domingo 29/11/20

Torra se compromete a "avanzar sin excusas para que la república catalana sea una realidad"

Partidos y entidades independentistas piden responder con "lucha no violenta" y desobediencia a la sentencia
Torra se compromete a "avanzar sin excusas para que la república catalana sea una realidad"
Torra se compromete a "avanzar sin excusas para que la república catalana sea una realidad"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y su Govern se han comprometido este martes a avanzar "sin excusas" hacia la consecución del objetivo de la "república catalana" y han enfatizado que van a hacerlo por la vía democrática y pacífica.

Torra y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, han leído el manifiesto "Compromiso del primero de octubre" en el Pati dels Tarongers del Palau de la Generalitat, acompañados del resto de consellers y altos cargos del ejecutivo, en un acto corto y sobrio con motivo del segundo aniversario del referéndum unilateral del 1-O.

El acto institucional, de carácter solemne, ha tenido lugar después de una breve reunión del ejecutivo autonómico -en esta ocasión sin la habitual rueda de prensa posterior- y ha sido muy corto, pues solo ha constado de dos intervenciones de Torra y Aragonès, de poco más de dos minutos cada uno.

Con todos los consellers, secretarios generales y altos mandos del Govern detrás, Torra ha expresado el compromiso del ejecutivo catalán con la "radicalidad democrática, el derecho a la autodeterminación, con el diálogo, con la cohesión social y con el respeto escrupuloso de los derechos humanos, civiles y las libertades colectivas".

Un ejecutivo que, ha añadido, "se compromete a avanzar sin excusas hacia la república catalana, para que sea una realidad", y a "persistir hasta lograr la libertad de las presas y presos políticos y el retorno de las personas exiliadas".

Todo ello, ha enfatizado, a través del "único camino que sabemos y queremos hacer, democrática y cívicamente".

Quim Torra ha destacado que el 1 de octubre de 2017 será "siempre una jornada fundacional del republicanismo en Cataluña".

En este sentido, ha recordado que hace dos años "la sociedad catalana se empoderó y plantó cara a la barbarie", cuando "2,3 millones de ciudadanos fueron a votar y defendieron las urnas", siendo "golpeados" por las fuerzas policiales "enviadas por el Gobierno español".

El presidente catalán ha recordado las "graves consecuencias" que sufrieron líderes de la sociedad civil y el anterior Govern de Carles Puigdemont por el 1-O, cuyos miembros se encuentran en la actualidad "en la cárcel y el exilio por cumplir un mandato electoral".

Precisamente este mediodía Torra visita en la cárcel de Lledoners (Barcelona) a los políticos presos que se encuentran en este centro penitenciario, a la espera de la sentencia del Tribunal Supremo.

Por su parte, Aragonès ha pedido encarar "los desafíos del futuro" con "el mismo espíritu que hubo el 1 de octubre (de 2017) y los días siguientes" a fin de hacer realidad la república catalana, que "será inevitable", ha dicho.

El vicepresidente del Govern y coordinador nacional de ERC ha afirmado por su parte que "las sociedades maduras y democráticas expresan sus compromisos mediante el voto".

Frente a "un Estado que utiliza la amenaza, el miedo y la imposición" para tratar de impedir un referéndum, Aragonès ha indicado que la fecha del 1 de octubre evoca "compromiso, afirmación, solidaridad, dignidad y estallido democrático".

"Es el espíritu de aquel día y los siguientes, especialmente el día 3 de octubre -de 2017, cuando hubo una jornada de paros-, con el que tendremos que encarar los desafíos del futuro, para hacer realidad la república catalana, que será inevitable", ha precisado el vicepresidente.

Aragonès ha asociado el 1-O con "un compromiso de paz, diálogo, democracia y voto", y ha subrayado que "la semilla de la convivencia es la palabra".

PARTIDOS Y ENTIDADES INDEPENDENTISTAS

Por su parte, partidos y entidades independentistas han llamado este martes a responder a una eventual sentencia condenatoria del Tribunal Supremo en el caso del 'procés' "de manera masiva desde la lucha no violenta y la desobediencia civil".

JxCat, ERC, la CUP, la ANC y Òmnium Cultural han presentado en una rueda de prensa conjunta en los jardines de la Sedeta el marco de las movilizaciones que preparan si la sentencia del Supremo es condenatoria, aunque no han concretado ninguna de las acciones que preparan.

El periodista Martí Anglada, la historiadora Anna Sallés y el activista y exdiputado de la CUP David Fernàndez han ejercido de portavoces del independentismo al leer un manifiesto acordado por las organizaciones presentes.

Los principales actores independentistas dan así por hecho que la sentencia será condenatoria y, después del encarcelamiento de siete miembros de los CDR acusados de terrorismo y a la espera de la sentencia contra los líderes políticos y sociales, hacen un llamamiento a responder desde la desobediencia civil, aunque no se ha hecho mención alguna a una posible desobediencia institucional.

"Cualquier sentencia que sea condenatoria la consideraremos injusta", señala el texto, que afirma que en otoño de 2017 -el 20 de septiembre y el 1 de octubre- se ejercieron "derechos fundamentales" como el de manifestación, autodeterminación o participación política, "y el ejercicio de estos derechos en ningún caso puede ser considerado delito en una democracia".

"La represión ni comienza ni acaba con este juicio. Se trata de una causa general contra todo un movimiento político y democrático con el único objetivo de pararlo e intentar destruirlo ahora que cada día es más masivo y mayoritario", prosigue el manifiesto.

El independentismo representado en este comunicado sostiene que "la desobediencia civil y la movilización ciudadana pacífica son los principales instrumentos que tiene la ciudadanía para responder a los abusos de poder y las situaciones de injusticia".

Señala asimismo que la respuesta que se dé "anticipará la voluntad de volver a ejercer todos los derechos que son vulnerados" y pide movilizaciones "plurales y transversales" porque "la respuesta a una sentencia injusta nos interpela a todos y todas".

Entre los representantes políticos presentes en el acto se han contado a los dirigentes de JxCat Josep Lluís Cleries, Laura Borràs y Eduard Pujol, a Marta Vilalta en representación de ERC y a los exparlamentarios de la CUP David Fernàndez y Albert Botran.

También han hecho acto de presencia la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri.

Se han adherido al manifiesto una treintena de entidades de la sociedad civil como el CIEMEN, UnescoCat, Irídia, Unió de Pagesos el SEPC o USTEC, entre otras.

Más información en vídeos 
Comentarios