sábado 6/3/21

Castilla-La Mancha contratará 130 rastreadores más y pedirá militares "si fuese necesario"

- Fernández Sanz ha explicado que, tras su contratación, habrá una tasa de seis rastreadoras por cada 100.000 habitantes, superando con mucho las indicaciones recomendadas por la Organización Mundial de la Salud.

- El consejero de Sanidad ha afirmado que “actualmente en Castilla-La Mancha tenemos más personas trabajando que al inicio de la pandemia, hacemos mayor número de técnicas diagnósticas, realizamos más educación para la salud, llevando a cabo más rastreos de casos y con una gran responsabilidad ciudadana”.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha realizado una valoración de la evolución de la pandemia en Castilla-La Mancha
El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha realizado una valoración de la evolución de la pandemia en Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha tiene previsto contratar 130 nuevas enfermeras de vigilancia epidemiológica para mejorar el rastreo de contactos y seguimientos de casos de COVID-19 y solicitará rastreadores militares "si fuese necesario", aunque cree que en estos momentos hay otras comunidades autónomas "con más necesidades".

Así lo ha puesto de manifiesto este lunes en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, quien ha detallado que se prevé realizar su contratación a lo largo de este mes de septiembre para ir disponiendo de rastreadores "según la evolución de la pandemia" y empezando por Toledo.

Respecto a los rastreadores militares, ha señalado que el Gobierno regional no dice que no vaya a pedirlos, ya que se solicitarán "si fuese necesario", pero el titular de Sanidad ha considerado que en estos momentos "hay comunidades autónomas con más necesidades", de manera que, mientras se pueda, se contratará a personas de la región que están en las bolsas de trabajo.

Según Fernández Sanz, estas 130 nuevas profesionales van a favorecerse del conocimiento de las 427 que desde el 10 de mayo están llevando a cabo esta labor de rastreo.

Y ha reparado en que, con las actuales cifras, Castilla-La Mancha cumple las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de entre 4,5 y cinco rastreadores por cada 100.000 habitantes, ya que el índice es de 4,7.

Igualmente, ha hecho hincapié en que cuando se sumen las 130 nuevas, el índice será de seis por cada 100.000 habitantes.

"Creemos que podemos dar respuesta", ha destacado el consejero, quien ha agregado que, de lo contrario, "seguiremos abundando y trayendo más rastreadores para llevar a cabo la tarea".

CAPACIDAD ASISTENCIAL EN HOSPITALES

Por otra parte, el consejero de Sanidad ha asegurado que la capacidad asistencial en los hospitales de Castilla-La Mancha sigue "en datos razonables", ya que en estos momentos la tasa de hospitalización se sitúa en el 5 por ciento, por debajo de la media nacional, que es del 6 por ciento.

Durante su comparecencia, Fernández Sanz ha comparado las cifras actuales con las de los peores momentos de la pandemia y ha resaltado que en marzo, al igual que en la actualidad, también se superaban los 500 contagios diarios.

Sin embargo, ha precisado que entonces había 2.712 personas ingresadas, 186 de ellas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), mientras que ahora son 186 las personas ingresadas, 23 en UCI, lo que sitúa a Catilla-La Mancha como la octava comunidad en tasa de hospitalización.

El consejero ha aseverado que estas cifras son fruto del comportamiento de la población que asume su responsabilidad y cumple las medidas sanitarias, así como del trabajo de los equipos de Atención Primaria y de los rastreadores, que han localizado a 24.000 contactos, entre los que han descubierto 6.500 positivos.

Asimismo, ha incidido en que esta tarea lleva consigo un diagnóstico precoz, cuya finalidad es no volver a poner en riesgo la capacidad asistencial de los hospitales.

El titular de Sanidad ha detallado también que, a fecha 14 de agosto, se han realizado 269.076 PCR y técnicas similares, lo que supone 132 pruebas diagnósticas por cada cien mil habitantes y ha comparado estas cifras con otras similares de comunidades autónomas, como Valencia (114), Castilla y León (172) o Madrid (161).

Igualmente, ha hecho hincapié en que, a 15 de marzo, se contrató a 216 personas más para hacer frente a la pandemia y en que, a 27 de agosto, han sido 6.818 más las personas contratadas.

