domingo 29/5/22

Sanidad dice que se abrió expediente a dos veterinarios tras la queja de Incarlopsa

El director general de Salud Pública y Consumo de Castilla-La Mancha, Manuel Tordera (dcha), en rueda de prensa en la sede de la Consejería en Toledo
El director general de Salud Pública y Consumo de Castilla-La Mancha, Manuel Tordera (dcha), en rueda de prensa en la sede de la Consejería en Toledo

El director general de Salud Pública y Consumo, Manuel Tordera, ha reconocido que la Junta abrió expediente a dos veterinarios que desempeñaban su labor en Incarlopsa porque la empresa cárnica indicó que estos trabajadores se sobrepasaban en el ejercicio de sus funciones. 

Tordera ha explicado, a preguntas de los periodistas, que la apertura de expediente a los dos veterinarios parte de Incarlopsa al señalar que los veterinarios "se pasaban de sus funciones" y que la obligación de la Junta es velar "si se pasan o no". 

En ese sentido, ha indicado que, en el momento de la queja, en la empresa cárnica trabajaban siete veterinarios, "cinco que hacen una cosa y dos que hacen la contraria". 

"Uno piensa desde fuera que alguien se equivoca: o los cinco, o los dos, o los siete. Porque no pueden hacer cosas diferentes unos respecto a otros. Por eso se inicia la investigación", ha argumentado. 

Ha recordado que en este caso se elaboró un informe reservado sobre los indicios de lo que había ocurrido y un posterior expediente para analizar las causas, aunque ha recalcado que durante la instrucción a estos funcionarios se les mantuvo el trabajo. 

Como consecuencia de esto, ha puntualizado que los veterinarios "se sintieron agraviados" y acudieron a los tribunales ordinarios que, a su juicio, dieron la razón a la Administración regional de que lo que se estaba haciendo era correcto.

Además, ha señalado que una vez finalizada la instrucción del expediente, en abril de 2017, el instructor consideró que no había motivos para que continuasen fuera, por lo que regresaron a su lugar de trabajo. 

Varios meses después, en septiembre de 2017, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) "vuelve a dar la razón a la administración y dice que hay que admitirlos aunque ya llevaban cinco meses admitidos", ha concluido.

Preguntado por el comunicado de CCOO en el que pedía su "cese inmediato" en lugar de la dimisión del consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, Tordera ha confesado "no sentirse un chivo expiatorio" y ha tildado de "acertadas" las decisiones de la Consejería de Sanidad debido a que "los tribunales ordinarios y el superior han dado la razón a la Junta en dos ocasiones". 

"Que luego lo cuentan y se cuenta de una manera un poco diferente, vale. Que como soy el director general de Salud Pública, soy el responsable y piden mi cabeza, pues no me gusta. El consejero no entra en este tipo de cosas, ya que no es una labor que le corresponda estrictamente", ha comentado.

Al hilo de esta idea, ha explicado a modo de ejemplo la sentencia de la Manada para indicar que "a veces los tribunales en sus apreciaciones no son todo lo correctos que deben ser porque no han estado ahí" aunque, acto seguido, ha mostrado su total respeto a las decisiones de los tribunales y ha indicado que siempre les da la razón porque "estas son las reglas del juego de un Estado de Derecho como es España". 

"Las consideraciones particulares que dice un juez en el caso de la Manada en la calle tienen una cantidad de cosas que media España ha salido a la calle diciendo que qué ha hecho. Con ello quiero decir que las cosas hay que evaluarlas con serenidad", ha zanjado.

Sanidad dice que se abrió expediente a dos veterinarios tras la queja de Incarlopsa
Comentarios