sábado 19.10.2019

Sanidad extenderá medicina nuclear y oncología radioterápica a las cinco capitales de CLM

Además, durante su comparecencia, el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha propone crear un organismo regional para evaluar la sanidad pública
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, durante su comparecencia, junto a la directora gerente del Sescam, Regina Leal, en la Comisión de Sanidad para exponer las políticas generales de la Consejería
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, durante su comparecencia, junto a la directora gerente del Sescam, Regina Leal, en la Comisión de Sanidad para exponer las políticas generales de la Consejería

El consejero de Sanidad del Gobierno regional, Jesús Fernández Sanz, se ha comprometido a que al término de esta legislatura las cinco capitales de provincia de Castilla-La Mancha cuenten con medicina nuclear y oncología radioterápica.

Así lo ha destacado el titular regional de Sanidad en la comparecencia de este viernes en la comisión del Parlamento autonómico para informar sobre la política a desarrollar en esta nueva legislatura.

Fernández Sanz ha resaltado también que todos los centros hospitalarios tendrán resonancia magnética, cuya adquisición se está ultimando para Villarrobledo y le seguirán Valdepeñas, Manzanares y Almansa.

De igual forma, ha indicado que el Gobierno regional está instalando aceleradores lineales en los hospitales gracias a la donación de Amancio Ortega, y ha especificado que está en proceso la adquisición de dos de estas herramientas para Toledo, una para Ciudad Real y otra para Albacete, a las que se sumarán posteriormente una segunda para Albacete y una para Cuenca y Guadalajara.

En materia de infraestructuras, ha subrayado que la finalidad será seguir trabajando en la "revitalización de las grandes obras", y ha especificado que en la pasada legislatura se pusieron en marcha 171 obras de las cuales quedan 57 por terminar, incluidos los cinco grandes hospitales además centros de salud y ambulatorios.

El titular de Sanidad ha hecho hincapié en que cuando compareció hace cuatro años en el Parlamento autonómico la situación era "diferente" por el "tsunami" sobre la sanidad de la anterior legislatura, que había dejado a la región en los últimos lugares del ránking nacional por el despido de profesionales, obras paralizadas, tecnología obsoleta y falta de ofertas públicas de empleo (OPE).

Por ello, ha manifestado que la Consejería de Sanidad tuvo que dedicarse a "desbloquear" esta serie de situaciones hasta llegar a una inversión en 2018 -los últimos presupuestos ahora prorrogados- de más de 7,5 millones de euros al día en sanidad.

El objetivo en esta nueva legislatura, ha explicado, es hacer de Castilla-La Mancha una "referencia" a nivel nacional en gestión sanitaria, y recuperar así el lugar que tuvo en su día y que en este momento es el sexto puesto.

En este sentido, ha indicado que el Ejecutivo castellano-manchego ha decidido dar "un giro a las políticas" que se ve reflejado en el organigrama de la Consejería y del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

Y también ha destacado la creación de una Dirección General de Humanización y Atención Sociosanitaria "pionera" en España, y las dos direcciones generales de Atención Primaria -cuyo objetivo será alcanzar el 25 % del presupuesto- y Cuidados y Calidad en el Sescam.

En materia de personal, ha indicado que la Consejería de Sanidad continuará trabajando en la estabilidad del empleo para que sea "sello de identidad" de esta comunidad autónoma y clave para hacerla "más atractiva" con respecto a otras regiones, y que sumará más plazas a las 4.600 ya ofertadas para llegar a en torno un 8 % de eventualidad exclusivamente.

Además, Fernández Sanz ha marcado como retos que la Fundación Sociosanitaria dé respuesta a los 72 dispositivos asistenciales que gestiona y mejorar la vida las personas a través del Plan de Salud Mental 2018/2025 y el Plan de Prevención del Suicidio.

Por parte de los grupos parlamentarios, la diputada regional de Cs Úrsula López ha acusado al Gobierno socialista de "mantener los recortes" que hizo el Ejecutivo de María Dolores de Cospedal e incluso aumentarlos, ya que ha asegurado que el gasto sanitario público no se ha recuperado con respecto al que había hace diez años.

"Pido que paren este círculo y seamos capaces de recuperar la sanidad", ha manifestado la parlamentaria de la formación naranja.

Sin embargo, el diputado 'popular' Juan Antonio Moreno ha defendido la gestión realizada por el PP de 2011 a 2015 en materia sanitaria, al tiempo que ha mostrado "disposición, diálogo y acuerdo" para las reformas encaminadas a dar respuesta a las necesidades sanitarias de los castellano-manchegos.

Asimismo, Moreno ha ofrecido un acuerdo parlamentario para la creación de un plan de choque para disminuir las listas de espera en la región.

Por último, el parlamentario del grupo socialista José Antonio Contreras ha hecho hincapié en el esfuerzo del Gobierno autonómico por tener una tecnología adecuada en la sanidad regional y "que el paciente sea capaz de ser un motor clave en su recuperación" en el marco del objetivo de la humanización. 

ORGANISMO REGIONAL DE EVALUACIÓN

Por otra parte, el consejero de Sanidad ha propuesto la creación de un organismo regional para evaluar los datos sanitarios de la región y para que los objetivos y resultados se cumplan, sean oportunos en tiempo y forma y respondan a las necesidades de los ciudadanos.

Fernández Sanz ha asegurado que el Gobierno regional pretende dotar a la región de un sistema de salud "moderno, innovador, eficiente, seguro, equitativo, sostenible y centrado en las personas" así como orientado a los resultados y capaz de responder adecuadamente a las expectativas de salud de la sociedad.

En este sentido, ha dicho que la finalidad de los resultados en salud es proporcionar la información que permita evaluar si determinados servicios sanitarios consiguen mantener o aumentar la salud de los ciudadanos a través de múltiples fuentes de información relevante para la toma de decisiones clínicas y principalmente de los dos resultados finales de mayor interés para los ciudadanos, la calidad y la cantidad de vida.

Por tanto, ha dicho que las necesidades de los pacientes deben ser vistas "de manera global" porque "la enfermedad es un conjunto interrelacionado de circunstancias sanitarias y también no sanitarias", que se abordan mejor desde un modelo integral, ha defendido.

Para ello, ha subrayado que la falta de mediciones de resultados que representa lo que realmente importa a los pacientes es "una barrera global" para mejorar los sistemas de salud, y en este punto ha abogado por crear un conjunto de estándares y un organismo para el procesamiento masivo de datos y la toma de decisiones que tengan que ver con la inteligencia artificial entrenada por expertos. 

Más información en vídeos 
Comentarios