El incendio deja ya 10 muertos en una València en silencio ante la tragedia

A primera hora de la mañana de este segundo día de luto oficial, la Policía científica y judicial ha localizado un nuevo cuerpo en el edificio quemado en el barrio de Campanar, que correspondería a la única persona que estaba desaparecida
El incendio deja ya diez muertos en una València en silencio ante la tragedia
photo_camera El incendio deja ya diez muertos en una València en silencio ante la tragedia

El incendio que el jueves calcinó dos bloques residenciales en València se ha cobrado otra víctima mortal que eleva a diez los fallecidos mientras la ciudad, en silencio, ha rendido un homenaje a todas las víctimas de una tragedia que deja a cientos de familias sin casa y que empiezan ya a organizarse.

A primera hora de la mañana de este segundo día de luto oficial, la Policía científica y judicial ha localizado un nuevo cuerpo en el edificio quemado en el barrio de Campanar, que correspondería a la única persona que estaba desaparecida.

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, ha asegurado que se seguirá revisando "palmo a palmo" el edificio incendiado aunque no se prevé que haya más víctimas mortales de las diez ya localizadas.

En esa idea ha abundado también el jefe local de bomberos, Enrique Chisbert, quien ha informado de que ya se ha registrado cada una de las habitaciones de todos los pisos y de que en el edificio permanece un retén de bomberos colaborando con la Policía Científica y en prevención de que pueda reavivarse el fuego por el viento, sin riesgo de que el inmueble pueda colapsar.

En cuanto a los heridos, el bombero que estaba ingresado en el hospital Doctor Peset de València, y que la mañana de este sábado ha pasado de la UCI a planta, ha sido dado ya de alta, por lo que solo permanece ingresado en el hospital La Fe el otro de los dos bomberos que seguían ingresados a causa de las heridas sufridas en el siniestro, según fuentes sanitarias.

Por su parte, los forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) siguen analizando este sábado, en colaboración con la Policía Nacional, los diez cadáveres hallados en el incendio para la plena identificación de todos los fallecidos y sus autopsias.

El Tribunal Superior de Justicia ha informado a EFE de que una vez estén completos los informes forenses, serán remitidos al Juzgado de Instrucción número 10 de València, que fue el que ordenó en la tarde del viernes la práctica de las autopsias después de proceder, entonces, al levantamiento de nueve cadáveres. Ese juzgado tiene una causa abierta por estos hechos sometida al secreto de las actuaciones.

Y será una empresa riojana, Synthesis Investigación de Siniestros, la que prevé determinar en un par de días el origen, la fuente y la causa del incendio de València una vez que el juzgado autorice que puedan entrar en el edificio, ha dicho a EFE su presidente y director técnico, Félix César Alonso.

Varios centenares de personas han guardado este sábado ante el lugar del siniestro un minuto de silencio en memoria de las diez víctimas mortales.

Al mediodía, a la misma hora que se había convocado un minuto de silencio en la plaza del Ayuntamiento, varias fallas del barrio en el que se ubica el edificio así como otros colectivos han convocado otro minuto de silencio en la zona.

Unas trescientas personas han acudido a este llamamiento, muchas de ellas visiblemente emocionadas, que han concluido con un aplauso.

Los vecinos se han concentrado enfrente del bloque de viviendas calcinadas, en la confluencia de las avenidas General Avilés y Maestro Rodrigo y junto a las vallas que siguen perimetrando la zona de seguridad.

Y en pleno centro de la ciudad, la plaza del Ayuntamiento se sumía en un homenaje de cinco minutos de silencio, que han terminado con un aplauso, por las diez víctimas mortales de la tragedia.

El acto se ha celebrado después de un pleno extraordinario del Ayuntamiento convocado para transmitir el pésame de la corporación municipal a los afectados, familiares, amigos y allegados de las víctimas.

Esta muestra de solidaridad ha estado presidida por la alcaldesa de València, María José Catalá, junto a la que se han situado un representante de los Bomberos y uno de la Policía Local, el president de la Generalitat, Carlos Mazón, la ministra de Ciencia, Diana Morant, el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, y la presidenta de Les Corts Valencianes, Llanos Massó.

Catalá ha destacado la unidad que han mostrado todas las instituciones para atender y ayudar a las víctimas del incendio, así como la solidaridad y generosidad del pueblo valenciano.

Según Morant, es necesario "poner a la ciencia a estudiar qué ha pasado" en el incendio de Campanar para evitar que se repita, y ha avanzado que ya han solicitado un estudio al Instituto del CSIC de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja.

Por su parte, Feijóo ha señalado que "la familia del PP" está "a disposición y a la orden" de la ciudad de València y de la Comunitat en lo que puedan hacer en las Cortes para colaborar tras el incendio, y posteriormente ha visitado la zona del suceso, donde ha podido agradecer su labor a responsables policiales y de bomberos.

Vecinos del edificio afectado, entre los que estaba el portero que ayudó a muchos de ellos a salir de sus viviendas, se han fundido en un abrazo con las autoridades al acabar los minutos de silencio.

El conserje del edificio incendiado, Julián, ha rememorado cómo ayudó a todos los vecinos que pudo subiendo y bajando planta por planta hasta que el humo se lo permitió.

"No conté las veces que subí pero fui tocando las puertas avisando", ha relatado Julián, que asegura haber quedado impactado por la escena que vivió cuando avisó a una vecina, una persona mayor, de la puerta 72: "Abrí la puerta y vino una llamarada, la cogí y la saqué".

Mientras, varios ramos de flores y un crespón negro en la "escoleta" (escuela infantil) de uno de los niños fallecidos en el incendio recuerdan a las víctimas de este suceso.

Varios de los propietarios que se han quedado sin nada tras el incendio de sus pisos y apartamentos se han reunido esta tarde con el Ayuntamiento para trasladarle sus necesidades.

Los alrededores del edificio situado en el barrio de Campanar continúan cortados al tráfico y con vigilancia policial, y los equipos de limpieza empiezan a tomar el relevo a las dotaciones de bomberos. 

Comentarios