martes 26/10/21

Ribereños condenan el trasvase y reivindican en caravana 'ni una gota más' del Tajo al Segura

Los municipios Ribereños condenan el trasvase y reivindican en caravana 'ni una gota más' del Tajo al Segura
Los municipios Ribereños condenan el trasvase y reivindican en caravana 'ni una gota más' del Tajo al Segura

'Tajo-Segura, ni una gota más', es el mensaje que este domingo han sacado a la calle los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía, en una marcha de vehículos en caravana que han recorrido los 13 kilómetros que distan desde Sacedón hasta Pareja, donde los alcaldes han manifestado su intención de seguir "arropando" los pantanos con nuevas movilizaciones hasta que sus demandas sean atendidas.

El presidente de los Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía, Francisco Pérez Torrecilla, en nombre de los 22 municipios que conforman la asociación, ha manifestado "la condena más absoluta" a la gestión que se hace de los embalses y del río Tajo, del Tajo-Segura y al Memoradum del Tajo así como a las reglas de explotación.

Para este mismo lunes, la Asociación tiene intención de solicitar fecha y hora de reunión con los máximos responsables políticos nacionales y regionales, la Ministra de Agricultura, Pesca Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, así como con los grupos políticos en el Congreso de los Diputados, para entregarles en persona sus demandas.

Desde la Asociación, por boca de su presidente, en la Plaza del Ayuntamiento de Pareja, han manifestado también la máxima oposición a que se sigan tomando decisiones políticas a juicio de los Ribereños "totalmente arbitrarias" que "condenan a la ruina" a sus pueblos, y han reclamado las obras que aún no han llegado a esta zona, así como la aprobación de un decreto de sequía como el que se ha aprobado para el Levante.

Durante la lectura del manifiesto en defensa de Entrepeñas y Buendía, Torrecilla ha agradecido la presencia y apoyo de las plataformas en defensa del Tajo como la de Toledo, Talavera, Ecologistas en Acción, WWWF-Guadalajara, sindicatos, la Federación Castellano-manchega de Piraguisimo, y partidos políticos, así como del Gobierno de Castilla-La Mancha, representado a través del director de la Agencia del Agua de la región, Antonio Luengo, entre otros.

Según Torrecilla, los embalses de Entrepeñas y Buendía se sitúan actualmente al 19% de su capacidad "siendo muy optimistas", y pese a ello, el Gobierno continúa aprobando trasvases amparado en una ley "irracional" que le permite sacar 20 hectómetros cúbicos de agua al mes. Un "saqueo" que en su opinión provoca que el caudal del Tajo se vea muy disminuido y "no pueda sobrevivir".

GESTIÓN "DEFICIENTE"

Para los Ribereños, está claro que existe una gestión "deficiente de los recursos hídricos" de los embalses, y que la prioridad fijada en las reglas de explotación no es ni la defensa del río ni de estos pueblos, "sino los intereses del trasvase y de sus beneficiarios".

Torrecilla ha reclamado "el cierre urgente" de los trasvases hasta que Entrepeñas y Buendía hayan recuperado un nivel "mínimo" del 40% de su volumen, alrededor de los mil hectómetros cúbicos", y la puesta en marcha de alternativas para el suministro de agua en la cuenca receptora hasta "clausurar definitivamente" este travases.

Los Ribereños han insistido en la necesidad de poner en marcha, lo antes posible, los planes que hay pendientes para el desarrollo de la comarca y la ejecución de las infraestructuras necesarias.

El presidente de esta asociación ha criticado el hecho de como, desde que se aprobó el Memorandum Tajo-Segura, los derechos de la cuenca cedente "han pasado a ser secundarios dando prioridad a la del Segura", y se aprueban derivaciones "incongruentes".

Para Torrecilla, también es un hecho que, debido a estos trasvases, los embalses se están convirtiendo en "meros recipientes de agua", que han perdido el atractivo turístico, deportivo y de ocio que tuvieron en su día, y con ello la posibilidad de generar recursos para los Ribereños.

