El Gobierno inicia el envío de armas a Ucrania con más llamadas a la unidad

Por otra parte, el Gobierno ha decidido liberar dos millones de barriles de petróleo de las existencias mínimas de seguridad de productos petrolíferos en una acción coordinada voluntaria con la Agencia Internacional de la Energía (AIE) con destino preferentemente a Ucrania
La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros
photo_camera La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros

El Gobierno ha iniciado este viernes el envío directo de armas a Ucrania con nuevas llamadas a la unidad frente a la invasión de Rusia y reclamando altura de miras en vez de "mirarse el ombligo".

Una petición que ha realizado la portavoz del Ejecutivo y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros al plantearle la diferencia de criterios existente con Podemos y algunos ministros de esta formación.

Después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, rectificara su decisión inicial y anunciara el miércoles que finalmente España suministraría material militar ofensivo a Ucrania, el primer envío ha partido de la base aérea de Los Llanos, en Albacete.

Son dos los aviones A400M del Ejército del Aire que han salido este viernes con destino a un punto de Polonia cercano a la frontera con Ucrania (mañana lo harán otros dos) y con el cargamento de armas.

En total, España enviará 1.370 lanzagranadas contra carros, 700.000 cartuchos de ametralladoras y ametralladoras ligeras.

El Gobierno, por ser "una cuestión sensible que afecta a la seguridad", no ha detallado si aumentará próximamente ese armamento, pero Isabel Rodríguez ha garantizado que España está comprometida con dar a Ucrania toda la ayuda posible para que puedan hacerse cargo de su legítima defensa.

En ese contexto, la ministra de Defensa, Margarita Robles, comparecerá el próximo miércoles en la comisión correspondiente del Congreso para explicar las actuaciones del Gobierno en el marco de la Unión Europea y de la OTAN, entre ellas, el envío directo de armas.

La portavoz del Gobierno se ha escudado asimismo en el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros para no responder si en la primera ocasión en que Sánchez ha reunido a su Gabinete tras anunciar la ayuda armamentística, los ministros de Unidas Podemos que la han rechazado (Ione Belarra e Irene Montero) le ha trasladado cara a cara su crítica.

No ha querido tampoco entrar en la división interna de Unidas Podemos al respecto (la vicepresidenta Yolanda Díaz apoya a Sánchez) y ha recalcado que no es el momento de "mirarse el ombligo", sino de tener "altura de miras".

Lo que ha reiterado Rodríguez es que existe unidad en el Gobierno y que éste se expresa con una única voz, la de su Sánchez, que ha presidido también en esta jornada en Moncloa otra reunión del Consejo de Seguridad Nacional para analizar la evolución del conflicto.

Sin embargo, la ministra Irene Montero ha vuelto a expresar su rechazo al suministro de armas a Ucrania al señalar que la forma más efectiva de "parar los pies" al presidente ruso, Vladímir Putin, es "poner atención y respaldo internacional a las negociaciones" entre Rusia y Ucrania.

Por su parte, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha dicho que no considera que las diferencias con Yolanda Díaz sean graves y ha descartado que puedan derivar en una escisión en su formación política.

Ante la situación provocada por la guerra, el Gobierno ha decidido liberar dos millones de barriles de petróleo de las existencias mínimas de seguridad de productos petrolíferos en una acción coordinada voluntaria con la Agencia Internacional de la Energía (AIE) con destino preferentemente a Ucrania.

Esta liberación supone 2,6 días de las reservas de España y se establece por un periodo de un mes.

En la vertiente humanitaria del conflicto el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien ha comparecido también tras el Consejo de Ministros, ha asegurado que se agilizará el procedimiento de asilo para los refugiados ucranianos que lleguen a España y ha enfatizado: "No va a haber ningún tipo de problema".

El Ministerio de Sanidad ha flexibilizado el protocolo anticovid para esos refugiados porque "la prioridad es salvarles la vida" y, aunque no se les exigirá certificado de vacunación ni PCR, tendrán un seguimiento sanitario general, no exclusivamente por coronavirus.

Dos expresidentes del Gobierno se han referido en las últimas horas a la guerra en Ucrania.

José Luis Rodríguez Zapatero ha justificado la ayuda armamentística porque se trata de una situación "completamente excepcional" que exige "medidas excepcionales", mientras que José María Aznar ha instado al Gobierno a "aprovechar" la guerra para cambiar su estrategia de defensa y seguridad y conseguir que España sea uno de los países que "moldeen" el nuevo orden internacional que generará el conflicto.

Además, ante la celebración el próximo 8 de marzo del Día Internacional de las Mujeres, el Ministerio de Igualdad considera imprescindible que esa jornada no sea ajena a lo que ocurre en Ucrania y en ella se reivindique el "no a la guerra.

Comentarios