jueves 29/10/20

Castilla-La Mancha suspende fiestas populares y campamentos y limita más el contacto

El Gobierno de Castilla-La Mancha decide prolongar el contrato de los rastreadores más allá de 2020 y realiza un llamamiento a la responsabilidad social para que las personas que tengan síntomas de coronavirus no salgan a la calle
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, en rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida de Toledo tras la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, en rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida de Toledo tras la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno

Castilla-La Mancha ha aprobado este viernes, en Consejo de Gobierno extraordinario, un decreto que recoge las medidas del Ejecutivo central para frenar la expansión del coronavirus y otras decisiones como la suspensión de fiestas populares y campamentos y la limitación en las salidas de usuarios de residencias.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha informado en rueda de prensa de que el decreto, que entrará en vigor desde las 00:00 horas del domingo, recoge las medidas nacionales como el cierre del ocio nocturno y la prohibición de fumar en la vía pública a menos de dos metros, pero también incluye otras nuevas como la clausura de los prostíbulos durante las 24 horas del día.

En relación a la hostelería, ha recordado, además de los restaurantes, los bares con licencia especial o café-espectáculos también podrán estar abiertos hasta la una de la madrugada pero no podrán aceptar a nuevos clientes a partir de las 00:00 horas.

Podrán servir en barra con una distancia mínima de 1,5 metros y en las mesas no podrá haber más de 10 personas, así como en cualquier reunión social o familiar a partir de la entrada en vigor del decreto, al tiempo que el Ejecutivo regional pedirá a los ayuntamientos y a la Delegación del Gobierno que refuercen la vigilancia ante la prohibición de hacer botellón.

Con respecto a las personas mayores, aparte de la restricción en las visitas en las residencias -una persona y una hora como máximo-, Castilla-La Mancha también limitará más las salidas de los residentes por tratarse de uno de los colectivos más vulnerables ante el virus.

Por otro lado, el decreto limita los mercadillos al 50 por ciento y con distancia de tres metros entre los puestos y el aforo de eventos multitudinarios al aire libre al 75 %, además de que sólo se autorizarán los que puedan tener butaca preasignada.

Para los velatorios, la normativa establece una distinción entre los que celebran en el exterior o en el interior, donde podrá haber 25 y 10 personas respectivamente, mientras que en el cortejo fúnebre podrán participar 15 personas como máximo.

Además, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha suspendido las actividades educativas y de ocio al aire libre, es decir los campamentos, así como las fiestas populares en las que solo estará permitido el evento religioso.

De igual forma, el decreto prohíbe también ingerir bebidas o comidas en el transporte público, para evitar que el usuario se quite la mascarilla.

Con respecto a las bodas y comuniones, el consejero de Sanidad ha precisado, a preguntas de los periodistas, que la normativa no añade ninguna ampliación específica, aunque si se celebran en establecimientos de hostelería tendrán que atenerse a las limitaciones horarias para estos locales.

SE PROLONGARÁ EL CONTRATO DE LOS RASTREADORES

Por otra parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido este viernes prolongar el contrato de los rastreadores para la detección y seguimiento de los casos de coronavirus más allá del año 2020.

Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad durante su comparecencia, en la que ha destacado que Castilla-La Mancha es la región que ha realizado más contratos en toda España, un total de 6.533 desde el 1 de marzo, profesionales que se han sumado a los 30.000 con los que ya contaba el sistema sanitario público hasta esa fecha.

La figura de los rastreadores, ha considerado, podrá seguir siendo necesaria el próximo año y, en este sentido, ha subrayado que el 79,6 por ciento de los contagios son detectados porque la autoridad sanitaria los busca para comprobar si son positivos, además de que el 73 % de los brotes en la región tienen un caso cero importado.

Además, Fernández Sanz ha dicho que mientras que en los meses de marzo y abril Castilla-La Mancha era la segunda o tercera comunidad autónoma en número de casos, en la actualidad es la séptima con respecto a otras regiones, mientras que en incidencia acumulada ocupa el puesto número 10 con 72 casos por 100.000 habitantes, muy por debajo de la media que se sitúa en 142.

A pesar de todo, el consejero de Sanidad ha hecho una "llamada a la responsabilidad" porque está demostrado que la movilidad influye en el aumento de contagios así como los eventos sociales y familiares, por lo que ha pedido "por favor" a las personas que puedan tener algún síntoma que se queden en cuarentena en casa y sigan las instrucciones de la autoridad sanitaria.

Por otro lado, a preguntas de los periodistas, Fernández Sanz ha indicado que el Gobierno regional trabaja en la norma que se tiene que poner en marcha para perseguir judicialmente a quienes no cumplen con lo establecido en cuanto a medidas de prevención.

"Debemos ser implacables con los que no cumplen, para que este atentado contra la salud pública tenga castigo", ha sentenciado.

Más información en vídeos 
Comentarios