martes 22/9/20

Sánchez dibuja una España que ha "cambiado a mejor" y subraya que su vocación es llegar a 2020

Casado (PP) ve "catastrófico" el balance de Sánchez, Cs pide mirar más al centro y Podemos advierte de que faltan aspectos por cumplir del acuerdo presupuestario

Pedro Sánchez dibuja una España que ha "cambiado a mejor" y subraya que su vocación es llegar a 2020
Pedro Sánchez dibuja una España que ha "cambiado a mejor" y subraya que su vocación es llegar a 2020

Pedro Sánchez ha dibujado este viernes una España que ha "cambiado a mejor" en los siete meses que lleva como presidente del Gobierno y ha advertido de que su vocación es agotar la legislatura y llegar a 2020, aunque no ha aclarado si adelantará las elecciones en caso de no sacar adelante los presupuestos.

El jefe del Ejecutivo ha hecho el tradicional balance del año en una comparecencia ante los medios en la que ha presumido, por un lado, de sus medidas económicas y sociales, y por otro de su forma de hacer política, incluida su apuesta por el diálogo con Cataluña.

Ha dirigido no obstante un mensaje al presidente de la Generalitat, Quim Torra: Hay que pasar de la "mera voluntad de diálogo al diálogo real" enmarcado siempre en la Constitución y el Estatuto. Porque todo lo demás, ha alertado, "son monólogos".

Más difícil ha visto la comunicación con el líder de la oposición, Pablo Casado, a quien ha acusado de llevar al PP a una "involución", mientras alertaba a populares y a Ciudadanos de que acabarán radicalizándose por pactar con Vox, como han hecho en Andalucía.

Además, ha lanzado una dura advertencia al prometer que utilizará "todos los instrumentos del Estado" que estén a su alcance si el futuro Ejecutivo andaluz "pone en cuestión o recorta derechos y libertades" de las mujeres, a la vista de algunas de las reivindicaciones de Vox, como la de derogar la ley de violencia de género.

"En siete meses el Gobierno ha hecho más por los asuntos que preocupan a los ciudadanos que el anterior en siete años" ha asegurado Pedro Sánchez en su intervención inicial, en la que ha recordado que su proyecto es "progresista y europeísta, feminista y ecologista".

Y ha explicado que su gestión está girando en torno a tres ejes: La regeneración democrática, la modernización de la economía y el fortalecimiento de la cohesión social.

El presidente, que llegó al Gobierno tras una moción de censura que ha considerado un "revulsivo regenerador" de la democracia, también ha defendido su apuesta de estos meses por la agenda exterior, que ha demostrado con sus innumerables viajes.

Gracias a dicha apuesta, en su opinión, "España ha vuelto a la escena internacional".

Pese a la insistencia de los periodistas pidiéndole que explique cuál es el escenario político que maneja si no consigue sacar adelante los presupuestos, Pedro Sánchez ha respondido en todo momento de forma escueta y sin dar pistas.

"El Gobierno va a trabajar para aprobar los presupuestos", "el Gobierno aspira a aprobar los presupuestos" y "la vocación del Gobierno es agotar la legislatura" han sido algunas de sus frases para responder a las preguntas de los medios sobre un posible adelanto electoral en caso de unas cuentas del Estado fallidas.

Antes, Pedro Sánchez ha subrayado el propósito del Gobierno por la estabilidad frente al "desorden" que, a su juicio, propugna la oposición.

Ha defendido, además, su "mirada amplia" y "no estrecha" de la Constitución, ha señalado que el Gobierno "se reivindica como constitucional" y ha subrayado, en un claro mensaje a la derecha, que la Carta Magna "no es patrimonio de ninguna ideología ni partido, sino de todo los hombres y mujeres que formamos España".

En este contexto, el presidente ha vuelto a defender las dos reformas constitucionales que promueve el Ejecutivo para limitar aforamientos y retirar del texto la palabra "disminuido".

