Sánchez dispuesto a reformar el delito de malversación sin que afecte a la corrupción

El presidente del Gobierno también se plantea hacer “ajustes técnicos” en la ‘ley del solo sí es sí’, aunque esperará a que se vuelva a pronunciar el Supremo
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el acto institucional por el Día de la Constitución, en el Congreso de los Diputados - Alberto Ortega/EP
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el acto institucional por el Día de la Constitución, en el Congreso de los Diputados - Alberto Ortega/EP

El Gobierno está ahora dispuesto a llevar a cabo una reforma limitada del delito de malversación, por el que fueron condenados los líderes independentistas del procès, aunque dejando fuera los casos de corrupción y de lucro personal.

En conversación informal con los periodistas en el acto de celebración del 44 aniversario de la Constitución, el presidente Pedro Sánchez ha puesto el acento en el derecho comparado, en referencia a cómo se recoge esta cuestión en los códigos penales de países del entorno, pero ha querido dejar claro que no se va a retroceder en materia de lucha contra la corrupción, ni se van a rebajar penas que tengan que ver con la misma.

La reforma del delito de malversación es una petición de ERC, que junto a otras formaciones independentistas tiene a varios miembros del partido condenados por este tipo penal y otros tantos con causas pendientes, por las acciones que se llevaron a cabo en 2017 para intentar hacer efectiva la independencia de Cataluña.

Además de por malversación, los líderes del procés fueron condenados por sedición, delito que el Gobierno ya se ha comprometido a eliminar y por ello el PSOE y Unidas Podemos registraron en el Congreso un la proposición de ley que se tramita aceleradamente en la Cámaras para que entre en vigor en enero.

La fórmula para modificar la malversación pasaría por una enmienda de ERC a esta proposición de ley que contase con el apoyo de las fuerzas que formen el Gobierno. El plazo de presentación de enmiendas acaba este viernes y el PSOE tiene decidido presentar algunas propuestas, pero no versarán sobre el delito de malversación. También Unidas Podemos tiene anunciadas enmiendas.

Respecto al posible impacto electoral que puedan tener estas medidas --tanto la eliminación de la sedición como la reforma de la malversación-- Sánchez se ha mostrado convencido de que la política sobre Cataluña va a ser un activo de cara a los comicios de 2023, en el que se celebran municipales y autonómicas en mayo y generales previsiblemente en diciembre.

Respecto a los detalles de la reforma de la malversación, fuentes del Ejecutivo ofrecen un ejemplo ilustrativo. Hablan de un hipotético alcalde que recibe fondos europeos y dedica parte a pagar las nóminas de la plantilla. Para el Gobierno eso no es corrupción política y en bajo esa idea se llevaría a cabo esta reforma penal.

Asimismo señalan que no se puede castigar del mismo modo un ejemplo como el anterior y el del extesorero del PP, Luis Bárcenas, condenado a más de 30 años de cárcel por, entre otras cosas, desviar fondos de la caja 'b' del partido a cuentas personales en Suiza. El Gobierno pone este caso como ejemplo claro de corrupción política, que en ningún caso podría beneficiarse de la reforma de la malversación que se plantea.

En la misma línea, las mismas fuentes sostienen que el caso del expresidente socialista de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, tampoco se vería afectado. Griñán fue condenado por malversación y prevaricación y ha solicitado el indulto de la pena al Gobierno alegando que no hubo lucro personal.

LEY DEL SOLO SÍ ES SÍ

En otro orden, el Gobierno se muestra abierto a modificar puntualmente la ley de garantía integral de la libertad sexual, conocida como ley del 'solo sí es sí', después de que su aplicación haya provocado reducciones de penas y excarcelaciones a condenados por delitos sexuales, pero esos retoques se harían después de que se vuelva a pronunciar el Tribunal Supremo y establezca ya jurisprudencia.

En su conversación informal con periodistas, el presidente del Gobierno ha defendido que la ley impulsada por Igualdad es buena, aunque si hay que hacer algún ajuste técnico de la ley se hará, pero una vez que se pronuncie el Tribunal Supremo.

El Alto Tribunal ya emitió una primera comunicación después de fallar sobre el 'caso Arandina', avaló rebajar las penas a los condenados en virtud de la nueva ley aunque insistió en que se debe analizar caso a caso.

Hasta el momento tanto el presidente del Gobierno como el resto de ministros se había limitado a defender la ley y sus efectos positivos, remarcando que el objetivo de la norma es reforzar la protección de las víctimas. La voz discordante fue la titular de Defensa, Margarita Robles, que este fin de semana defendió modificar la ley si se apreciaban lagunas en la protección de las víctimas.

A este respecto, fuentes del Ejecutivo han señalado que si se realiza un ajuste técnico de esta norma, se podría llevar a cabo en la tramitación de cualquier ley que tenga la categoría de orgánica cuya modificación esté en curso en el Congreso. En este punto las fuentes consultadas señalan que podría incluirse, por ejemplo, en la reforma penal del la ley de bienestar animal.

Desde que entró en vigor el pasado 7 de octubre, el número de condenados que se han visto beneficiados por el nuevo marco de penas que recoge la ley del 'sólo sí es sí' asciende al menos a 52, entre revisiones de condena a la baja (48) y sentencias posteriores en aplicación de la norma (4). Un total de 12 personas han sido excarceladas.

Por otro lado, Sánchez ha asegurado que el PSOE defenderá hasta el final y no retirará su enmienda a la ley trans, que eleva a 16 años la edad para la autodeterminación de género sin autorización judicial -- en lugar de 14 como pretende su socio de Gobierno Unidas Podemos--.

