miércoles 13.11.2019

La sesión de control al Gobierno se convierte en el primer acto de campaña en un todos contra Sánchez

- Casado avisa que "las elecciones las carga el diablo" y Sánchez pide mayoría "rotunda" al PSOE para evitar bloqueos.

- Sánchez critica la "falta de sentido de Estado" de Casado, la "irresponsabilidad" de Rivera y el "dogmatismo" de Iglesias.

- Podemos acusa a PSOE de perder el tiempo durante cinco meses para al final pedir la abstención "al estimado Rivera".

- Calvo culpa de la falta de acuerdo a Pablo Iglesias: "O estaba en el Gobierno o se rompía la baraja".

- Sánchez se aleja de ERC y avisa de que aplicará el 155 si se intenta violentar el Estatuto y la Constitución.

Pedro Sánchez y Pablo Casado durante su intervenciones en la sesión de control al Gobierno
Pedro Sánchez y Pablo Casado durante su intervenciones en la sesión de control al Gobierno

El líder del PP, Pablo Casado, ha denunciado este miércoles la "incapacidad" de Pedro Sánchez para poder llegar a acuerdos y ser investido presidente, y le ha advertido de que las elecciones "las carga el diablo". Por su parte, el jefe del Ejecutivo en funciones ha afeado al presidente del PP su falta de sentido de Estado por no permitir su investidura y ha pedido una mayoría "más rotunda" para el PSOE en los comicios del 10 de noviembre con el objetivo de evitar el bloqueo político de nuevo.

"Espero que los españoles den una mayoría más rotunda al PSOE si cabe para que ustedes no tengan capacidad de bloquear nuevamente un gobierno, que es lo que necesita España", ha espetado Sánchez a Casado, para añadir que el "problema" es que cuando el PP está en la oposición "no reconoce legitimidad al PSOE para gobernar".

Este cruce de reproches mutuos entre Sánchez y Casado se ha producido en la última sesión de control al Gobierno celebrada en el Congreso de esta XIII legislatura, dado que las Cortes Generales se disolverán el 24 de septiembre.

CASADO ACUSA A SÁNCHEZ DE "JUGAR CON LOS ESPAÑOLES"

El presidente de los 'populares' ha abierto su pregunta a Sánchez en la Cámara Baja diciendo a Sánchez que "para este viaje no hacían falta tantas alforjas" porque lleva queriendo ir a las urnas "desde el principio", "jugando con los españoles" estos cinco meses.

Casado ha criticado que Sánchez no haya buscado acuerdos con "ningún partido" de la cámara y haya tratado a la oposición con su "habitual soberbia". Es más, ha dicho que ha "instrumentalizado las instituciones de forma soez", con "cerrojazo" al Parlamento y utilizando la TVE, que "se enteró antes que el Rey que iba a haber elecciones".

Ante la situación en Cataluña con el desafío independentista y el enfriamiento económico, ha manifestado que Sánchez ofrece la "incapacidad más fatua, la inacción más solemne y la nada con sifón". "Quién no es capaz de gestionar su investidura, difícilmente pueden gestionar una nación como España", ha aseverado.

Dicho esto, ha asegurado que "se le ha visto el plumero" y no tiene "autoridad" para ser reelegido al no haber logrado apoyos en estos meses. "Pretende ser investido por agotamiento electoral, lo cuál es una grave irresponsabilidad", ha proclamado.

En este sentido, ha subrayado que de los "miles de gobiernos" que se han formado tras los comicios de mayo "el único que ha fracasado" es Sánchez porque "ha traicionado a todos y ha demostrado que no es de fiar". A su entender, pretende ser "proclamado presidente súbito como los santos" pero "las elecciones las carga el diablo".

Ante este nuevo escenario electoral, Casado ha señalado que el PP estará a la altura para "recuperar la senda" de la recuperación económica, garantizar la unidad nacional y "recuperar el rumbo de una nación" que, a su entender, le queda "grande" a Sánchez.

SÁNCHEZ: "EL PP NO HA ASUMIDO SU RESPONSABILIDAD"

En su réplica, el jefe del Ejecutivo en funciones ha recordado que el 28 de abril, tras siete años de gobierno del PP basados en la "injusticia social, los recortes" y los casos de "corrupción", los ciudadanos votaron "de manera alta y clara por un gobierno progresista".

"Aquí lo que ha ocurrido es que no han asumido su responsabilidad ni el resultado electoral", ha respondido a Casado, para denunciar que PP, Cs y Podemos se hayan dedicado a "bloquear la formación del único gobierno posible en España".

Tras asegurar que España necesita "estabilidad, moderación y un gobierno progresista", ha recriminado al PP que no haya "asumido su responsabilidad con sentido de Estado", facilitando "el único gobierno posible en un momento crítico, con la sentencia del procés, un enfriamiento de la economía y la gestión del Brexit".

En este punto, ha criticado la "falta de sentido de Estado" de Casado, la "irresponsabilidad" de Albert Rivera (Cs) y el "dogmatismo" de Pablo Iglesias (Unidas Podemos". Por eso, ha pedido a españoles una mayoría "más rotunda" al PSOE para que esas formaciones "no tengan la capacidad de bloquear nuevamente el Gobierno".

