jueves 24/9/20

Sánchez elogia al rey Felipe VI por alejarse de su padre y reivindica la monarquía

El presidente del Gobierno tras la marcha del rey Juan Carlos I: "El Gobierno que yo presido considera vigente el pacto constitucional"
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Moncloa tras la reunión del Consejo de Ministros
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Moncloa tras la reunión del Consejo de Ministros

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha considerado "adecuada" la medida de Felipe VI de "marcar distancias" con Juan Carlos I al abandonar España por sus posibles conductas irregulares y ha reivindicado la monarquía frente a las criticas de Unidas Podemos, porque "no se juzgan instituciones, sino a personas".

Sánchez ha hecho una firme defensa de la Corona y del pacto constitucional después de que sus socios de coalición hayan advertido de que la "huida indigna" del rey emérito al extranjero "deja la monarquía en una posición muy comprometida y delicada".

Un día después del anuncio de la histórica salida del país de don Juan Carlos, el jefe del Ejecutivo ha atribuido la decisión a la casa real y ha asegurado "no tener información" sobre su paradero ante las noticias que le sitúan en la República Dominicana o Portugal.

Sánchez ha elogiado que Felipe VI haya actuado en favor de "la ejemplaridad, la transparencia y la regeneración", distanciándose de su padre por conductas que, ha aventurado, "pueden ser susceptibles de un reproche judicial".

Frente a quienes pretenden derribar a la Corona, ha recordado que en España ha habido casos de corrupción vinculados a partidos y agentes sociales y no se ha cuestionado por ello a estos colectivos.

"Lo que se juzga no son instituciones, se juzga a personas", ha sentenciado Sánchez, quien ha destacado que "lo más importante" es que el rey emérito ha dejado claro, a través de su abogado, que "se pone a disposición de la justicia como cualquier otro español".

Sánchez se ha amparado en la confidencialidad de los despachos con Felipe VI al ser preguntado por qué no informó previamente a Unidas Podemos de la marcha de Juan Carlos I y ha restado importancia a las discrepancias con sus socios de coalición.

"Somos dos partidos distintos con culturas políticas distintas", ha añadido, antes de recordar que el PSOE es "arquitecto de la Constitución" y por eso respalda la monarquía.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha desmarcado a Unidas Podemos de la "huida" del rey Juan Carlos, que ha tildado de "actitud indigna" por la que "debería rendir cuentas ante su pueblo y ante la justicia", en línea con lo que aseguró el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en la víspera.

En declaraciones a la Cadena SER, Montero ha advertido de que la decisión "avalada" por Felipe VI "deja la monarquía en una posición muy comprometida y delicada".

El presidente del grupo parlamentario, Jaume Asens, también ha acusado a Sánchez de "deslealtad" por no informar sobre la operación del rey emérito y ha pedido un referéndum sobre la monarquía.

Ante estos "ataques intolerables", el líder del PP ha juzgado "lamentable" que el presidente no defienda al rey y "una muestra más de deslealtad" que no le informara del paso dado por Juan Carlos I.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha reclamado a Felipe VI que abdique tras la "huida tolerada" de su padre, a quien ha calificado de "prófugo de la justicia".

Sánchez ha dicho "no tener información" de dónde está don Juan Carlos, ante las noticias publicadas por algunos medios de que podría estar en la República Dominicana o en Portugal.

Desvelar esta incógnita no corresponde al Gobierno, se ha escudado el presidente, sino al rey emérito o a la casa real, que mantiene el mutismo sobre el paradero.

Algunos medios apuntan que está desde el domingo en la República Dominicana, en el complejo hotelero Casa de Campo, en la localidad costera de La Romana, propiedad del empresario de origen cubano José Fanjul, quien mantiene una estrecha relación con el rey Juan Carlos.

Medios portugueses, no obstante, indican que estaría en este país, si bien fuentes oficiales lusas lo han descartado.

En la carta enviada a Felipe VI, el rey Juan Carlos se ceñía a notificar su decisión de "trasladarse, en estos momentos, fuera de España".

Antes de irse, comunicó a algunas personas cercanas que se iba al extranjero, sin dar pistas de por cuánto tiempo.

"Esto es un paréntesis, no unas vacaciones", ha sido el mensaje enviado por don Juan Carlos al periodista Alfonso Ussía, según ha revelado éste en su cuenta de Twitter.

El también periodista Raúl del Pozo, al que telefoneó, ha revelado que el rey emérito estaba "harto" de no poder defenderse. "Cada día tenía que tragarse tres sapos. Una cacería constante. Le han arrastrado y estaba muy harto", ha dicho Del Pozo en el programa "Espejo Público".

Más información en vídeos 
Comentarios