jueves 05.12.2019

Sánchez traslada a Casado que no descarta ningún escenario en Cataluña y que actuará si es preciso

- Casado (PP) pide a Sánchez que envíe requerimiento a Torra para que cumpla la ley.

- El PSOE afirma que no se dan los supuestos para La ley de Seguridad ni para el 155.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro  Sánchez (d) , y el líder del PP, Pablo Casado, durante la reunión que han mantenido en Moncloa - EFE/Juan Carlos Hidalgo
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (d) , y el líder del PP, Pablo Casado, durante la reunión que han mantenido en Moncloa - EFE/Juan Carlos Hidalgo

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha trasladado este miércoles al líder del PP, Pablo Casado, que no descarta "ningún escenario" en Cataluña, que está "todo previsto" y que actuará, si es preciso, "desde la firmeza, la proporcionalidad y la unidad".

Así lo han indicado fuentes del Gobierno después del encuentro que han mantenido ambos en el Palacio de la Moncloa para analizar la escalada de tensión en Cataluña a raíz de la sentencia del "procés".

El jefe del Ejecutivo ha agradecido también la disponibilidad para el encuentro del líder del PP, quien le ha transmitido su apoyo.

Según Moncloa, Sánchez le ha trasladado un mensaje claro: "No descarta ningún escenario, todo está previsto y actuará, si es preciso, desde la firmeza, la proporcionalidad y la unidad". 

De nuevo, el presidente ha querido transmitir un mensaje de reconocimiento a las fuerzas de seguridad y de condena firme del uso de la violencia para "amedrentar a los ciudadanos" y "quebrar la convivencia en Cataluña".

CASADO PIDE QUE SE ENVIE REQUERIMIENTO A TORRA

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, ha reclamado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez que el Consejo de Ministros de este viernes envíe al president catalán, Quim Torra, un "requerimiento" para que cumpla sus "obligaciones constitucionales y legales" por si es necesario aplicar el 155.

Se trata de un paso previo para poner en marcha el mecanismo de este artículo constitucional, según ha explicado Casado, y estar "preparados" para activarlo si Torra se niega acatar el requerimiento que pueda hacerle el Gobierno y el que ya le ha enviado el Tribunal Constitucional para que respete la ley.

En una comparecencia en la Moncloa, tras la reunión de una hora con Sánchez, ha considerado que "la imprevisión ha sobrepasado" al presidente en funciones y le ha advertido de que cuenta con todos los mecanismos para hacer frente a "una escalada de violencia inadmisible". 

También ha reclamado a Sánchez que rompa de inmediato con ERC y PDeCAT los acuerdos que tiene a nivel local, y ha planteado que la Fiscalía "tiene que actuar" contra Torra y el presidente del Parlament, Roger Torrent, por "incitar al desorden público y la desobediencia", así como contra los CDR y el Tsunami Democratic. 

Casado ha explicado que cree que hay "motivos fundados" para activar el mecanismo que pueda llevar a aplicar el 155 porque hay un presidente autonómico, como Torra, que es el máximo mando de los Mossos D'Esquadra y se sitúa "al lado de los que están alentando la violencia, o cortando infraestructuras básicas".

En todo caso, ha puntualizado que el 155, tal y como ha establecido el Constitucional, tiene que tener un "plazo de aplicación" y no se puede aplicar "de forma preventiva" por lo que sería necesario esperar al incumplimiento del requerimiento por parte de Torra, aunque ya hay "serias dudas" de que esté cumpliendo sus obligaciones.

El líder del PP ha especificado, en concreto, que los ámbitos donde Torra está incumpliendo sus obligaciones se refieren a las competencias de Interior e instituciones penitenciarias, que son los aspectos en los que debería asumir sus funciones el Gobierno, en primer lugar.

En este sentido, ha insistido en aplicar ya la Ley de Seguridad Nacional, que no requiere de ningún mecanismo previo, para tomar el control de los Mossos, que ahora están bajo el mando político de Torra, o la de estabilidad presupuestaria para intervenir las cuentas de la Generalitat. 

Casado ha cuidado de mostrarse en su comparecencia como una "oposición leal", pese a que, según fuentes del partido cercanas al líder popular, ha salido de la reunión más preocupado que cuando llegó, ya que esperaba que Sánchez le expusiese los pasos que piensa dar porque ya es tarde y hay que tomar decisiones cuando antes.