Con el mensaje de que en 2019 se "consolidará el cambio" iniciado y con su defensa de un "diálogo sin confrontación" ha querido despedir Sánchez esta comparecencia en la que también ha hablado de una de sus promesas estrella, el traslado de los restos de Franco fuera del Valle de los Caídos.

Tras insistir en que el procedimiento es "garantista" ha admitido que la exhumación puede seguir retrasándose.

"Si hemos esperado cuarenta años, esperar unos meses más no es un problema, al menos para este Gobierno", ha dicho. 

REACCIONES AL BALANCE DEL PRESIDENTE

Tras la comparecencia del presidente del Gobierno, el líder del PP, Pablo Casado, ha tachado de "catastrófico" el balance de la gestión de Sánchez al frente del Gobierno, hasta el punto de asegurar que podría caber en un solo tuit, mientras el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha pedido "mirar al centro y no a los extremos".

Han sido los dos principales mensajes lanzados este viernes sobre la gestión del presidente del Gobierno, a quien además Podemos ha exigido valentía para abordar las reformas todavía pendientes que pactó en el acuerdo presupuestario con este partido.

Desde Logroño, Casado ha asegurado que Sánchez se ha dedicado a destruir todo lo que el PP consiguió en sus siete años de Gobierno, le ha reprochado su política "nefasta e irresponsable, al dictado de Podemos" en materia económica y ha advertido que se trata de un "auténtico error" que se pagará caro si el PP no gobierna.

En este sentido, ha afirmado que con Sánchez las instituciones se han visto "atacadas" y ha criticado sus 22 "decretazos" y el "desastre" de su política migratoria para, en suma, reprocharle que haya actuado como "títere de los independentistas".

Ha comparecido también el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, igualmente antes de escuchar el balance que desde la Moncloa ha hecho Pedro Sánchez.

También ha reprobado su Ejecutivo "débil" que "quiere pactar los presupuestos con los que quieren romper España" en una legislatura "agotada".

Además de pedir a la vez elecciones anticipadas y la aplicación en Cataluña del artículo 155 de la Constitución, ha emplazado al presidente a dejar de "pactar" con los independentistas, y ha apostado por un mensaje que huya de radicalismos.

Porque en su opinión el PP y el PSOE se están radicalizando y ello dificulta los pactos entre constitucionalistas.

Ha defendido Villegas el pacto de su partido con el PP para la gobernabilidad de Andalucía y ha instado al partido de Casado a "mirar al centro y no a los extremos" de cara a una extensión de este acuerdo a otras instituciones, del mismo modo que ha reclamado a Sánchez que también "mire al centro" para no radicalizarse.

Desde Podemos, ha sido su responsable de Sociedad Civil, Rafael Mayoral, el encargado de hacer balance político del año que termina, del que ha destacado el desalojo de Mariano Rajoy del Gobierno y el impulso de los movimientos populares con la huelga feminista y las protestas de los pensionistas.

Han sido a su juicio estas movilizaciones las que animaron al PSOE a la moción de censura contra Rajoy y han permitido al Gobierno de Pedro Sánchez unas políticas sociales que ha reconocido en parte con medidas como la subida del Salario Mínimo Interprofesional o el subsidio para parados mayores de 52 años.

Eso sí, Mayoral ha advertido a Sánchez que faltan aspectos por cumplir del acuerdo presupuestario que alcanzó con Podemos y ha criticado con dureza que no haya accedido a limitar el precio del alquiler en el decreto sobre el mercado del alquiler por la presión de los "fondos buitre".

De hecho, ha alertado insistentemente de los planes de estos "fondos buitre" para España, ha dicho que tras ellos está el expresidente del Gobierno José María Aznar y sus "tres cachorros" del PP, Cs y Vox y ha requerido al Gobierno socialista a actuar con "valentía" para aprobar los aspectos pendientes de su acuerdo con Podemos.

En caso contrario, ha advertido, serán los "movimientos populares" quienes tendrán que "empujar" al Ejecutivo para hacerlo.

Más información en vídeos 
Comentarios