Los municipios Ribereños condenan el trasvase y reivindican en caravana 'ni una gota más' del Tajo al Segura

MATANDO LOS EMBALSES

"El trasvase Tajo-Segura está matando los embalses, convirtiendo en un desierto todo su entorno, y arruinando la economía de sus pueblos", ha precisado el presidente de los Ribereños y alcalde de Sacedón, quien ha añadido que "nuestros embalses están más secos y aquí ha llovido infinitamente menos".

Por su parte, el alcalde de Pareja, Francisco Javier del Río, ha dicho que "si se sigue trasvasando, no sólo se pondrá en peligro la actividad turística sino los abastecimientos de agua".

Los Ribereños quieren llegar al verano "dejando bien claro a quienes nos gobiernan, tanto unos como otros, que ¡ya está bien, nos están arruinando la vida!", ha puntualizado Torrecilla, arropado por el resto de los alcaldes, durante la lectura del manifiesto que próximamente entregarán a los políticos.

En la actualidad los embalses almacenan 447 hectómetros cúbicos de agua a esta fecha frente a los 502 que había por estas mismas fechas el pasado año, y en los últimos días Entrepeñas y Buendía vuelven a bajar otros 6 hectómetros cúbicos.

Por eso, desde los Ribereños insisten en que no pueden permitir "esta salvajada", de ahí que a partir de hoy quieran iniciar este "abrazo" a los embalses para luchar contra el "saqueo" que sufren, "otorgando una tarifa plana de agua para los Regantes del Tajo al Segura.

DESARROLLO DE LOS PUEBLOS

Por su parte, el director de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, Antonio Luengo, en representación del Gobierno regional, ha acompañado a los centenares de manifestantes "para reivindicar una política hídrica desde el Gobierno de España menos lesiva para los intereses de la comarca más próxima a los embalses de cabecera".

Antonio Luengo ha calificado como un "éxito" la convocatoria, que obedecía, ha dicho, a "los continuos trasvases a los que está sometiendo el Gobierno de España de forma infame" a estas localidades.

Para el director de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, cada vez se percibe con mayor claridad que "la gente está sensibilizada" porque "se está impidiendo el desarrollo de la zona y es algo que no puede seguir así".

"La gente quiere poderse desarrollar al menos al mismo nivel que otros territorios de España, aunque el Gobierno de España parece empeñado en impedirlo", ha dicho.

Luengo ha calificado de "ilegítimos" e "ilegales" los últimos trasvases aprobados por la ministra de Agricultura, por lo que ha avanzado que el Gobierno regional se seguirá oponiendo a ellos con el ánimo de cambiar la política hídrica estatal.

Preguntado por el Pacto de Estado en materia de agua, el director de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha considera que es "fundamental".

Sin embargo, ha añadido: "cuando escuchas que desde Murcia quieren redotar el Tajo parecen no entender la situación. El interior de España no puede aportar más agua para paliar el déficit hídrico porque también somos deficitarios y porque el Levante tiene una solución técnica y económicamente viable, que es la desalación", ha señalado.

"ES JUSTO"

Al respecto también se ha pronunciado el presidente del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Rafael Esteban, quien ha mostrado, en nombre de los socialistas de la región, el apoyo a la manifestación.

"Lo que se reivindica es justo y los socialistas hemos luchado y lo seguiremos haciendo para que Castilla-La Mancha pueda contar con mayores caudales de agua de las diferentes cuencas porque tenemos claro que el agua es una fuente de riqueza, creación de empleo y desarrollo económico", ha indicado.

El parlamentario socialista también ha lamentado "el expolio" que está sufriendo la cabecera del Tajo con constantes trasvases, el último de 20 hectómetros cúbicos, y ha recordado que el Ejecutivo de Mariano Rajoy, desde que Emiliano García-Page fue elegido presidente ha "castigado" la región con un total de 19 trasvases.

image1(1)

Comentarios