sábado 20.07.2019

El Supremo fija para el 18 de diciembre las cuestiones previas del juicio del 'procés'

Las defensas pedirán que el juicio se celebre en el TSJ de Cataluña, a lo que se opondrán Fiscalía, Abogacía del Estado y VOX

El Supremo fija para el 18 de diciembre las cuestiones previas del juicio del 'procés'
El Supremo fija para el 18 de diciembre las cuestiones previas del juicio del 'procés'

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha fijado para el próximo 18 de diciembre la vista para celebrar el denominado artículo de previo pronunciamiento en la causa contra el 'procés' independentista en Cataluña. Se trata del trámite de cuestiones previas que servirá de prólogo al juicio contra los 18 exdirigentes catalanes --que no estarán presentes la semana que viene en dicha sesión--, para los que se piden penas de prisión por delitos de rebelión, sedición, desobediencia y malversación de caudales públicos.

De este modo, la Sala Segunda mantiene el calendario inicial para el juicio por el 'procés' en Cataluña y pone en marcha la fase previa, dónde se celebrará una vista en la que los abogados de estos 18 líderes independentistas volverán a insistir en que el tribunal no es competente ni para estudiar los hechos, ni para enjuiciarlos. Por ello, defenderán que la causa se remita al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para que celebre el juicio.

Estas alegaciones ya fueron expuestas por los abogados en sendos escritos que presentaron ante la Sala, una vez que ésta les dio plazo para ello tras conocerse las acusaciones provisionales de la Fiscalía, la Abogacía del Estado y la acusación popular ejercida por VOX.

En cuanto a los acusados, no tendrán que estar presentes en este trámite, por lo que no será necesario el traslado a Madrid de los nueve en prisión --el exvicepresidente Oriol Junqueras; los exconsejeros Joaquim Forn, Raül Romeva, Josep Rull y Jordi Turull y Dolors Bassa; los responsables de Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente, y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell-- hasta el inicio de la fase de interrogatorios del juicio oral que se prevé que comience entrado el mes de enero.

EL TRIBUNAL RECHAZA PETICIONES DE LAS DEFENSAS

En un auto con fecha de este martes, el tribunal, presidido por el magistrado Manuel Marchena, se da por informado de los argumentos de las defensas para intentar anular el juicio y recuerda que, por su parte, las acusaciones se han mostrado contrarios, ya que sí ven que el Supremo sea el órgano competente.

Asimismo, la Sala rechaza otra pretensión de los abogados de que se reclame al TSJ y a la Fiscalía más documentación "con anterioridad a la celebración de la vista", como las querellas que han dado lugar a procedimientos en el tribunal catalán y los informes del Ministerio Público relativos a cada uno de ellos; así como los autos dictados en respuesta a esos escritos. También solicitaron información sobre los delitos investigados en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que analiza los preparativos del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

El Supremo declina esta petición ya que entiende que "no resultan necesarios para resolver" ese incidente competencial que van a plantear y afea que las defensas cuestiones la competencia de este órgano judicial apoyándose en el transcurso de otras causas.

ANÁLISIS DEL RELATO DE HECHOS

"La solución del artículo de previo pronunciamiento promovido por las defensas dependerá, en exclusiva, del relato de hechos tal y como fue fijado en el auto de procesamiento y en los escritos de acusación formulados por el fiscal y las acusaciones. El análisis de esos hechos enriquecido por las alegaciones que en el acto de la vista se formulen por las defensas será determinante del desenlace del presente incidente", avisa el tribunal en el auto de este martes.

La vista se celebra justo después de que se hayan rechazado las recusaciones presentadas contra Marchena, tras conocerse su nombre como candidato a presidir al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el mensaje del senador 'popular' Ignacio Cosidó en el que presumía de que con este nombramiento se controlaría la Sala Segunda "desde detrás", y por extensión al resto de magistrados, recurriendo a la denominada 'doctrina Otegi' del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

Más información en vídeos 
Comentarios