sábado 14.12.2019

Rivera (Cs) promete que si suma una mayoría con el PP tras el 10-N formará gobierno en un mes

Durante su comparecencia en el Congreso, el líder de Ciudadanos ha ironizado y ha preguntado al PSOE con quién se puede tomar un café
Albert Rivera (Cs) promete que si suma una mayoría con el PP tras el 10-N formará gobierno en un mes
Albert Rivera (Cs) promete que si suma una mayoría con el PP tras el 10-N formará gobierno en un mes

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha comprometido a que si suma con el PP una mayoría en las elecciones del 10 de noviembre, aunque sea solo por un escaño más, habrá gobierno en un mes.

"A todos los españoles les digo con humildad que formaré gobierno en un mes y que ni los ministerios ni los nombres de los ministros serán un escollo", ha asegurado Rivera en una rueda de prensa en el Congreso.

Sobre la estrategia electoral de la próxima campaña, que arranca el 1 de noviembre, Rivera no ha aclarado si la Ejecutiva de Cs decidirá mantener el veto a Pedro Sánchez, pero sí ha rebajado el tono tras el movimiento del lunes hacia la abstención condicionada a Sánchez y ha dejado claro que hay que "trabajar para reconstruir puentes sean de derecha o de izquierdas".

Ciudadanos, ha subrayado, se centrará esta campaña en conseguir que haya un gobierno "liderado por el centro y el constitucionalismo" y se ha mostrado convencido de que el liberalismo "irá a las elecciones con más fuerza".

Lo que no contempla de ninguna manera es la fórmula de España Suma (PP más Cs) en ninguna circunscripción ni tampoco para el Senado, como quieren los populares, y ha insistido en que hay que sumar con inteligencia con los resultados en la mano, como han hecho en Andalucía, Madrid y Murcia.

"Se lo he dicho al PP y a Casado muchas veces, que claro que hay que sumar, pero como en Andalucía, no con una coalición o un invento de listas", ha señalado.

En ese eventual gobierno que formarían PP y Cs si les da la aritmética el 10N, no habría ministros de Vox, ha asegurado Rivera, como no hay miembros del partido de Santiago Abascal -ha dicho- en ninguno de los gobiernos autonómicos en los que está el partido naranja.

Rivera ha sido muy duro con Sánchez al que ha criticado por "abroncar ayer a los españoles por cómo votaron" el 28 de abril y culpar "al mundo mundial" de la repetición electoral.

Algo "insólito", ha exclamado Rivera, lo que pone de relieve que ni acepta los resultados de las elecciones "ni ha entendido el papel de la democracia parlamentaria".

"Entiendo que muchos españoles estén cabreados e indignados porque no haya gobierno, y tienen razón. No entienden que haya un candidato a la investidura que no se reúne con nadie ni acuerda con nadie", ha subrayado el líder naranja.

En esta misma línea ha recriminado al secretario general socialista que ayer cerrara la puerta a la propuesta de Cs que ponía sobre la mesa "unas condiciones básicas que cualquier constitucionalista puede suscribir", una oferta de mínimos, ha señalado, para salvar la legislatura.

Rivera cree que con la decisión de Sánchez, el país se encamina "de cabeza al agujero negro" porque a los seis meses que, según él, lleva España de parálisis institucional se sumarán otros seis hasta que el nuevo Ejecutivo eche a andar.

Por eso, ha recalcado el compromiso de Ciudadanos "si la noche electoral dan los números llamarán a Casado para formar inmediatamente un gobierno.

POLÉMICA POR LA FOTO EN EL CONGRESO

En otro orden, el presidente de Ciudadanos ha lamentado la publicación de la foto que este martes difundió un diputado del PSOE cuando el líder de Cs se estaba tomando un café en la cafetería del Congreso con el dirigente de Podemos, Pablo Iglesias, y ha preguntado de forma irónica al PSOE con quién puede tomar café.

Rivera ha señalado que el PSOE está "criminalizando" a los diputados del Congreso publicando fotos por las redes cuando se cruzan por los pasillos o cuando representantes de formaciones opuestas hablan con educación en la cafetería.

"A mi no me importa nada que me hagan una foto en el escaño, ni tan siquiera en la cafetería", ha dicho tras bromear con que lo peor sería que ya se la hicieran en el "lavabo", pero ha recordado que el PSOE es un partido con más de 40 años de historia y que "no puede superar estas líneas".

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, colgó ayer en Twitter una imagen en la que se ve a Rivera y a Iglesias en la cafetería sentados y conversando y añadía: "Les va a ir bien a estos dos".

"¿Señor Puente con quién podemos hablar? ¿hay que ser socialistas solo para tomar café?", ha ironizado Rivera tras afirmar que la "pena" fue que el presidente del Gobierno en funciones no le llamara para tomarse "ese café" ya que "ese café y esa reunión es la que sí se tenía que haber producido".

Además, ha criticado que la imagen se tomara en contra del reglamento del Congreso, tal como ha recordado la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, al incidir en que está prohibido grabar o tomar imágenes de las sesiones y en los espacios anejos a la Cámara "previstos para el uso privado" de los parlamentarios.

Más información en vídeos 
Comentarios