viernes 25/9/20

El rey Felipe VI elogia la gestión del coronavirus de China y le expresa su "solidaridad y apoyo"

- Expone la política exterior: proyectar una España moderna, democrática y solidaria.

- Pide libertad y derechos humanos en Iberoamérica y lamenta la llegada del Brexit.

El rey Felipe VI elogia la gestión del coronavirus de China y le expresa su "apoyo"
El rey Felipe VI elogia la gestión del coronavirus de China y le expresa su "apoyo"

El rey ha expresado este miércoles su "solidaridad y apoyo" al pueblo "amigo" chino ante la situación de emergencia provocada por la expansión del coronavirus y ha elogiado "los importantísimos esfuerzos y medidas" puestas en marcha por el Gobierno de Pekín con el fin de frenar la epidemia.

Felipe VI, acompañado de la reina Letizia, ha presidido en el Palacio Real la recepción al cuerpo diplomático acreditado en España, en la que ha abogado por que España mantenga una "sólida" relación con el Reino Unido una vez consumado el Brexit.

La ceremonia, en la que se ha estrenado la titular de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y la nueva cúpula del ministerio, ha contado con la participación de alrededor de 250 invitados, entre ellos, los representantes diplomáticos de países y organismos internacionales acreditados en España.

Ante la preocupación que ha generado la expansión del coronavirus, Felipe VI ha querido dejar patente su "más sincera expresión de solidaridad y apoyo" al pueblo chino "en estos momentos especialmente difíciles de emergencia sanitaria".

Mientras que algunos países han cerrado su frontera con China o han prohibido la entrada a sus nacionales, el monarca ha valorado "muy positivamente los importantísimos esfuerzos y medidas" puestas en marcha por Pekín para "lograr una gestión eficaz de la crisis, que nos afecta a todos".

En presencia del encargado de negocios de China en Madrid, Yao Fei, Felipe VI ha reiterado la disposición de España a colaborar con las autoridades de Pekín para "contribuir a contener y superar" los efectos del brote, que ha causado ya alrededor de 490 muertos y unas 24.300 personas contagiadas.

En su repaso por los principales focos de la política exterior española, el rey se ha detenido en los efectos de la marcha del Reino Unido de la UE, que ha calificado de "momento triste".

Por un lado, don Felipe ha abogado por que España mantenga una relación con Londres basada en "fundamentos sólidos" y, aunque, ya no forme parte del proyecto europeo, seguir compartiendo "valores, perspectivas e intereses".

De igual modo, el jefe del Estado ha animado a que España aproveche el nuevo contexto para convertirse en "uno de los motores europeos" a la hora de "vigorizar y actualizar" el proyecto comunitario.

Ante otro eje de la acción exterior como es Iberoamérica, Felipe VI no ha citado explícitamente situaciones que atraviesan países como Venezuela, pero ha hecho referencia a la existencia de "un contexto regional sacudido por diversas crisis de índole política y socioeconómica".

Ante ello ha instado a que la comunidad iberoamericana reafirme su "apuesta decidida por la consolidación de la democracia y el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos y las libertades individuales como señas irrenunciables de nuestra identidad y garantes de nuestro progreso y estabilidad".

Sus palabras han sido escuchadas por los representantes de América Latina presentes en el acto, entre los que se encontraba la encargada de negocios de la embajada de Venezuela en España, Livia Soledad Suárez.

No había ningún responsable de Bolivia, país que no tiene en la actualidad ningún representante diplomático en España.

Al igual que con el Reino Unido, don Felipe ha considerado "prioritario mantener y ampliar las mejores relaciones" con Estados Unidos, en un año marcado por las elecciones en las que Donald Trump aspira a seguir en la Casa Blanca.

El monarca ha apuntado que la actual relación con EEUU es de "amistad y confianza mutua", a pesar de las discrepancias surgidas en los últimos meses por las subidas de los aranceles a productos como el queso, el aceite o la aceituna.

Al referirse al ámbito comercial, don Felipe ha hecho hincapié en que España es partidaria de "mantener y ampliar la liberalización global de los flujos comerciales" y de que predomine un sistema económico global sujeto a normas "justas, equilibradas y transparentes".

El jefe del Estado se ha detenido en el conflicto entre Israel y Palestina después de que Trump presentara hace unos días el plan de paz para Oriente Próximo.

Sin juzgar esta iniciativa, rechazada por los palestinos, Felipe VI ha estimado "urgente" que estos y los israelíes "negocien directamente una solución que tenga en cuenta sus aspiraciones respectivas, de acuerdo con las resoluciones de la ONU y los parámetros acordados internacionalmente".

Al esbozar cómo será la acción exterior del nuevo Gobierno de coalición de PSOE y Podemos, don Felipe ha aseverado que se priorizará "la diplomacia preventiva y humanitaria, la mediación y la promoción de los derechos humanos".

También ha considerado "inaplazable" la mejora de la condición de la mujer en el mundo.

Antes del rey, ha tomado la palabra, como decano del cuerpo diplomático, el nuevo nuncio, el filipino Bernardito Auza, quien ha elogiado la Constitución como fundamento de la convivencia de una unidad "tan variopinta y rica como es España".

Aunque durante el reinado de Felipe VI siempre había asistido a este acto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez se ha ausentado esta vez debido a la reunión que va a mantener esta tarde en Bruselas con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Más información en vídeos 
Comentarios