Del mismo modo, Fernández Sanz ha avanzado que Castilla-La Mancha va a superar este lunes los 25.000 casos acumulados y que es la décima comunidad autónoma en incidencia acumulada, que se sitúa en 148 casos por cada cien mil habitantes, frente a 190 a nivel estatal.

Además, ha señalado que este fin de semana se han producido dos fallecimientos por coronavirus en la región, uno en Toledo y otro en Ciudad Real, y ha añadido que el número de defunciones es cada vez menor.

También, ha hecho un llamamiento a quienes no cumplen las normas y les ha instado a ser solidarios y a comportarse como la mayoría, que sí asume su responsabilidad.

El consejero ha subrayado que es "una obligación ciudadana" cumplirlas y ha pedido a aquellos que noten cualquier síntoma de COVID-19 que no acudan a su centro de trabajo, eventos o reuniones sociales para no contribuir a la propagación de la enfermedad.

"El virus no se ha ido, lo diagnosticamos antes y lo tenemos más controlado, pero no se ha ido y no podemos relajarnos", ha subrayado el titular regional de Sanidad.

MEDIDAS ESPECIALES EN MUNICIPIOS

En otro orden, cuatro localidades más de la provincia de Toledo, en concreto Méntrida, Olías del Rey, Quintanar de la Orden y Villacañas, se sumarán este lunes a la lista de municipios donde se aplicarán medidas especiales para frenar la propagación de la COVID-19.

Así lo ha avanzado el consejero durante la rueda de prensa, en la que también ha explicado que en la tarde de este lunes se evaluará el desconfinamiento de la localidad de Villamalea (Albacete).

Fernández Sanz ha recordado que a partir del 3 de septiembre se harán públicos los datos de contagiados de COVID-19 en municipios superiores a mil habitantes y ha explicado que se han establecido tres niveles de aplicación de medidas: el primero, fijado en el decreto 24/2020, que establece criterios desde el punto de vista social y sanitario para el control de la pandemia.

El segundo afecta a poblaciones concretas en las que ha sido necesario tomar "decisiones más coercitivas, ha remarcado el titular de Sanidad, quien ha recordado el caso de municipios como Consuegra, Alcázar de San Juan e, incluso, la capital regional.

En este punto ha avanzado que este mismo lunes crece el número de poblaciones en este nivel, puesto que se suman Méntrida, Olías del Rey, Quintanar de la Orden y Villacañas y también que se está evaluando la situación de Guadalajara y Albacete, que todavía no superan el umbral de cien casos por cada cien mil habitantes, aunque el número de contagios en los últimos días ha crecido "bastante", ha asegurado Fernández Sanz.

El tercer nivel es el confinamiento, como el que hubo que aplicar en un edificio de la calle Baños, en Albacete, así como en Villamalea, y ha adelantado que esta tarde se evaluará el desconfinamiento de este municipio albaceteño.

SANCIONES A QUIENES INCUMPLAN

De otro lado, el consejero de Sanidad ha considerado "importantísimo" aplicar sanciones a quienes incumplan el aislamiento domiciliario, por lo que el Gobierno regional está estudiando sanciones mayores en casos en los que, a sabiendas, se ponga en peligro la salud de la población.

Así ha respondido Fernández Sanz, a preguntas de los periodistas sobre el estudio específico anunciado por la Junta sobre la capacidad de perseguir, denunciar e incluso de personarse judicialmente la autoridad sanitaria ante casos de personas que se saltan las normas.

"Seguimos esperando que nos hagan una propuesta los servicios jurídicos", ha señalado el consejero, quien ha opinado que aplicar las sanciones sería "importantísimo" y que lo que se persigue es "afinar un poco más en incumplimientos que tienen que ver con mayor contagio o contagios más complicados".

Fernández Sanz se ha referido al caso de personas que, a sabiendas de que tenían síntomas o resultado positivo, salen de casa y no cumplen lo que se les pide, situaciones ante las que el Ejecutivo autonómico quiere "afinar bien la sanción", aunque no ha especificado la cuantía.

Preguntado también por el estado en el que se encuentran los recursos contra las decisiones judiciales por las medidas especiales implantadas en determinados municipios, el consejero ha explicado que al Gobierno regional le preocupaba especialmente lo relativo al tabaco y ha aceptado que, cuando se mantenga la distancia, se pueda fumar en las terrazas, al tiempo que ha señalado que la Justicia ha aceptado también los últimos decretos de la Junta.

Comentarios