Ribereños creen que el umbral de 400 hectómetros para no trasvasar es una 'miseria'

Por su parte, la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche de Talavera de la Reina ha asegurado que el Memorándum del Tajo "sólo garantiza" el trasvase

Imagen de archivo de una concentración de los Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía en contra del trasvase Tajo-Segura
photo_camera Imagen de archivo de una concentración de los Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía en contra del trasvase Tajo-Segura

Los municipios ribereños han tachado de "miseria" el umbral mínimo no trasvasable de los pantanos de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, de 400 hectómetros cúbicos que ha entrado en vigor el 1 de enero en aplicación del memorándum del Tajo.

"Nosotros siempre lo hemos dicho, antes era una cantidad inútil e inservible y ahora es lo mismo", ha señalado a Efe el presidente de la Asociación de Municipios Ribereños, Francisco Pérez Torrecilla, que ha insistido en calificar la cantidad de "una miseria" si se compara con los 2.474 hectómetros de capacidad total de estos dos pantanos.

Pérez Torrecilla ha señalado hoy que Entrepeñas, el embalse de cabecera de Tajo, no registraba niveles tan bajos en diciembre desde 1954, cuando todavía se estaba construyendo la presa.

Con apenas 77 hectómetros cúbicos en diciembre de 2017, únicamente en 1954 se obtienen "peores registros", con 52,2 hectómetros, ha denunciado Pérez Torrecilla, que ha añadido "la salvedad" de que en aquel año todavía se estaba llenando el embalse.

Desde entonces, ha indicado que en 1994 se registraron unos 96,68 hectómetros que hasta la fecha suponían el punto más bajo y ha recordado que, el año pasado, 129,9 hectómetros cúbicos "ya parecían pocos".

Más allá de ese límite no trasvasable de los 400 hectómetros cúbicos, Pérez Torrecilla ha augurado que el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo Segura (SCRATS) "hará lo que tenga que hacer y se buscará la manera para presionar al Gobierno central y se volverán a saltar la ley con un trasvase ilegal", ha afirmado con resignación.

De este modo, ha recordado que a finales de septiembre se realizó un trasvase del Tajo al Segura a pesar de que el nivel de los pantanos estaba por debajo del mínimo trasvasable, aunque el Ministerio de Agricultura dijo que esa derivación de agua era una "cesión de agua entre particulares" acorde a la ley.

"Ahora nos mantenemos más o menos. La semana pasada recuperamos 1,5 ó 2 hectómetros que gastaremos en los próximos días pero ¿y en verano?", se ha preguntado Pérez Torrecilla, que ha recordado que la Confederación Hidrográfica del Tajo prevé que los embalses de Entrepeñas y Buendía acaben este 2018 con 172 hectómetros "con lo que es una evidencia que va a ser un año muy duro".

Según la información del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Confederación Hidrográfica del Tajo, consultado por Efe, los pantanos de Entrepeñas y Buendía acumulaban, a día de ayer, 235,64 hectómetros cúbicos, que son el 9,52 por ciento de su capacidad total.

EL MEMORÁNDUM "SOLO GARANTIZA" EL TRASVASE

Por su parte, la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche de Talavera de la Reina ha asegurado que el Memorándum del Tajo "sólo garantiza" el trasvase de agua hacia la zona de Levante y no unas reservas hídricas suficientes en los embalses castellano-manchegos de Entrepeñas y Buendía.

El declaraciones a Efe, el portavoz del colectivo, Miguel Ángel Sánchez, ha señalado que, pese a que con el inicio de 2018 ha entrado en vigor la disposición que establece un umbral mínimo no trasvasable de 400 hectómetros cúbicos en los pantanos de la cabecera del Tajo, lo que hay que hacer es "liquidar el Memorándum y fijar nuevas reservas".

Sánchez ha asegurado que esta legislación "ha acelerado un año el vaciado de Entrepeñas y Buendía" por lo que ha pedido que se cambie la gestión de los recursos hídricos de ambas represas para "garantizar los derechos de la propia cuenca del Tajo".

Del mismo modo, ha dicho que esa nueva política hidrográfica debería partir de la base de gestionar el agua de Entrepeñas con el embalse "casi lleno", mientras que en el caso de Buendía ha propuesto que esté por encima del 50 %.

Igualmente, ha demandado que "Madrid entre también en este juego" con un reserva específica en Entrepeñas que, a su juicio, permitiría liberar agua de los ríos Jarama, Guadarrama y Alberche.

La aplicación del Memorándum del Tajo fija como límite por debajo del cual está prohibido trasvasar agua a la cuenca del Segura los 400 hectómetros cúbicos, aunque se estableció un periodo transitorio de cinco años para alcanzar dicha reserva mínima, un plazo que ha finalizado al comenzar el año 2018.

En otro orden de cosas, el portavoz de la Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche de Talavera ha pedido al PSOE cautela a la hora de interpretar las intenciones de la Comisión Europea respecto a la gestión del agua en España.

Así, Miguel Ángel Sánchez no se ha mostrado tan optimista como el secretario de Organización socialista en Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, quien la semana pasada aseguró que el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, está dispuesto a conocer de primera mano la situación en la que se encuentra el río Tajo. 

Comentarios