jueves 1/10/20

Entre 1,5 y 2,5 camas de UCI por cada 10.000 habitantes para pasar de fase en la desescalada

Es uno de los criterios de obligado cumplimiento para valorar las propuestas de desescalada de las CCAA en el plan de cogobernanza
La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa en Moncloa
La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa en Moncloa

Las comunidades autónomas deberán garantizar en un plazo máximo de cinco días disponen de entre 1,5 y 2 camas de UCI y entre 37 y 40 camas de enfermos agudos por cada 10.000 habitantes por si hubiera un rebrote, una condición de "obligado cumplimiento" para pasar de fase en la desescalada.

Lo ha avanzado este domingo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa conjunta con la titular de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la que ha insistido en que es una condición para poder hacer frente a posibles rebrotes.

Además, se recomienda a las comunidades que mantengan el número de profesionales sanitarios durante la desescalada, tomando como referencia el que había en los momentos "álgidos" de la pandemia, así como que se lleve a cabo una reorganización, reforzando la atención primaria y salud pública, "que van a tener un papel clave" en la detección precoz de nuevos casos.

Estas condiciones aparecen recogidas en una orden ministerial de cogobernanza, que se publicará este domingo en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que establece unos indicadores que sirvan de referencia para constatar que se dan las circunstancias epidemiológicas para avanzar de fase o, bien, para "ir de forma más lenta".

Todo ello se analizará en reuniones bilaterales técnicas y políticas con las comunidades, en las que se evaluarán sus propuestas, que deberán trasladar con una semana de antelación, aunque esta primera semana "extraordinaria" lo podrán hacer el miércoles 6 de mayo.

Illa ha dicho que aunque la unidad territorial de referencia para evaluar la situación es la provincia o la isla pero si "motivadamente" se plantea otras unidades que se ajusten mejor, "siempre y cuando cumplan con los criterios", se estudiará conjuntamente.

PRÓRROGA DEL ESTADO DE ALARMA

Por otra parte, el Gobierno ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de los partidos para mantener el estado de alarma, porque en sus siete semanas en vigor ha demostrado que ha funcionado para evitar contagios y disminuir las muertes y porque no hacerlo, sería como dejar sin valor el trabajo de los ciudadanos.

Tras la reunión por videoconferencia del presidente del Gobierno con los representantes autonómicos, la ministra de Hacienda y el titular de Sanidad han respaldado la intención del Ejecutivo de pedir una prórroga del estado de alarma.

Será el Congreso de los Diputados quien tendrá que ratificar esa prórroga y a sus parlamentarios se han dirigido Montero e Illa para decirles que votar en contra sería como decir que "el trabajo previo de los ciudadanos no tiene ningún valor".

Para la transición a la "nueva normalidad" es necesario mantener el estado de alarma, ha dicho Illa, quien ha añadido que el Congreso puede "estimar la decisión que considere", pero la propuesta del Gobierno "tiene el consenso amplio de la sociedad".

Aunque aún no se han despejado las dudas sobre la votación, Montero ha insistido en que el Gobierno quiere hablar con todos los partidos y, en referencia a las críticas del líder del PP, Pablo Casado, ha manifestado: "no creo que el problema de que determinada fuerza política apoye o no sea porque se ha hablado o no".

Illa, por su parte, ha recordado que, como se ha considerado internacionalmente, es necesario salir de forma ordenada de la crisis y, por eso, tiene sentido prorrogar el estado de alarma, "para continuar controlado la pandemia".

El titular de Sanidad ha valorado los datos que este domingo han reflejado un número de muertes muy por debajo de las 200 (164) y que por primera vez hayan bajado de los mil los nuevos diagnosticados.

Cada semana, ha añadido, el Gobierno se fija unos objetivos en el control de la COVID-19 que "siempre se han cumplido". Y ha ido más lejos: "Siete semanas, siete objetivos cumplidos", lo que demuestra "un cumplimiento ejemplar" de las medidas del decreto, que  ha permitido a los españoles "tomar el control" de la  epidemia y que ninguna comunidad autónoma se haya quedado atrás.

Hasta el punto, según Illa, que si hubiera un rebrote, España cuenta con un instrumento eficaz: el estado de alarma, "imprescindible en la desescalada".

"NADIE PUEDE DAR LECCIONES A LOS ESPAÑOLES"

De otro lado, el ministro de Sanidad ha afirmado que los españoles "en materia de ejemplaridad, responsabilidad, civismo y consciencia" ante la pandemia del coronavirus no pueden recibir lecciones de "nadie", en referencia a la comparativa con otros países europeos como Holanda.

Illa ha respondido de esta manera a la pregunta de un periodista holandés que le planteaba para España el modelo de "confinamiento inteligente" de este país.

"Voy a ser muy corto y claro", replicó Illa, antes de asegurar que, en lo que se refiere al comportamiento en este ámbito, "los españoles están en disposición más de dar lecciones que de recibirlas".

A su juicio la población española se ha comportado de una forma "ejemplar", por lo que ha vuelto a reiterar hoy su agradecimiento.

También Montero ha expresado, ya al inicio de su intervención, el agradecimiento por el comportamiento "ejemplar" de la ciudadanía, con una mención especial a la labor de las madres, con motivo de la celebración este domingo de su día. "Si hoy estamos más cerca de vencer el virus es gracias a su entrega", ha afirmado la ministra.

