martes 26/1/21
ENTREVISTA

Robisco (PP): 'El pacto en CLM se romperá en 2018 y Page intentará vengarse de Podemos'

El portavoz del PP de Castilla-La Mancha, Lorenzo Robisco, en un momento de la entrevista - EFE/Ismael Herrero
El portavoz del PP de Castilla-La Mancha, Lorenzo Robisco, en un momento de la entrevista - EFE/Ismael Herrero

El portavoz del PP de Castilla-La Mancha, Lorenzo Robisco, afirma que el pacto de gobierno que alcanzaron PSOE y Podemos en la región es "una triste novedad" que "está saliendo mal políticamente", aunque sostiene que el acuerdo entre ambos partidos se romperá en 2018 y "Page intentará vengarse de Podemos".

En una entrevista concedida a la Agencia Efe, Robisco hace balance político de 2017, un año "marcado por un gobierno totalmente novedoso" en Castilla-La Mancha al que no ve futuro más allá de 2018 y recalca que "será primavera o será otoño, pero la ruptura ocurrirá".

Robisco lamenta que cuando eso ocurra "el daño ya está hecho", pues considera que el primer año o año y medio de un Gobierno es fundamental para poner en marcha las medidas, pero "ahora ya está deteriorado el mandato, la Legislatura está perdida" y ello "a pesar de que los aires en España vienen a favor".

Asimismo, sostiene que PSOE y Podemos "tienen un juego" que, a su parecer, se ha podido ver la semana pasada, cuando el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, viajó a Chicago a un congreso de tecnología sanitaria y el vicepresidente segundo de la Junta y secretario general de Podemos en la región, José García Molina, estuvo en Lisboa para "no se sabe qué".

"Uno hace esto y el otro le tapa de otra forma. Estas cosas no son casualidad", asevera Robisco, que afirma que tras esta estrategia "luego harán otro teatro" para romper el pacto de Gobierno, aunque afirma que en esa ocasión "Page va a intentar vengarse de Podemos" a pesar de que Castilla-La Mancha "no está para venganzas, sino para pensar en los ciudadanos".

En cualquier caso, asevera que, tres meses después de la entrada de Podemos en el Gobierno de Castilla-La Mancha, el pacto entre ambas formaciones "se ha cumplido al 100 por ciento" porque "se han repartido hasta el último céntimo de euro, lo han puesto en marcha con una maquinaria de asesores y con la consejería de la nada pero con cargos por todos lados".

Sin embargo, cree que el pacto para Castilla-La Mancha "está a cero" y para justificar esta afirmación alude a las "listas de espera desbocadas" en sanidad, los hospitales "en los que no se ha puesto ni un ladrillo" o el "inicio de curso escolar caótico, el peor de los tres que lleva el actual Gobierno".

Además, rechaza el argumento de que el pacto se cerró para dar estabilidad política a la región, pues resalta que si la hubiera alguna de las más de 2.500 empresas que se han marchado de Cataluña por el desafío independentista habría cambiado su sede social a Castilla-La Mancha, algo que no ha ocurrido.

Por ello, lamenta que el PSOE y PP no cerraran un acuerdo presupuestario para 2017 en la región, porque García-Page "tenía dos caminos, el del PP o el de Podemos y eligió Podemos", "se fue por el camino del independentista", en alusión a la visita que realizó García Molina a Barcelona, en calidad de secretario general de Podemos Castilla-La Mancha, en el que se reunió con el exvicepresident de la Generalitat, Oriol Junqueras.

"García-Page tenía otra salida", reitera Robisco, que asegura que el PP ofrecía "lealtad, sentido de Estado y sentido de la comunidad".

Por todo ello, cree que 2017 ha sido un año que ha estado marcado por "la circunstancia extraña" del acuerdo de Gobierno PSOE-Podemos y acaba con un "suspenso radical, pero no un suspenso en la gestión, sino por abrir la puerta a los más radicales de izquierdas cuando el perfil del ciudadano de Castilla-La Mancha no es ése y no es ésta una comunidad que destaque por probaturas".

Comentarios