sábado 23/10/21

A licitación el levantamiento barimétrico de los pantanos de la cabecera del Tajo

- El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural valora el estudio sobre Entrepeñas y Buendía, que dará más información.

- Asociación de Municipios Ribereños dicen que levantamientos bariméticos "nos darán razón para no poder trasvasar"

Imagen del lamentable estado que presenta el embalse de Entrepeñas en la cabecera el río Tajo en la provincia de Guadalajara - @rioTajoVIVO
Imagen del lamentable estado que presenta el embalse de Entrepeñas en la cabecera el río Tajo en la provincia de Guadalajara - @rioTajoVIVO

El grupo Tragsa ha sacado a licitación la contratación del servicio de levantamiento batimétrico de los embalses de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del río Tajo, por un importe de 26.150 euros.

Según se indica en la web del grupo Tragsa, la recogida de la documentación e información de las ofertas que se presenten a la licitación finaliza a las 14 horas de este miércoles.

Las ofertas se abrirán en un acto público que tendrá lugar el próximo jueves, 1 de febrero, mientras que se establece un plazo de cuatro semanas para presentar los resultados del estudio.

Los levantamientos barimétricos son trabajos que tienen como finalidad determinar con precisión las profundidades y las características del fondo de lagos, ríos, pantanos, puertos y océanos, así como las principales características de las áreas terrestres circundantes.

SERVIRÁ PARA DAR MÁS INFORMACIÓN

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha valorado que se vaya a hacer este estudio barimétrico de los pantanos de Entrepeñas y Buendía, porque para llegar a un pacto por el agua es necesario saber de qué cantidad se dispone.

"Cuánta más información tengamos del agua embalsada de los embalses de cabecera o del agua existente en los acuíferos, mejor", ha comentado el consejero al ser preguntado por la licitación de la contratación del servicio de levantamiento batimétrico de los embalses de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del Tajo, que ha sacado el grupo Tragsa.

Y ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha "viene demandando que en el pacto social del agua que hay que alcanzar a nivel nacional hay que incluir estudios técnicos sobre qué agua tenemos y de qué agua disponemos".

En este sentido, el consejero de Agricultura y Medio Ambiente ha considerado que "de donde no hay agua, no se puede trasvasar".

A su juicio, "la infraestructura del trasvase Tajo-Segura permanecerá, pero el trasvase de agua desaparecerá porque es evidente que cada vez habrá más dificultades y no hay eficiencia económica que aguante el trasvase de agua del interior de la Península al Levante, habiendo desaladoras y tecnología en esa zona para poder regar",

Martínez Arroyo, que ha hecho estas declaraciones en una visita que ha hecho esta tarde a la Denominación de Origen (DO) de vinos Valdepeñas, ha opinado que "lo más lógico es aplicar el sentido común" y ha añadido que "el agua tiene que generar desarrollo en todos los territorios, particularmente en Castilla-La Mancha".

Es una demanda "en la que hay que ser muy contundentes, pero tendiendo la mano, porque queremos participar en la toma de decisiones en materia de agua", ha matizado.

"El país de hoy nada tiene que ver con el que el que teníamos cuando se construyó el Trasvase Tajo-Segura", ha comentado Martínez Arroyo, que entiende que "las decisiones hay que tomarlas entre todos y Castilla-La Mancha quiere participar en ese debate". 

"RAZÓN PARA NO PODER TRASVASAR"

Por su parte, el presidente de la Asociación de Municipios Ribereños, Francisco Pérez, ha asegurado que los levantamientos barimétricos les van a dar la razón sobre los niveles de agua que hacen imposible volver a trasvasar.

"Nosotros llevamos mucho tiempo pidiéndolo porque después de muchos años, creo que en los 80, se hicieron unos, pero desde entonces nada y lo acumulado en los embalses es mucho y no es todo agua", ha señalado a Efe el también alcalde de Sacedón.

El máximo gesto de los ribereños ha explicado que "por muy bajo que sea el nivel de colmatación al menos es de un 3 %" lo que, ha entendido, puede ser clave teniendo en cuenta en los límites que se han aprobado trasvases.

"Se han autorizado trasvases con apenas 30 hectómetros cúbicos sobre el límite trasvasable y quizá con este estudio al final se nos vaya a dar la razón de lo que llevamos clamando y es que no hay agua" y que "los límites trasvasar ya se habían alcanzado".

Ha lamentado, al tiempo que la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) "no nos ha informado de nada, lo que demuestra su talante y, por ello, estamos intentando saber algo más".

Pérez ha añadido que "algunas voces apuntan a que un estudio similar se iba a hacer en 2005 y finalmente no se hizo", también coincidiendo con una época de sequía que "entiendo hace más fácil los trabajos de medición".

"Haremos seguimiento a ver en qué queda la cosa", ha zanjado.

Comentarios