martes 19.11.2019

Sánchez hace un llamamiento “a la España serena y a la Cataluña moderada” que no quieren “más radicalismos”

- El presidente del Gobierno en funciones emplaza a Torra a hablar en primer lugar “con los otros catalanes que no son independentistas” y a condenar la violencia.

- García-Page llama a votar el 10-N  y asegura que el PSOE es el único partido que "está en condiciones de afrontar la situación difícil y grave que vive el país".

Sánchez hace un llamamiento “a la España serena y a la Cataluña moderada” que no quieren “más radicalismos”
Sánchez hace un llamamiento “a la España serena y a la Cataluña moderada” que no quieren “más radicalismos”

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha defendido la actuación de los cuerpos policiales en Cataluña, porque "han protegido a la sociedad" de los violentos, pero ha lamentado que la oposición critique la actuación del Ejecutivo y ha pedido "lealtad" y "corresponsabilidad". 

Sánchez, que ha intervenido en un acto preelectoral en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) ante un millar de personas junto con al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page; el secretario general provincial, José Manuel Caballero, y la alcaldesa de la ciudad, Rosa Melchor, se ha excusado por llegar casi una hora tarde recordando que esta mañana ha estado en Barcelona, visitando a los policías heridos en los "altercados y en la violencia" que se ha vivido en Cataluña desde que el Tribunal Supremo dio a conocer la sentencia del procés. 

En este punto, ha querido precisar que, a pesar de lo que argumentan algunos "analistas y medios de comunicación" de que se han producido "altercados y confrontación entre los violentos y la policía", lo que estos días se ha vivido en Cataluña ha sido "un ataque a la sociedad catalana y, por ello a la sociedad española, y quien se puso en medio a proteger a la sociedad fue la Guardia Civil, la Policía Nacional y los Mossos d'Esquadra". 

"El Gobierno hace lo que tiene que hacer y lo estamos haciendo solos", ha lamentado Sánchez, que ha insistido: "Estamos restaurando el orden público en Cataluña, estamos poniendo en cintura a los violentos, estamos protegiendo a la sociedad catalana de los violentos, y lo estamos haciendo solos".

Así, Sánchez ha criticado que el president de la Generalitat, Quim Torra, no ha condenado la violencia ni se ha solidarizado con los atacados, al tiempo que "no reconoce a la mayoría de los catalanes, que no quieren la independencia" y por ello ha sostenido que si Torra quiere hablar con él, "que primero hable con los catalanes que no son independentistas y que condene la violencia". 

También ha afeado la actitud de los partidos de la oposición al denunciar que "la derecha y sus tres siglas" han aportado "cero lealtad y cero soluciones" y por ello ha pedido "un poco de corresponsabilidad y lealtad", que a su modo de ver fue lo que hizo el PSOE el 1 de octubre de 2017, y que ha definido como "una oposición de Estado en un momento crítico". 

Con todo, ha hecho un llamamiento "a la España serena y a la Cataluña moderada, templada, que no quiere más extremismos, sino proyectos políticos que unan entorno a la moderación".

EXHUMACIÓN DE FRANCO

Además, durante su intervención, el presidente del Gobierno en funciones ha resaltado que la democracia española "acabará" el 24 de octubre con "el mausoleo dedicado al dictador Franco" y ha aseverado que esta exhumación es "una gran victoria de la democracia española". 

Sánchez ha criticado que los independentistas catalanes "dicen que España no es una democracia", pero sin embargo ha aseverado que "lo es desde hace 40 años y el día 24 acabará con el mausoleo dedicado al dictador Franco". 

En su discurso también ha hecho alusión a las palabras del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que "siempre dice lo de que no quiere una España de rojos o azules", y que ha explicado que la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos "va de hacer aún más sólida una gran democracia, como es la española desde cuarenta años". 

"Es una gran victoria de la democracia española", ha resumido Sánchez.

"NO HAY TODAVÍA VOTOS EN LAS URNAS"

Por otra parte, el líder del PSOE ha apelado a la movilización para ganar las próximas elecciones generales el 10 de noviembre porque "no hay todavía votos en las urnas" y es necesario "votar bien" al PSOE.

Sánchez ha asegurado que los españoles tiene ante sí la oportunidad de decidir entre seguir avanzando en justicia social o dejar que España "se suma en el bloqueo".