PODEMOS ACUSA A PSOE DE PERDER EL TIEMPO

Por su parte, la portavoz adjunta de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Ione Belarra, ha acusado este miércoles al PSOE de haber perdido el tiempo durante cinco meses "sin negociar nada con nadie" para sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez, y ha añadido que sólo al final se han movido para enviar una carta "a su estimado Rivera". "Mucha gente puede pensar que están donde querían", ha apostillado.

En la sesión de control al Gobierno, Belarra se ha dirigido en estos términos a la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha apuntado que el PSOE quería ir a unas elecciones porque "sus gurús comunicativos" dicen que o bien arrastrarán unos pocos escaños, o bien terminarán por "ablandar" a Rivera "para que cumpla su papel y pacte definitivamente".

Calvo le ha respondido que desde Unidas Podemos han tenido un problema durante los meses transcurridos desde las elecciones de abril y es que Pablo Iglesias "o estaba en el Gobierno o se rompía la baraja". "Bastó un solo segundo para que su líder dijera que no a un Gobierno de coalición", ha añadido Calvo, después de que Belarra le señalara que su grupo han cedido a lo largo de las negociaciones, llegando incluso a aceptar el veto impuesto por Sánchez a que Iglesias estuviera en el Ejecutivo.

En este sentido, la portavoz morada ha indicado que desde su punto de vista el PSOE nunca quiso negociar con ellos porque saben que si llegaran al Gobierno, "no podrían incumplir su palabra" y deberían asumir medidas que no le serían favorables a CEOE, al Círculo de Empresarios o al Banco Santander.

"FLOREROS Y SIN SUSTANCIA"

La vicepresidenta ha afeado a los morados que tras horas de reuniones, acabaran calificando de "estupideces, sin sustancia y floreros" políticas "mayúsculas" para cualquier gobierno progresista. Hacía referencia así a la negativa de Podemos de aceptar los ministerios que les ofrecieron antes de que la investidura de julio fracasara.

Además, Calvo ha pedido a Belarra que vuelva a "revisar" su discurso porque decir que el líder de Ciudadanos es "el socio querido" del PSOE no le convence, máxime después de que Rivera les llamara "banda" y "se negara a sentarse, a hablar, con el presidente en funciones", Pedro Sánchez.

"Usted sola se retrata. Lo tiene que volver a revisar, pero el Gobierno de coalición lo rechazaron ustedes, solo ustedes, en concreto su líder", ha zanjado la vicepresidenta.

AVISA DE QUE APLICARÁ EL 155

Además, el presidente del Gobierno en funciones ha marcado distancias este miércoles con ERC, partido al que ha advertido de que los socialistas aplicarán los artículos de la Constitución que sean necesarios, lo que incluye el 155, ante "ante cualquier intento" de la Generalitat de "violentar" de nuevo la Carta Magna o el Estatuto de Cataluña.

En la primera sesión de control al Ejecutivo tras la constatación de la repetición electoral el 10 de noviembre, Sánchez contestaba una pregunta del diputado de ERC Gabriel Rufián, que ha lamentado que el PSOE vuelva a ser el partido "del 155".

En opinión del diputado independentista, el proyecto de Sánchez se reduce "a ver quién tiene la bandera más grande" en una competición con el PP y Ciudadanos. Y dirigiéndose a la ciudadanía llamada a votar, ha advertido de que cuanto más fuerte está el PSOE, "más se acerca a la derecha".

LOS CIUDADANOS, "HASTA LOS BEMOLES"

Rufián también ha criticado la incapacidad de Sánchez por llegar a un acuerdo con Podemos para la formación de gobierno, lo que ha provocado que, según él, la gente esté "hasta los bemoles, hasta las narices" de los políticos.

El diputado republicano ha expresado sus dudas con respecto a que Sánchez, como él dice, haya intentado este acuerdo "por todos los medios". "Si dice la verdad, es un incompetente; si miente, un negligente, un irresponsable", le ha espetado antes de avisarle de que ERC, tras el 10 de noviembre, volverá "más fuerte".

Sánchez ha usado la pregunta de Rufián para marcar distancias con ERC, partido con el que consiguió acordar su abstención para la formación de gobierno, una actitud de los republicanos que agradeció sin más. Porque acto seguido dejó claro que el PSOE y ERC no tienen "nada más en común".

ERC NO ES DE IZQUIERDAS

Y es que Sánchez, como acostumbraba a subrayar en campaña electoral, ha cuestionado que "un partido que se dice de izquierdas como ERC defienda la independencia de un territorio rico entre otras cuestiones porque dice que paga mucho a los territorios más pobres de España".

Sánchez también ha remarcado otra diferencia que separa a los socialistas de los republicanos. Mientras los segundos defienden la independencia, los socialistas apuestan por la "convivencia en Cataluña".

El líder del PSOE ha afirmado que el proyecto que su partido tiene para Cataluña es el mismo que para el resto de Comunidades Autónomas del país y se basa en la "recuperación de la justicia social" y la lucha contra la desigualdad, en garantizar la igualdad de oportunidades y derechos de los ciudadanos vivan donde vivan, en la lucha contra la corrupción y en el abandono de la crispación como forma de hacer política.

Más información en vídeos 
Comentarios