jueves 09.07.2020

Pedro Sánchez irá a una nueva investidura pendiente de ERC y tras hablar con Torra

Tras recibir el encargo del rey ha anunciado que convocará el lunes a Casado y Arrimadas y que llamará a todos los presidentes autonómicos, incluido Torra
El rey Felipe VI recibe a Pedro Sánchez en el Palacio de La Zarzuela dentro de la ronda de consultas para la investidura
El rey Felipe VI recibe a Pedro Sánchez en el Palacio de La Zarzuela dentro de la ronda de consultas para la investidura

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha aceptado ir por tercera vez acudir a una sesión de investidura sin tener de antemano los apoyos garantizados, pero con dos novedades respecto a los anteriores intentos: con una negociación abierta con ERC y tras hablar con "todos" los presidentes autonómicos, lo que incluye a Quim Torra.

El candidato ha comparecido en el Palacio de La Moncloa después de que el rey haya comunicado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, su decisión de proponer a Sánchez para la investidura, y después de que ésta informara sobre la misma.

Pasadas las 21.30 horas, en una comparecencia en la que ha respondido a sólo dos turnos de preguntas (los demás representantes políticos no han puesto límites de ninguna clase en sus ruedas de prensa), el secretario general del PSOE ha anunciado que ya el lunes que viene tendrá sendas reuniones con el líder del PP, Pablo Casado, y con la portavoz parlamentaria de Cs, Inés Arrimadas.

También hará una ronda de contactos con "todos los presidentes autonómicos" y hablará con el presidente de la FEMP, Abel Cabellero, alcalde socialista de Vigo, como representante de los entes municipales.

Paralelamente, la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, se reunirá con todos los partidos representados en la Cámara, y al decir "todos" el presidente en funciones ha dado a entender que en la ronda añadirá a Vox y a EH Bildu, con los que los socialistas habían evitado contactos públicos hasta la fecha.

Sánchez, por tanto, afrontará una nueva sesión de investidura sin los votos suficientes a su favor. Hasta la fecha cuenta con los 35 síes de los diputados de Unidas Podemos, con el que puede formar un nuevo Gobierno de coalición, y con el del PRC.

Asimismo, un equipo negociador del Partido Socialista lleva ya tres reuniones con otro equipo negociador de ERC para conseguir la abstención de la formación independentista, lo que allanaría las opciones de Sánchez para seguir de presidente. Los resultados no se conocen todavía, pero el líder del PSOE ha destacado este miércoles que "todo acuerdo será público" y estará dentro de la Constitución.

La presidenta del Congreso tendrá que determinar la fecha en las que se celebre la sesión de investidura, lo que anunciará tras hablar con el candidato.

Parece evaporarse la posibilidad de enmarcar la fecha de la investidura antes de las navidades, e incluso antes de fin de año, como eran las pretensiones iniciales del PSOE y de Unidas Podemos.

Tras su entrevista con el rey, el líder de la formación "morada", Pablo Iglesias, ha enfriado esta tentación al considerar que las negociaciones entre el PSOE y ERC deben seguir su ritmo, y si éste apunta a una probable investidura en enero, ha dado por bueno que sea en enero.

Aunque Sánchez verá a Casado el lunes, no parece que el PP se mueva del rechazo al candidato socialista, hasta tal punto que su presidente ha subrayado que si Sánchez fracasa otra vez, "debe dejar paso" a otro. "Esta es su última oportunidad, pase lo que pase", ha afirmado.

Tampoco se esperan cambios en la posición de Vox, cuyo líder, Santiago Abascal, ha dejado claro su "no". Ahora bien, ha avanzado que si un Gobierno decidiera restaurar el orden constitucional en Cataluña, que cree roto, su formación lo respaldará, incluso si lo lidera el PSOE.

Y en Cs la posición sigue en el rechazo, pero la puerta al cambio de criterio sigue abierta. Inés Arrimadas ha insistido en reparar en la fórmula de los 221 escaños, los del PSOE, el PP y Cs, para poner en marcha un Gobierno "constitucionalista, moderado y sensato".

Iglesias ha ahondado en el optimismo de los últimos días cara a la resolución de las negociaciones con el PSOE, para la formación del Gobierno, y a las de los socialistas con los indepentistas republicanos; pero también se ha mostrado prudente y paciente.

En las confluencias de Unidas Podemos no hay tanta paciencia. El portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, ha abogado por ir más deprisa, convocar más reuniones a la semana y propiciar la investidura pronto. Ha apelado a ERC y a JxCat.

Más información en vídeos 
Comentarios