"No nos engañemos, habrá muchos partidos políticos, pero solo hay dos opciones: avanzar o el bloqueo", ha argumentado Sánchez, que ha sostenido que para avanzar solo hay unas siglas, "las del PSOE".

Con referencias continuas al resto de formaciones políticas, ha tenido duras palabras para Unidas Podemos, a quien le ha vuelto a acusar de volver a utilizar el "típico trampantojo" que "luego tira por tierra votando en contra de que haya un gobierno socialista".

Y ha lamentado que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, trate de vincular al PSOE con el PP, "un partido que se alía con un partido de ultraderecha", que es capaz de "mancillar la noble memoria de trece mujeres que fueron asesinadas".

Sánchez ha recordado que "el veredicto de las urnas fue claro, la gente quería que gobernara el partido socialista", pero ha advertido de que se debe ir a las urnas porque si la derecha suma, los españoles ya saben lo que volverá a hacer: "recortar derechos y llevarse dinero".

Y ha abogado por lograr una "amplia mayoría" en los próximos comicios electores que permitan a España abordar su futuros desafíos, entre los que ha citado la situación catalana, pero, también el Bréxit o la imposición de aranceles de EEUU que afecta a regiones como Castilla-La Mancha y, en concreto, a su sector primario.

Ante un auditorio completamente lleno de público ha reiterado su intención de contar con una nueva ley educativa y derogar la actual Lomce.

También ha insistido en que seguirá trabajando por dar oportunidades de empleo a los jóvenes españoles, que apostará por la sostenibilidad ambiental y la lucha contra el cambio climático y ha abogado por "acabar con la polarización política" alcanzando consensos en temas tan importantes como las pensiones.

Y ha recordado en Castilla-La Mancha que la lucha contra la despoblación tiene que estar incorporada en la financiación autonómica, y antes de hablar de "cómo se reparte la tarta, hay que plantear qué Estado del Bienestar se quiere".

"EL ÚNICO PARTIDO" QUE PUEDE AFRONTAR ESTA SITUACIÓN

Junto al presidente del Gobierno en funciones ha intervenido en el acto el presidente de Castilla-La Mancha, quien ha asegurado que "el único partido que está en condiciones de predicar y repartir trigo es el PSOE".

Por eso, ha hecho un llamamiento a los votantes de izquierda para concentrar el voto en el PSOE y así "ganar bien" las elecciones generales del 10 de noviembre, porque, ha dicho, "este partido es el único que está en condiciones de afrontar la situación difícil que vive el país".

El secretario general del PSOE castellano-manchego y presidente de la Junta de Comunidades ha asegurado que al igual que ocurrió en los comicios del 28 de abril, "La Mancha no va a fallar" el próximo 10 de noviembre, un día en el que "España se va a retratar" apoyando al proyecto socialista.

Pero García-Page ha sido tajante en recordar que estas elecciones "no son un trámite" y ha hecho una llamamiento a que la gente se las tome muy en serio para que el PSOE siga afrontando las grandes reformas y los grandes cambios que necesita el país.

Durante su intervención, ha querido felicitar al ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, por la gestión que ha realizado de la crisis catalana.

Y ha terminado pidiéndole al presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección, que en el futuro, "cuando siga gobernando España" aplique cuatro virtudes que considera importantes, como son la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza.

Junto a Emiliano García-Page también ha intervenido la alcaldesa de Alcázar de San Juan quien ha afirmado que Castilla-La Mancha ha avanzado de la mano de los socialistas y con un gobierno que como el de Pedro Sánchez ha apostado por la modernidad y los servicios públicos.

Y ha agradecido a Pedro Sánchez que se haya puesto al lado de la razón y de los más débiles, lo que ha impedido que en el siglo XXI "haya trabajadores pobres".

Por su parte, el secretario provincial del PSOE en la provincia de Ciudad Real, ha señalado que Castilla-La Mancha volverá a ser el corazón que va a "bombear la sangre que se necesita para llenar de puños y rosas las urnas de Castilla-La Mancha".

Y le ha dicho a Pedro Sánchez que él ha sido en estos años de Gobierno "el corazón de Castilla-La Mancha".

Más información en vídeos 
Comentarios