Montero ha advertido, en todo caso, que "la enfermedad aún no ha sido derrotada" y es necesario, en esta nueva etapa de desescalada del confinamiento que se inicia mañana, "seguir a rajatabla" las indicaciones de las autoridades porque "en ningún caso se puede bajar la guardia".

FONDO DE 16.000 MILLONES PARA LAS CCAA

En otro orden, la portavoz del Gobierno ha explicado que el fondo de 16.000 millones de euros destinado a las autonomías para la reconstrucción ante la crisis del coronavirus se repartirá a través de transferencias directas que no tendrán que devolver, ya que es "no reembolsable" tal y como se anunció este sábado.

Montero ha avanzado que el reparto de este fondo se dividirá en tres fases, la primera de las cuales, de 6.000 millones, será "a corto plazo", mientras que las otras dos serán en la segunda parte del año.

"No es un préstamo, son transferencias directas que recibirán las comunidades autónomas y que no tendrán que devolver", ha afirmado la ministra de Hacienda, quien también ha dejado claro que este fondo es "adicional" a la financiación autonómica, y a los mecanismos de liquidez extraordinaria, que siguen "plenamente vigentes".

El fondo se creará a través de un Real Decreto Ley para que se pueda agilizar su puesta en marcha, según Montero, y tendrá carácter "excepcional" y temporal.

En cuanto a los criterios de reparto, los 10.000 millones de euros que se destinan al gasto sanitario se distribuirán entre las comunidades en función de los indicadores oficiales del impacto del coranavirus en cada territorio, mientras que los 1.000 millones para gasto social serán repartidos por criterios poblaciones.

Por último, los 5.000 para paliar el recorte de ingresos de las autonomías se repartirán en función de la caída de la recaudación.

LUZ VERDE A LOS AVALES DEL ICO

Además, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda ha comunicado que el Gobierno ha dado luz verde a una tercera línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para autónomos y pymes, con un primer tramo dotado con 24.500 millones de euros "con la previsión de poder llegar" a 100.000 millones.

El objetivo de esta nueva línea de avales es la de "dotar de liquidez" a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos ante la crisis por la pandemia, ha comunicado la ministra de Hacienda.

El primero de los tramos, que se aprobará el próximo martes en el Consejo de Ministros, contará con la citada dotación de 24.500 millones, de los que 10.000 millones irán destinados a los autónomos y pymes y otros 10.000 millones para el resto de empresas.

De la cantidad mencionada (24.500 millones), 4.000 millones servirán para avalar los pagarés incorporados al mercado de renta fija de la Asociación de Intermediarios de activos financieros y al mercado alternativo de renta fija. 

Otros 400 millones, ha añadido la ministra, se reservarán para Cersa, la empresa de reafianzamiento o cobertura parcial del riesgo asumido por las pequeñas y medianas empresas que precisan de garantías adicionales.

Montero ha recordado que hasta la fecha se han aprobado dos tramos de línea de avales ICO de 20.000 millones cada uno, de los que 30.000 millones se han reservado para pymes y autónomos.

Las lineas de avales "han servido" para cerrar 265.841 operaciones, ha detallado Montero, de las que el 98 % han sido para las pymes y los autónomos.

El Estado, ha dicho, ha avalado ya en total 26.816 millones y ha inyectado 35.227 millones al conjunto de estas empresas.

BILATERALES CUANDO HAYA NORMALIDAD

Por último y de otro lado, la portavoz del Gobierno ha respondido a la petición del presidente catalán, Quim Torra, para una reunión bilateral con Pedro Sánchez que este tipo de encuentros con los presidentes autonómicos se podrán realizar cuando haya una situación de "mayor normalidad".

Montero ha considerado que ya existe una "comunicación fluida" del presidente del Gobierno con todos los dirigentes autonómicos en estos encuentros dominicales, en los que pueden trasladarle todas las materias que sean de su interés.

Solo será cuando el país se encuentre en una "situación de mayor normalidad" que la que hay ahora, en la que las 24 horas se dedican "a la lucha contra la pandemia", cuando se podrán producir reuniones bilaterales entre Sánchez y cualquiera de los presidentes autonómicos, incluido Torra.

El presidente de la Generalitat ha reprochado este domingo a Sánchez en la reunión con los presidentes autonómicos que no haya respondido a su petición de mantener una reunión bilateral, realizada por carta el pasado miércoles, y lo ha considerado una muestra de "falta de respeto institucional".

Por su parte, el ministro de Sanidad ha rechazado la posibilidad de ampliar la obligatoriedad del uso de mascarillas, tal y como ha reclamado Torra, más allá del transporte público porque es donde es "muy difícil, a veces imposible, mantener la distancia interpersonal recomendada".

En otros situaciones de la vida normal, la mascarilla seguirá siendo "recomendable", como hasta ahora, y solo en aquellos lugares profesionales donde no se pueda mantener la distancia interpersonal también será obligatorio "como venía siendo el caso hasta ahora".

Illa ha descartado, además, que se haya producido una "relajación" de las medidas de seguridad con el desconfinamiento y cree que en general han sido "cumplidas de forma muy ejemplar" por el conjunto de ciudadanos.

Más información en vídeos 
Comentarios