El proyecto aprobado por el Consejo de Ministros fija que los menores entre 12 y 13 años requieran autorización judicial para el cambio de sexo legal, mientras que a los de 14 y 15 les bastaría con ser asistidos por sus progenitores o tutores.

Sin embargo, el PSOE ha planteado eliminar esta última opción y quiere que se exija autorización judicial a todos los menores entre 12 y 15 años que quieran cambiar de sexo, de manera que la libre autodeterminación quede sólo para los de 16 en adelante.

Además, fuentes del Ejecutivo han precisado que si la enmienda no sale adelante y decae, la ley saldrá adelante como está y han garantizado que votarán a favor de la misma. Eso sí, la enmienda podría salir adelante con la mera abstención del PP, y en ese caso desde el PSOE ponen en duda que Unidas Podemos llegara a retirar su apoyo a la norma si se incorporarse la citada enmienda.

PAQUETE DE MEDIDAS ANTICRISIS

Por otra parte, el Gobierno está estudiando medidas para contener el precio de los alimentos y las va a presentar antes de que finalice el año, según ha señalado el presidente durante su conversación con la prensa.

Así, ha indicado que el tercer paquete de medidas para contrarrestar las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania será ambicioso, contará con propuestas nuevas y la prórroga de otras que ya están en vigor.

Sánchez ha señalado que el Gobierno está analizando cómo contener los precios de los alimentos, que son los que más están elevando la inflación, después de que el Ejecutivo ya pusiese en marcha varias iniciativas para contener el precio de los combustibles y de la energía.

Según los últimos datos de noviembre la inflación ha bajado alrededor de cuatro puntos en los últimos cuatro meses principalmente por la bajada del precio de los combustibles y de la energía. Por el contrario los alimentos siguen al alza y en octubre su tasa avanzó un punto, hasta el 15,4%, la más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994. Destaca, especialmente, el encarecimiento de las legumbres y hortalizas, la carne, y la leche, el queso y los huevos.

El presidente del Ejecutivo ha avanzado esta medida después de que fracasara el intento de topar los precios de la cesta de la compra a través de un acuerdo con las grandes cadenas de supermercados. Esta medida fue impulsada el pasado mes de septiembre por la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

Respecto al descuento de 20 céntimos por litro de combustible, que expira el 31 de diciembre, fuentes del Gobierno señalan que están apurando hasta el último momento para decidir si lo prorrogan o no, porque la decisión del Ejecutivo depende del precio del barril de petróleo y la perspectiva de su evolución para los próximos meses.

Así indican que el precio actual es adecuado aunque existe la posibilidad de que países productores como Arabia Saudí reduzcan su producción, lo que provocaría un nuevo aumento del precio. Además descartan que esta medida, que actualmente beneficia por igual a todos los conductores, se pueda volver progresiva en función de los ingresos, por la imposibilidad de ejecutarlo y controlarlo.

"MINICRISIS" DE GOBIERNO

De otro lado, el presidente del Gobierno planea acometer el próximo mes de abril una "minicrisis" de Gobierno que, en principio, se limitará a buscar sustitutos para las ministras de Industria, Reyes Maroto, y Sanidad, Carolina Darias, que dejarán el Consejo de Ministros antes de la convocatoria de las elecciones municipales del 28 de mayo, en las que ambas serán candidatas.

En concreto, la titular de Industria, que lleva en ese puesto desde el inicio de la legislatura, ha sido elegida por el PSOE para encabezar la lista al Ayuntamiento de Madrid, una plaza en la que los socialistas no gobiernan desde 1989.

Por su parte, Darias, que es ministra de Sanidad desde que sucedió a Salvador Illa en octubre de 2021, será la candidata del PSOE a la Alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria.

El jefe del Ejecutivo ha explicado que su intención es hacer una "minicrisis" en su Gabinete para cubrir las vacantes que dejarán Darias y Maroto y que su intención es acabar ya con esa composición del Gobierno los ocho meses que para entonces restarán de legislatura.

CUALQUIER DIFERENCIA DEBE QUEDAR ANULADA

Con la vista puesta en el próximo año electoral Sánchez ha hecho un llamamiento a la unidad en el seno de la coalición formada por PSOE y Unidas Podemos, que en las últimas semanas ha visto agudizadas las discrepancias entre las dos formaciones y también al interior del socio minoritario, entre los sectores encabezados por la ministra de Igualdad, Irene Montero y la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz.

Así ha indicado que deben apelar a la unidad porque la amenaza real de un Gobierno del que forme parte Vox existe y por tanto cualquier diferencia política entre los socios debe quedar anulada ante este riesgo.

Además ha reivindicado la labor de su Ejecutivo al señalar que antes del verano se pronosticaba un otoño horrible y a su juicio el Gobierno lo está manejando bien. Así subraya que a pesar de gobernar en minoría saca adelante todas las iniciativas que presenta, algo de lo que se sorprenden y que le elogian líderes internacionales que se encuentran en una situación similar, cuando viaja al extranjero.

MÁS DE UN MES SIN HABLAR CON FEIJÓO

Respecto al presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha afirmado que no habla con él desde que rompió las negociaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial, el pasado 27 de octubre.

Sobre los comicios autonómicos y municipales de primavera, Sánchez confía en que el PSOE logre un buen resultado, gane las elecciones e incluso pueda lograr algún gobierno autonómico más de los que ya controla.

Además considera que tiene a favor, más allá de la gestión del Gobierno, la expectativa de futuro que ofrece a los ciudadanos. Así, considera que las elecciones se ganan con un proyecto de futuro y el PP no lo tiene.

Comentarios