España logra que la OTAN aborde las amenazas que plantea el flanco sur

- Albares asegura que Ceuta y Melilla no necesitan "guiños" porque son territorio de la Alianza Atlántica.

- Artillería antiaérea, aviones de la OTAN y helicópteros protegerán el espacio aéreo durante la Cumbre.

- Robles pide al PP que "deje de lado" las "consideraciones partidistas" y apoye la celebración de la Cumbre.

El ministro de Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, junto a la ministra de Defensa, Margarita Robles, en rueda de prensa
photo_camera El ministro de Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, junto a la ministra de Defensa, Margarita Robles, en rueda de prensa

El ministro de Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha avanzado este miércoles que la Cumbre de la OTAN, que se celebrará en Madrid los días 29 y 30 de junio, acogerá dos sesiones de trabajo específicamente centradas en las amenazas que plantea el flanco sur.

En rueda de prensa, Albares ha puntualizado que se llevará a cabo una sesión de trabajo a nivel de jefes de Estado y de Gobierno donde se abordará "la vecindad sur". Además, en la cena de ministros de Exteriores que se celebrará el miércoles se tratará "específicamente" el asunto del flanco sur, y para ello se ha invitado a los ministros de Jordania y Mauritania.

En esta línea, ha señalado que el documento que se aprobará durante el evento, el Concepto Estratégico --la 'hoja de ruta' de la organización para la próxima década--, involucra una "mirada" al flanco sur, un tema que preocupa especialmente a España. En este contexto, ha remarcado que la Alianza Atlántica "mira cada vez más hacia el sur". "Para conseguir una verdadera seguridad cooperativa es fundamental que la OTAN pueda responder a las amenazas del flanco sur", ha abundado.

El ministro de Exteriores ha puntualizado que la OTAN ya ha reconocido anteriormente la "importancia" del flanco sur y ha incidido en que no es la primera vez que este tema se va a abordar en el seno de la organización. "No somos los únicos" a los que preocupa este frente, ha señalado, aludiendo al resto de países del sur de Europa.

En esta línea, ha dejado claro que no se pretende que ningún país, en alusión a Marruecos o Argelia, se sienta "señalado". "La OTAN es defensiva, no ofensiva, y por lo tanto es normal que tenga proyección en diferentes escenarios", ha indicado.

Por otro lado, ha asegurado que Ceuta y Melilla "no necesitan ningún guiño" en el marco del documento final de la cita y ha recordado que el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ya ha clarificado que "cada centímetro de los territorios de los aliados está perfectamente garantizado por la solidaridad de todos los Estados miembros de la OTAN".

Según Albares, el Concepto Estratégico también implicará un "reconocimiento" a las amenazas híbridas, entre las que figuran los ciberataques, la inmigración irregular o el chantaje energético. Finalmente, también recogerá la necesidad de "intensificar" el diálogo entre la Unión Europea (UE) y la OTAN, que es "absolutamente fundamental". El objetivo es, en definitiva, "trasladar una imagen de unidad".

Fuentes del Ejecutivo han precisado que el documento que se aprobará en el marco de la cumbre, que tendrá unas 15 páginas, no se tratará al flanco sur como una "amenaza militar", pero sí se le tipificará como algún tipo de "amenaza".

Por su parte, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado que España ha sido "capaz" de trasladar en el seno de la OTAN que el flanco sur "es muy importante" y ha aludido a la hambruna causada por la guerra de Ucrania en Somalia y a la presencia de Rusia en ciertos países del Sahel, que está "contrastada". Asimismo, también ha aludido a la expansión del terrorismo yihadista en el continente y ha incidido en que España "insiste" en "esa mirada hacia el sur"

44 DELEGACIONES INTERNACIONALES

Albares ha remarcado que se trata de una cumbre "crucial" y ha detallado que acudirán un total de 44 delegaciones internacionales, 41 de ellas encabezadas a nivel de jefes de Estado y de gobierno. Les acompañarán sus ministros de Defensa y Exteriores, como es habitual en estas cumbres.

Son los 30 miembros de la OTAN, Bosnia y Herzegovina, Jordania, Mauritania, Japón, Australia, Corea del Sur y Ucrania, además de los líderes europeos, Charles Michel y Ursula von der Leyen, y los países de la UE que no son miembros --Suecia, Finlandia, Austria, Malta, Chipre e Irlanda--. También acudirá el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell. Entre miembros de delegaciones y periodistas, Albares ha situado en unos 5.000 los asistentes totales a la cita.

El titular de la cartera de Exteriores, que ha trasladado la labor del Gobierno de España para preparar la cita, ha resaltado que, por primera vez, se celebrará una "cena euroatlántica" en la que participarán todos los Estados miembros de la OTAN y los de la UE que no lo son. "La crisis de Ucrania ha puesto de relieve la complementariedad de ambos para dar respuesta a los desafíos de seguridad y eso quedará patente en la cena", ha explicado.

