lunes 25.05.2020

Illa confirma que España está en una fase de "estabilización" de la pandemia del COVID-19

Maroto insiste en que la industria no esencial tiene que reducir su actividad, incluida la electrointensiva
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, junto a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en rueda de prensa en Moncloa
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, junto a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en rueda de prensa en Moncloa

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado que España se encuentra actualmente en una fase de "estabilización" de la pandemia del coronavirus, y ha comentado que el objetivo que se ha planteado esta semana el Gobierno es mantener la tendencia a la baja del número de casos confirmados del Covid-19.

En una rueda de prensa telemática en el Palacio de La Moncloa junto con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, Illa ha aludido a los últimos datos publicados este martes por su departamento ministerial en el que se muestra que el coronavirus ha infectado ya a 94.417 personas en España y provocado la muerte de 8.189 ciudadanos.

No obstante, y pese a estas cifras, que suponen un incremento de 9.222 en el número de casos, y de 849 en el número de muertes, Illa ha comentado el aumento porcentual se sitúa en el 10 por ciento, "por debajo" de lo detectado en las semanas anteriores y, especialmente, desde el 15 de marzo, un día después de la declaración del estado de alarma.

"Todo esto demuestra que las medidas del Gobierno están dando sus resultados. Ayer dije que estábamos en fase de estabilización y hoy puedo confirmar que lo estamos, si bien es importante seguir bajando el porcentaje de incremento de cifras", ha dicho Illa, para recordar que esta semana seguirá siendo "dura".

Dicho esto, el ministro de Sanidad ha subrayado la importancia de no enfrentar economía y salud, asegurando que para que la economía funcione tiene que haber salud. Por ello, y tras agradecer el comportamiento que está teniendo la ciudadanía, ha dado las gracias a los empresarios por seguir "apoyando" al Gobierno en las medidas que está adoptando para combatir al virus.

En este sentido, Illa ha hecho una "mención especial" para las compañías farmacéuticas por conseguir que 25 millones de españoles tengan cada día los medicamentos que necesitan para cuidar su salud. "Para que la economía vuelva a ser lo primero, lo primero ahora tiene que ser la salud", ha recalcado.

Dicho esto, el ministro ha recordado que el Consejo de Ministros ha aprobado la distribución a las comunidades autónomas de 300 millones de euros dentro del plan de medidas económicas extraordinarias destinadas a mitigar el impacto del Covid-19.

El reparto se ha llevado a cabo teniendo en cuenta los criterios de porcentaje de población (80%) y número de casos (15%) e ingresos en UCI (5%) a fecha 24 de marzo. Las comunidades autónomas de Madrid, Cataluña y Andalucía son las tres que mayores importes recibirán con 52,79, 51,36 y 44,23 millones de euros, respectivamente.

SEGUNDO PAÍS QUE MÁS TEST REALIZA

Por otra parte, el ministro de Sanidad ha asegurado que España es el segundo país del mundo que más PCR para detectar el coronavirus está realizando a la población, sólo por detrás de Suiza, y ha recordado que desde hace varias semanas se están realizando entre 15.000 y 20.000.

Illa ha comentado que España ha recibido ya nuevos test de diagnóstico rápido, tras tener que devolver 58.000 por no cumplir con los requerimientos exigidos (de un pedido de 640.000), y que el Instituto de Salud Carlos III (ISCII) los está validando antes de poderlos distribuir a las comunidades autónomas.

"Estamos en el proceso de validación de los test rápidos y de los protocolos de uso que tienen que seguir las comunidades autónomas. El objetivo es lograr que todo el mundo pueda tener acceso a estos test y que el máximo número de personas con coronavirus sean detectadas", ha apostillado el ministro de Sanidad.

Dicho esto, ha informado de que este miércoles se van a repartir a las comunidades autónomas siete millones de equipos de protección individual (EPIs), lo que supone que en total se habrán ya repartido casi 18 millones de estos equipos. Además, ha informado de que en las próximas semanas llegarán a España unos 1.900 equipos de respiración asistida.

En cuanto a los materiales que están donando las entidades privadas y particulares, Illa ha explicado que su entrega se está coordinando desde el Centro de Compras y Logística para que llegue a las zonas donde más se necesitan.

"NO HAY DESABASTECIMIENTO" DE SEDANTES

Preguntado por la denuncia lanzada por la Sociedad Española de Intensivistas sobre el desabastecimiento que existe de sedantes para los pacientes con Covid-19 que están ingresados en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), Illa lo ha negado y ha asegurado que hay suficiente producción nacional.

No obstante, este martes la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha reconocido que el incremento de la demanda de los medicamentos utilizados en unidades de cuidados intensivos (UCI) por el coronavirus "está provocando problemas de disponibilidad" en el tratamiento combinado de opiáceos y benzodiacepinas/neurolépticos para pacientes terminales.

La situación sanitaria asociada al Covid-19 ha aumentado extraordinariamente la demanda de este tipo de medicamentos y puede afectar a la disponibilidad de algunos fármacos de uso común. Por tanto, al menos de manera temporal, es necesario buscar soluciones terapéuticas que contemplen distintas alternativas equivalentes en eficacia, particularmente para los pacientes en fase terminal, hospitalizados o en su domicilio", ha explicado la AEMPS.

