por la crisis del coronavirus, después de que en 48 horas hayan dado positivo una ministra del Gobierno (Irene Montero, de Unidas Podemos), un miembro de la Mesa de la Cámara (la vicepresidenta Ana Pastor, del PP) y dos diputados de Vox.

Esos positivos han obligado a seguir protocolos de cuarentena, y de hecho el grupo parlamentario de Vox, el tercero en número de diputado, ha dejado de acudir al Congreso y varios miembros del Gobierno se han quedado en sus domicilios y van a participar a distancia en el Consejo de Ministros.

En ese contexto, el Congreso ha decidido parar su actividad dos semanas y sólo prevé celebrar un Pleno el 24 de marzo pero sólo para votar unos decretos leyes pendientes cuya tramitación iba a caducar. Se trata de las reformas para derogar el despido objetivo por bajas reiteradas y para adoptar medidas urgentes en relación con la crisis del campo, aprobadas en febrero por el Gobierno y que debían someterse al trámite de convalidación o derogación en el plazo de un mes.

La Mesa del Congreso y los portavoces se volverán a reunir el próximo martes, aunque esta vez por vía telemática, para organizar el pleno del día 24. La previsión es que a esa sesión sólo asistan en el hemiciclo los ponentes de cada grupo y que el resto de diputados se acoja al procedimiento de voto telemático.

En principio, el Congreso no se cierra y su personal continúa con los protocolos recomendados por el Ministerio de Sanidad. En todo caso, se evaluarán fórmulas para mejorar la capacidad de actuación de la Cámara en estas circunstancias excepcionales.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha recalcado este jueves que, pese a la suspensión de actividades para los próximos quince días, la Cámara "no cierra" y seguirá operativa "para cualquier asunto urgente".

La Mesa del Congreso ya había decidido el martes anular las visitas a la Cámara, los actos extraparlamentarios y los viajes oficiales a zonas afectadas, pero tras el positivo de Javier Ortega Smith y la cuarentena del grupo de Vox se dio un paso más acordándose aplazar la sesión plenaria de esta semana.

Toda la actividad de la Cámara quedaba suspendida y sólo se iba a celebrar este jueves una comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, pero finalmente también se anuló tras el positivo de Irene Montero y la cuarentena del propio titular de Sanidad, su vecino de asiento en el Consejo de Ministros.

PLENO EN EL SENADO

Por su parte, la Mesa del Senado ha decidido mantener el Pleno previsto para la próxima semana pese a la crisis por el coronavirus porque la Cámara tiene que ratificar el acuerdo de adhesión de Macedonia del Norte a la OTAN y el plazo para aprobarlo termina ese mismo día 17 de marzo. Será el único asunto del orden del día, se espera que sea un trámite rápido, y todos los senadores que lo deseen podrán emitir voto telemático para evitar acudir al hemiciclo.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta primera del Senado, Cristina Narbona, que ha informado también de que el resto de la actividad parlamentaria de la próxima semana queda suspendida así como las comisiones previstas para la siguiente. De momento no se ha decidido qué ocurrirá con el Pleno de esa semana posterior, el que arrancará el día 24 de marzo, que queda por tanto en el aire.

Narbona ha subrayado que el Senado debe ratificar ese acuerdo sobre Macedonia y que los grupos parlamentarios han compartido la idea de que ese sea el único punto de la sesión. Sólo ha manifestado su discrepancia el PP, que entiende que debe celebrarse una sesión de control al Gobierno con preguntas al presidente y los ministros.

La vicepresidenta primera ha explicado que el Senado se encuentra en una Comunidad, la de Madrid, de gran riesgo de contagio del coronavirus y que la mayoría cree que se debe reducir la actividad todo lo que sea posible, como ha decidido el Congreso, la Asamblea de Madrid y el Ayuntamiento de la capital.

Cristina Narbona ha informado de que de momento una senadora ha dado positivo por coronavirus y que algunos trabajadores del Senado tienen síntomas leves, pero sin que se haya confirmado que estén infectados.

El martes por la mañana se celebrará una Junta de Portavoces, se reunirá la Mesa y a las cuatro de la tarde comenzará el Pleno, con ese único asunto de Macedonia del Norte. Se trata de temas que no suelen provocar debate por lo que el trámite puede ser muy rápido, aunque es posible que los grupos intervengan si quieren.

Narbona ha hecho hincapié en que todos los senadores que lo deseen podrán emitir voto telemático y que se recogerá en la Cámara. Para que el Pleno se celebre sólo es necesario que acudan al Senado la presidenta y un secretario de la Mesa, que abrirán y cerrarán la sesión y recibirán los votos que envíen los senadores a distancia.

Pese a la baja a actividad parlamentaria, la Cámara Alta seguirá abierta. Sus trabajadores han podido ir reduciendo jornada laboral o trabajando desde sus domicilios y está previsto que si la situación empeora, se organicen servicios indispensables para que el Senado pueda funcionar con el mínimo de personal.

Más información en vídeos 
Comentarios