Además del flanco este y la mirada hacia el flanco sur, en el evento también tendrán un papel destacado los socios del Indo-Pacífico, que se han sumado a diversas iniciativas de la OTAN y a la respuesta a la agresión rusa contra Ucrania. A juicio de Albares, esto muestra "la importancia" que tienen para la OTAN sus socios globales, los que comparten los valores de democracia, pluralidad y Estado de Derecho.

Robles, por su parte, ha resaltado que se trata de una cita "histórica" que comporta un "reconocimiento" a España, un país "serio, responsable y comprometido". "Va a empezar una etapa nueva que nos hace reflexionar a todos (...) hemos pensado que la seguridad estaba garantizada y no", ha resaltado la ministra, que ha aventurado que el resultado de la cumbre será "muy positivo".

La titular de la cartera de Defensa también ha expresado que la cita es la "mejor manifestación" para que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, "sepa que hay un compromiso de trabajar por la paz, de no aceptar injerencias".

La cumbre pretende que "los líderes aliados respalden "un nuevo Concepto Estratégico que guía la transformación de la OTAN durante la próxima década". En total, se espera la participación 44 delegaciones internacionales a nivel de jefes de Estado y de Gobierno.

PROTECCIÓN DEL ESPACIO AÉREO

Además, la ministra de Defensa ha anunciado que se desplegará artillería antiaérea, aviones de la OTAN, helicópteros y aviones de combate para proteger el espacio aéreo durante la Cumbre.

Robles ha precisado que las aeronaves estarán listas para despegar ante cualquier amenaza y también ha mencionado que se establecerán sistemas contra aeronaves no tripuladas.

La titular de la cartera de Defensa, que ha recordado que la seguridad aérea compete a las Fuerzas Armadas, ha explicado que se pondrá en marcha un dispositivo especial en el Mando Operativo Aeroespacial, responsable del seguimiento de las operaciones de vigilancia, seguridad, control y policía aérea en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), y ha subrayado que los medios supondrán un "refuerzo importante" del espacio aéreo.

La ministra avanzó el viernes que la Base Aérea de Torrejón de Ardoz centralizará la mayoría de los aterrizajes de los aviones oficiales de los países que participarán en la cumbre. Apuntó únicamente a "alguna excepción" de aeronaves que aterrizarán en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

No obstante, eludió confirmar si se cerrará el espacio aéreo, una competencia de su cartera, durante la celebración del evento y aludió a motivos de "seguridad".

"CONSIDERACIOINES PARTIDISTAS"

De otro lado, la ministra de Defensa ha reclamado al PP que "deje de lado" las "consideraciones partidistas" y apoye la celebración de la Cumbre.

Robles ha señalado que "el PP sabe" que la política exterior y de defensa de España han sido tratadas "como políticas de Estado" y ha defendido que ambas se han tratado de forma "callada" y "no haciendo ostentación". "Pero por detrás hay un trabajo serio", ha continuado.

Así, ha puesto el foco en que la celebración de la cita en la capital española es un "éxito", no sólo del Gobierno, sino también de los ciudadanos.

Por ello, ha hecho un llamamiento a los 'populares' para que el partido "actúe con sentido de Estado" y se "sienta orgulloso" de la celebración de la cumbre. En esta línea, ha calificado de "buena noticia" que el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, acudiera al acto de conmemoración del 40º aniversario del ingreso de España en la OTAN.

"Si aspira a ser un partido de Estado tiene que dejarse de buscar pegas y sentirse muy orgulloso", ha incidido, insistiendo en que "no es el momento más adecuado para hacer política partidista". "Estoy segura de que el PP se sentirá satisfecho y orgulloso y apoyará al Gobierno en todo lo relativo" a la cita, ha añadido.

Tanto Robles como el ministro de Exteriores, Unión Europea y Cooperación se han referido a la polémica existente por la ausencia de apoyo a la Cumbre de la OTAN de sus socios en el Gobierno, Unidas Podemos.

En este sentido, han incidido en que este tipo de citas involucran únicamente al jefe del Estado o del Gobierno y a los ministros de Exteriores y Defensa en todos los países participantes, no sólo en España. "España no diseña la cumbre", ha dicho el ministro.

En este contexto, Albares se ha declarado "sorprendido" por la polémica, insistiendo en que "este es el formato" y "siempre ha sido así". "Jamás he visto nunca ninguna duda al respecto", ha agregado, haciendo hincapié en que la celebración de la cumbre en España "es un éxito del país".

Fuentes del Ejecutivo explican que los titulares de carteras que no sean Defensa o Exteriores no tienen cabida en la cumbre y señalan que Robles, por ejemplo, no podría participar en una reunión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que sería competencia de la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz.

Comentarios