miércoles 20.11.2019

Twitter y Facebook eliminan 359 cuentas falsas que el PP controlaba en la última campaña

Las redes sociales atribuyen la gestión de estos perfiles directamente al partido que preside Pablo Casado
El presidente del Partido Popular (PP), Pablo Casado, este viernes durante su intervención en un acto del partido en Málaga
El presidente del Partido Popular (PP), Pablo Casado, este viernes durante su intervención en un acto del partido en Málaga

Twitter y Facebook han suspendido un total de 359 cuentas atribuidas al PP dedicadas a potenciar la opinión pública artificialmente en las semanas anteriores a la convocatoria electoral del 28A y a aumentar la interacción mediante "comportamientos de spam", según han informado ambas redes.

Twitter ha comunicado en la nueva actualización de su informe de transparencia el cierre de una red de 259 cuentas "operada" por el PP que estuvo activa "durante un período relativamente corto de tiempo", concretamente durante los meses de febrero y marzo de 2019.

Todas ellas se crearon en este período de dos meses, y según las conclusiones de la red social, presentaban un "comportamiento de spam" y se dedicaban a retuitear otros mensajes y a otras cuentas "para aumentar la interacción" de "manera artificial".

Ante esta revelación, el PP ha informado a Efe que "nunca ha creado cuentas falsas" y que esta operación podría responder a lo que "puedan hacer los usuarios de la red que, bajo su responsabilidad, interactúan con las cuentas" del partido.

Al igual que pueden hacer, han remarcado fuentes del PP, "con las cuentas de otras formaciones".

"El PP nunca ha creado cuentas falsas porque considera que la efectividad real en las redes se materializa con los voluntarios reales y sus propias cuentas", ha justificado, pese al estudio de Twitter que confirma que las cuentas estaban operadas directamente por el partido.

Ya en junio, Twitter informó de que había suspendido una red de 130 cuentas falsas de Esquerra Republicana por "influir de forma orgánica en la conversación" para obtener "beneficio político".

Según la base de datos aportada por la red social, las más de 200 cuentas suspendidas se administraban desde diferentes puntos de España, y en su mayoría se dedicaban a criticar al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y al resto de partidos, al mismo tiempo que ensalzaban el discurso del presidente del PP, Pablo Casado.

Por su parte, Facebook ha anunciado este mismo viernes el cierre de 65 cuentas en esta plataforma y otras 35 en Instagram, vinculadas asimismo al PP, que centraban su contenido en diseminar noticias políticas sobre las elecciones y ese partido y a criticar a sus contrincantes políticos.

En cuanto al total de perfiles (que pueden administrar más de una página o grupo) suspendidos en Facebook, la red social ha informado en su blog corporativo que pertenecían a "persona asociadas al Partido Popular" y, en línea con el caso de Twitter, se dedicaban a "amplificar un contenido" mediante el uso de cuentas falsas.

Informa que gastaron en torno a 1.275 dólares (1.155 euros) en anuncios publicitarios, que también gestiona Facebook, y que algunas de las 35 cuentas de Instagram contaban con hasta 5.000 seguidores.

Esta acción, informa Facebook, se hizo en colaboración con personal de Twitter, algo que continuarán haciendo "para monitorizar y actuar si se detectan infracciones futuras".

Junto a la desconexión de las 259 cuentas del PP en España, Twitter también ha tomado medidas contra redes de miles de cuentas falsas en China y en Hong Kong -que alimentaban las fuertes protestas que duraron varias semanas-, Ecuador, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Egipto.

"YO NO PODRÍA DORMIR SU HUBIERA PACTADO CON BILDU"

En otro orden, el presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado este viernes que él “no podría dormir tranquilo si hubiera pactado con Bildu”, en referencia al Gobierno navarro, que el PSOE logró con la abstención de la izquierda abertzale, y que tampoco “podría mirar a los ojos” a los familiares de José María Martín Carpena, concejal malagueño del PP asesinado por ETA en el 2000.

Casado, que ha asistido a un acto de partido organizado en Alhaurín el Grande con simpatizantes, ha recordado que “el PP puede estar satisfecho porque ha hecho su trabajo” y que “este fracaso ha descubierto a un presidente del Gobierno” que no quería “gobernar” y que “ha disfrutado” en funciones.

“Sánchez y el PSOE no son un destino inevitable para España”, ha reconocido Casado, que ha recordado que los socialistas llevan “más de 30 años sin mayoría absoluta” y no entiende “cómo pretende con esa arrogancia decir que no le hace falta a nadie” para gobernar.

Ha señalado que el plan de Sánchez es conseguir el voto de los españoles “por agotamiento” y que con el socialista en la Presidencia España está “destinada a la parálisis” mientras que los populares tanto en 1996 como en el 2011 conformaron “gobierno con proyectos que desbloquean” para arreglar los problemas de los españoles.

El dirigente popular ha señalado que saben cómo revalorizar, cómo acabar con la pobreza y con la marginalidad, “que es creando empleo” ya que el PP “es un partido de progreso” para España por lo que el “deterioro económico” se solucionará “a partir de noviembre” tras los comicios.

“Tenemos que llegar a tiempo para evitar que el enfriamiento de la economía se convierta en una pulmonía”, ha sentenciado Casado, que ha asegurado que el PP es “lo que siempre ha hecho”, por lo que ha pedido “confianza” para desbloquear esta situación.

Casado ha reconocido que Sánchez no tiene “un proyecto nacional sino uno personal” y que en comunidades como Andalucía se puede ver “el proyecto del PP”, en el que se sienta a negociar, “abre puertas y ventanas” y ayuda a los ciudadanos con sus medidas, por lo que ha querido “trasladar un rayo de optimismo y confianza”.

Ha reconocido que “no hay salida a la izquierda para España” ya que la que existe conduce a una “vía perdida” que causa decepción y “cabreo”, y que el PP va a estar cerca “de la gente que se cabrea” para demostrar su convicción para arriesgar y esforzarse para una España que “una vez más los de siempre han dejado parada”.

Por último, Casado ha querido mostrar su solidaridad con las familias andaluzas que “los están pasando muy mal” con la crisis de la listeriosis y con las que lo han perdido todo por las lluvias de la pasada semana.

Más información en vídeos 
Comentarios