martes 17.09.2019

El Tribunal Supremo deniega la libertad de los presos del procés a las puertas del juicio

Explica que se ha intensificado el riesgo de fuga por la "estructuras de poder" organizadas por los huidos

El Tribunal Supremo deniega la libertad de los presos del procés a las puertas del juicio
El Tribunal Supremo deniega la libertad de los presos del procés a las puertas del juicio

El Tribunal Supremo ha vuelto a denegar la libertad o las medidas alternativas que solicitaron los nueve procesados por el delito de rebelión en la causa por el proceso independentista en Cataluña en sus escritos de defensa al considerar que el riesgo de fuga se ha intensificado. Además, los magistrados de la Sala de lo Penal han rechazado equiparar este caso con el del disidente político turco Selahattin Demirtas, amparado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

Las defensas del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y de los otros siete líderes independentistas en prisión preventiva se remitieron a la reciente sentencia dictada por el tribunal de Estrasburgo que dio la razón al exjefe del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) Selahattin Demirtas al entender que mantenerle en prisión durante dos campañas electorales seguidas "supone un intento por asfixiar el pluralismo y el debate político, fundamentales en una sociedad democrática, por lo que Turquía es requerida a ponerle inmediatamente en libertad".

En este sentido, las defensas alegaron que la Sala Segunda no había motivado suficientemente la no adopción de medidas alternativas a la prisión preventiva. El auto que se ha dado a conocer este lunes, descarta ese déficit de motivación y defiende que ese argumento "sólo puede ser resultado de una lectura precipitada de resoluciones dictadas con anterioridad", como el del 26 de julio del año pasado en el que los magistrados respondían porque no veían efectivas sustituir la cárcel por medidas menos gravosas como las comparecencias, el control telemático o la vigilancia policial.

Con todo ello, la Sala que próximamente juzgará a los 12 procesados por los delitos de rebelión, sedición, malversación de caudales públicos y desobediencia, destaca que mantenerles en la situación de privación de libertad se debe a que el riesgo de fuga se ha intensificado. "Es un hecho notorio la existencia fuera del territorio español de estructuras de poder organizadas, puestas al servicio de aquellos procesados" huidos de la Justicia española, justifica.

CONTACTOS EN EL EXTRANJERO

En esta línea, el auto recuerda que la doctrina de Estrasburgo fija que la valoración del riesgo de fuga exige ponderar los "contactos en el extranjero" que puedan facilitar la huida. Así, el Supremo sostiene que existe una "cierta infraestructura en el extranjero" que podría facilitar la fuga de los procesados.

Así, para incidir en este argumento, la Sala presidida por el magistrado Manuel Marchena, añade que, tal y como han publicado "ampliamente" los medios de comunicación, "algunas autoridades y miembros actuales del Gobierno y el Parlamento de Cataluña se han desplazado para mantener reuniones con las personas integrantes de tales estructuras, algunas de ellas también procesadas en esta causa y declaradas en rebeldía".

Así las cosas, la Sala de lo Penal ha rechazado comparar el caso del opositor prokurdo con el 'procés' porque los hechos que delimitan el objeto de la presente causa especial no se atribuyen por el fiscal, el abogado del Estado y la acusación popular a líderes de la oposición".

En primer lugar, los magistrados exponen que "el señor Demirtas es un líder opositor cuyo encarcelamiento -sin entrar en otro orden de consideraciones acerca de las notas definitorias del sistema jurisdiccional turco y de la pervivencia de preceptos penales difícilmente conciliables con el Convenio de Roma-- podía llegar a implicar una ruptura de la legitimidad democrática". En este sentido, no ven similitud con los procesados por el Tribunal Supremo porque la mayoría de ellos "eran líderes políticos integrados en el Gobierno de una comunidad autónoma en la que asumían la máxima representación del Estado en ese ámbito territorial".

LA MISMA IDEOLOGÍA SOSTIENE AL GOBIERNO CATALÁN, RECUERDA

"No expresaban, por tanto, la silenciada voz discrepante frente a una política hegemónica que se impone sin contrapesos", dice el Supremo, al tiempo que insiste en que "no existe persecución por las ideas. No se criminaliza una ideología". "De hecho, la ideología que con tanta legitimidad democrática profesan los recurrentes, sostiene ahora al mismo gobierno autonómico y está presente en las instituciones de las que la mayoría de los procesados formaban parte", agrega.

El alto tribunal concluye que entienden que esta "pretendida equiparación" es una "respetable estrategia defensiva", pero que es "carente de viabilidad por la falta de similitud con los hechos que van a ser objeto de enjuiciamiento".

La comparación con el encarcelamiento de Selahattin Demirtas ha sido llevado por algunos de los procesados en prisión hasta el Tribunal Constitucional. Este motivo esta siendo objeto de debate en el tribunal de garantías, que se encuentra deliberando sobre cómo ajustar esta resolución del TEDH a la petición de libertad de Junqueras.

Hasta el momento se ha pronunciado sobre la medida cautelar planteada por el expresidente de la ANC Jordi Sànchez y los exconsejeros Jordi Turull y Josep Rull, quienes también llevaron el caso del opositor turco para pedir su excarcelación. El Tribunal Constitucional rechazó revocar la prisión porque esta sentencia del tribunal europeo "no actúa de forma directa sobre nuestro sistema de protección de los derechos fundamentales".

Más información en vídeos 
Comentarios