Por eso, estas mismas fuentes apuntan que Sánchez "o está muy confiado o lo tiene muy agarrado", una de dos.

Recuerdan que Sánchez viaja este jueves a Bruselas para participar durante dos días en el Consejo Europeo -Casado también estará allí en la reunión del PPE previa a la cumbre- y por eso entienden que debería actuar ya, al menos aplicando la Ley de Seguridad Nacional.

Dicha aplicación, que supondría que el Ministerio del Interior que dirige Fernando Grande-Marlaska asumiera el control de los Mossos, daría al menos "tranquilidad".

Su petición de requerimiento es clara, para estar preparados, y ha Casado leído la que hizo el Gobierno de Rajoy porque no se necesita más que eso, requerir al presidente de la Generalitat que cumpla con sus obligaciones constitucionales.

No saben los populares si Sánchez acabará tomando alguna decisión después de su ronda con los líderes de la oposición. Creen, en cualquier caso, que no va a poner en marcha el 155 porque si fuera así Sánchez se habría reunido con todos a la vez y no por separado.

En todo caso, Casado ha dejado claro en su intervención que el PP "sí que está preparado" para actuar ante estas circunstancias y no se va a dejar llevar "por un buen tuit o un buen acto", en una crítica a la actitud hoy de Vox y de Ciudadanos, respectivamente, aunque sin nombrarlos.

El líder del PP ha iniciado su intervención lamentando el fallecimiento de un ciudadano francés "después de los esfuerzos que tuvo que hacer, a pesar de su cardiopatía, para evitar el sabotaje al Prat en el día de ayer", en referencia al hombre que murió en el hospital tras sufrir una parada cardiorespiratoria en el aeropuerto.

NO SE DAN LOS SUPUESTO

DE su lado, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha asegurado este miércoles que "no se dan los supuestos" para aplicar la ley de Seguridad Nacional en Cataluña ni el artículo 155, pero ha garantizado que el Gobierno está "atento" para que la violencia "no quede impune".

En rueda de prensa en Ferraz, Ábalos ha hecho un llamamiento a los partidos políticos y al Govern para que condenen sin fisuras los episodios de violencia en Cataluña y ha pedido a la oposición que "no confunda moderación con ausencia de firmeza".

Ábalos ha señalado que el Gobierno no renuncia a ninguna medida que esté a su alcance pero lo hará de forma "proporcional y moderada". "Y para un 155 -ha dicho- no se alcanzaría el nivel de espectacularidad que pretende la derecha".

El dirigente socialista ha apostado por un uso "ponderado" de los instrumentos para no caer en "una demostración de debilidad y arbitrariedad" y ha prometido que el Ejecutivo de Pedro Sánchez estará "a la altura" de las circunstancias.

Ábalos ha asegurado que el Gobierno no dudará en actuar de manera "firme, contundente, proporcionada y serena" para garantizar la convivencia en Cataluña, ha pedido lealtad institucional a todos los partidos políticos y ha mostrado su apoyo a las Fuerzas de Seguridad del Estado que trabajan de "manera coordinada y ejemplar".

El responsable socialista ha instado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a condenar los actos vandálicos que perjudican la imagen de Cataluña y España, "en lugar de estimularlos aplaudiendo las movilizaciones ciudadanas".

Además, se ha dirigido a la oposición a quien ha dicho que "ahora no toca" cuestionar la fortaleza del Estado de Derecho porque hacerlo es "debilitarlo".

"No utilicemos esto para cubrir ninguna presión, interna o externa", ha señalado Ábalos que ha emplazado a los partidos "no dejarse llevar por la ultraderecha".

Respecto a la petición hoy de Vox para que se declare el estado de alarma, excepción y sitio en Cataluña, Ábalos ha señalado que se trata de una "ocurrencia" de quien "no conoce el derecho parlamentario ni el constitucional".

Ha informado de que para declarar el estado de excepción, tiene que haber un debate en el Congreso a petición de una quinta parte de la Diputación Permanente y, por tanto, es una iniciativa "inviable" que sitúa a Vox en la "radicalidad".

"Es el momento para trabajar por la convivencia, no perturbarla animando mandos", ha señalado el secretario de Organización del PSOE.

Ábalos también ha expresado su solidaridad a los catalanes que viven "con estupor" lo que está pasando pero con "serenidad" para no aumentar la tensión ni dar pábulo a la confrontación.

Más información en vídeos 
Comentarios