Sin embargo, ha aseverado que "no hay desabastecimiento" en España de estos medicamentos y que la AEMPS está velando para que la medicación esté disponible "allí donde haga falta" y que, incluso, está trabajando en distintos protocolos para ver alternativas en el caso, "no actual", de que haya que optar por otro tipo de medicación.

LA INDUSTRIA TIENE QUE REDUCIR SU ACTIVIDAD

Por su parte, la ministra de Industria, Comercio y Turismo ha recordado que todas las empresas que no se dedican a actividades esenciales tienen que reducir al mínimo su actividad, incluida la industria electrointensiva, con el objetivo de reducir más la movilidad y frenar así la propagación del coronvirus entre la población.

Maroto ha admitido la "complejidad" de las cadenas de valor de la industria, aunque ha insistido en la necesidad de interpretar el decreto del Gobierno sobre el cierre de la actividad no esencial "con coherencia".

Mientras que la industria que cuente con una cadena de valor perteneciente a sectores esenciales podrá seguir desarrollando su actividad, el resto tendrá que ajustarse a una producción "mínima", entre las que incluye a las empresas siderúrgicas, que continuarán con un nivel de actividad propio de los fines de semana o el más bajo posible.

Para la ministra, las indicaciones del decreto son "muy claras" y suponen que toda la industria no esencial debe ir hacia una "actividad mínima indispensable" que permita la reactivación de la misma, una vez la crisis haya pasado.

Maroto ha admitido que se trata de medidas "muy duras" que suponen el confinamiento de la mayoría de la población, pero que esa reducción de la movilidad permitirá acabar "cuanto antes" con la crisis sanitaria y comenzar, así, la reactivación de la economía.

INDUSTRIA NACIONAL DE ARTÍCULOS BÁSICOS

"Sin salud no hay trabajo, ni actividad, ni economía; la salud es la principal preocupación y es la indiscutible prioridad para todos, por lo que no hay que contraponer economía y salud; el reto exige cooperación y flexibilidad, que son los criterios que animan la acción de este Gobierno", ha señalado la ministra.

Maroto ha recordado que el Gobierno ya está coordinando grupos de trabajo para que España pueda producir el material y el equipo sanitario necesario a través de su capacidad industrial para no depender del extranjero, donde, en estos momentos, "es difícil encontrar" los artículos necesarios básicos para luchar contra la pandemia.

El Ministerio que dirige Maroto ha incluido en el paquete de medidas aprobado este martes por el Consejo de Ministros la agilización de la gestión de los créditos otorgados a proyectos industriales de investigación e innovación y a la convocatoria de concesión de apoyo financiero a la inversión industrial, con el propósito de dotar de recursos a las empresas ante la actual crisis del coronavirus.

Asimismo, ha reforzado con 60 millones de euros la línea de garantías para autónomos y pymes afectadas por el Covid-19, que sufran caídas de ventas o bajas de personal, gestionada a través de CERSA, lo que permitirá ampliar la capacidad de refinanciación de las entidades financieras para pymes y autónomos en dificultades.

CONSEJO ESPAÑOL DE TURISMO

En otro orden, el Gobierno convocará la próxima semana el Consejo Español de Turismo (Conestur) para abordar un plan de recuperación donde se plantearán propuestas y medidas de estímulo para impulsar al turismo, uno de los sectores más golpeados por la crisis del coronavirus.

Así lo ha avanzado la ministra tras ser preguntada por un plan de recuperación específico para el sector turístico ante el impacto de la enfermedad en las empresas del sector.

Según ha explicado Maroto, Gobierno, comunidades autónomas y el sector empresarial, junto con las asociaciones sindicales, plantearán propuestas "para empezar a pensar ya en la salida y el plan de recuperación de estímulo" para el sector.

En materia turística, el Gobierno ha suspendido este martes, durante un año y sin penalización alguna, el pago de intereses y amortizaciones correspondientes a los préstamos concedidos por la Secretaría de Estado de Turismo en el marco del 'Programa Emprendetur I+D+i', del 'Programa Emprendetur Jóvenes Emprendedores' y el 'Programa Emprendetur Internacionalización'.

A propuesta del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el Consejo de Ministros ha aprobado esta medida "con el fin de asegurar la liquidez y, por tanto, la viabilidad de las empresas turísticas".

COMPRAS CON RESPONSABILIDAD

Por último, la ministra de Industria, Comercio y Turismo ha pedido a la población española que adelante las compras "de forma responsable" para anticiparse a los festivos de Semana Santa, en que muchos comercios permanecerán cerrados.

Maroto ha pedido a los ciudadanos que hagan una compra "responsable" y que adelanten en los próximos días el aprovisionamiento para proveerse de los productos necesarios de cara a los días festivos de la Semana Santa, de modo que puedan acceder a las tiendas cumpliendo los requisitos establecidos desde el punto de vista sanitario.

Considera que la limitación de los horarios comerciales solicitada por CCOO y UGT, especialmente en festivos y mientras dure el estado de alarma, con el fin de reducir aún más la movilidad de la población, es una medida que no es necesaria en estos momentos.

En cuanto al control del reparto de compras a domicilio, Maroto ha señalado que corresponde a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Más información en vídeos 
Comentarios