martes 19/10/21

CLM pide al Gobierno crear un mecanismo jurídico para atajar un posible rebrote

Por otra parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha convocará a la FEMP para analizar la fase 1 de la desescalada en la Comunidad Autónoma
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha participado desde el Palacio de Fuensalida de Toledo, en la videoconferencia de los presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha participado desde el Palacio de Fuensalida de Toledo, en la videoconferencia de los presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha pedido este domingo que se cree un instrumento jurídico que permita a comunidades autónomas y Gobierno establecer restricciones de movilidad, para atajar un posible rebrote en otoño de la pandemia de COVID-19, como vaticinan algunos expertos.

García-Page ha trasladado esta propuesta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la décima videoconferencia que ha mantenido este domingo el jefe del Ejecutivo central con los presidentes autonómicos, según ha dado a conocer en una rueda de prensa telemática el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro.

El vicepresidente de Castilla-La Mancha ha argumentado que es muy probable que la lucha contra el coronavirus y las medidas de desescalada deberán de prolongarse durante algunos meses, posiblemente hasta final de año, por lo que se debe de contar "con algún instrumento jurídico que permita la cogobernanza entre las comunidades autónomas y la Administración central del Estado y al mismo tiempo establecer restricciones de movilidad".

Se trata de disponer de algún instrumento jurídico que permita establecer restricciones de movilidad, "porque son muchos los expertos que ponen encima de la mesa la posibilidad de que pueda haber un rebrote en otoño", ha apuntado Martínez Guijarro.

En este contexto, el Gobierno de Castilla-La Mancha entiende que "es necesario que se garantice que se pueden volver a poner en marcha los mecanismos de coordinación que se han establecido entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas y las capacidades de restricción de la movilidad de los ciudadanos".

Esta garantía puede formalizarse a través de la declaración de un nuevo estado de alarma "o con otro instrumento jurídico que pueda diseñar el Gobierno de España con el tiempo suficiente", ha explicado Martínez Guijarro, quien ha considerado que "no hay que bajar la guardia sino dotarnos de los organismos jurídicos pertinentes" para poder atajar "de la forma más inmediata" un posible rebrote de la pandemia.

Por otra parte, García-Page ha solicitado también a Pedro Sánchez que se establezca un criterio nacional para actuar en las fiestas patronales que se celebran durante el verano en la inmensa mayoría de los pueblos de Castilla-La Mancha y de España.

Sería conveniente que se establezcan unos criterios comunes para actuar en las fiestas en el marco de la pandemia de la COVID-19 y así se lo ha trasladado Castilla-La Mancha al Gobierno, al que ha pedido que también participe en la elaboración de este protocolo la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ha señalado Martínez Guijarro.

ANÁLISIS DE LA FASE 1 CON LA FEMP

Por otra parte, el Gobierno regional va a convocar a una reunión a la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha (FEMP-CLM) para intercambiar impresiones sobre la fase 1 de desescalada de la alerta declarada por el coronavirus, ya que los ayuntamientos van a tener un papel cada vez más importante.

Martínez Guijarro ha adelantado que el objetivo de la reunión con la FEMP-CLM es intercambiar impresiones con los alcaldes y alcaldesas, ya que en las sucesivas fases de la desescalada el papel de los ayuntamientos será cada vez más importante.

Entre otros aspectos, el Ejecutivo autonómico quiere abordar con la FEMP-CLM la necesidad de extremar las medidas de precaución y control por parte de la Policía Local en las fases de desescalada, reforzando la labor que han venido desarrollando hasta ahora los policías locales en los diferentes municipios.

En este contexto se enmarca el adelanto que ha hecho este domingo Pedro Sánchez, de que se van a eliminar las franjas horarias para realizar determinadas actividades en los núcleos de población de hasta 10.000 habitantes, como viene ocurriendo en los que tienen 5.000 o menos.

De hecho, solo hay 37 municipios mayores de 10.000 habitantes en Castilla-La Mancha y, además, algunos tienen pedanías que tienen menos de 10.000 vecinos y que también estarían incluidas en este bloque, porque el límite se entiende por núcleo de población no por municipio, ha aclarado Martínez Guijarro.

Por otra parte, ha indicado que García-Page ha agradecido a Sánchez la decisión de flexibilizar las medidas restrictivas en materia de caza y pesca, y le ha planteado que esta misma flexibilización se aplique también a las personas que practican actividades al aire libre.

También se ha trasladado al Gobierno de España la necesidad de que haya una mayor generalización del uso de las mascarillas, sobre todo en los espacios cerrados, ha indicado Martínez Guijarro, que ha explicado que la próxima semana que finalizará la distribución de mascarillas entre los castellano-manchegos.

En este ámbito, ha adelantado que a partir del 25 de marzo se podrán retirar mascarillas quirúrgicas de las farmacias, utilizando las tarjetas sanitarias y con el mismo sistema de copago de cualquier medicamento, que se aplicará también a las mutualidades funcionarios y profesionales liberales para que las puedan comprar.

Y de cara a las semanas siguientes se está preparando la distribución de mascarillas reutilizables con el mismo método, que se hará efectiva hacia mediados de junio, porque es importante que las medidas de protección se vayan generalizando, ha considerado el vicepresidente de Castilla-La Mancha.

PETICIÓN DE PASO A LA FASE 2

Por otro lado, y a preguntas de los periodistas, Martínez Guijarro no ha concretado si Castilla-La Mancha pedirá la próxima semana entrar en la fase 2 de la desescalada y si se planteará que entre toda la comunidad o se haga de forma asimétrica.

Esta posibilidad será analizada por el Gobierno de Castilla-La Mancha durante la próxima semana, ya que el Ejecutivo autonómico no tiene una decisión tomada al respecto y quiere ver los datos de los próximos días para hacer una propuesta al gobierno de España, que es el que tiene que tomar la decisión si pasan todas o hay una desescalada asimétrica.

Asimismo, ha opinado que las claves para que Castilla-La Mancha haya entrado en la fase 1 son la responsabilidad de los ciudadanos, al igual que la que han puesto de manifiesto en el conjunto del país y la respuesta de los profesionales sanitarios, que según Martínez Guijarro "ha sido absolutamente elogiable en la inmensa mayoría, de verdadera profesionalidad y vocación".

El este sentido, ha recordado que Castilla-La Mancha ha incorporado a 4.500 sanitarios durante la pandemia, una de las tasas más altas de incorporaciones del país, proporcionalmente, y que además van a seguir trabajando en los próximos meses, a diferencia de lo que está pasando en otras comunidades autónomas, ya que según el vicepresidente "es importante mantener la capacidad de respuesta ante el riesgo de un rebrote".

En cuanto a las conferencias de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez, Martínez Guijarro ha destacado que "están siendo muy útiles" para coordinar medidas y para trasladar las necesidades concretas que tiene cada territorio, que pueden ser distintas de una comunidad autónoma a otra.

Al respecto, ha indicado que García-Page ha planteado que las comunidades autónomas participen en el diseño de necesidades y proyectos que pueden ser financiados por la Unión Europea, para que puedan contar con una financiación comunitaria extra.

Comentarios