martes 15.10.2019

Rajoy (PP), dispuesto a acudir a la investidura tras aceptar las condiciones de Ciudadanos

El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el encuentro en el Congreso - EFE
El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el encuentro en el Congreso - EFE

El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, ha afirmado este jueves estar en disposición de acudir a la sesión de investidura cuando la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, lo estime "oportuno y conveniente".

Rajoy ha confirmado el inicio de las negociaciones con Ciudadanos y ha subrayado su intención de hablar con el líder socialista, Pedro Sánchez, para pedirle "su colaboración para que España pueda tener un gobierno".

"Hoy hemos dado un paso que yo calificaría de decisivo para formar gobierno y para que no se repitan las elecciones", ha dicho Rajoy en la rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido en el Congreso con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y en la que ha aceptado las condiciones planteadas por este partido, relativas todas ellas a la lucha contra la corrupción.

Tras afirmar que este mismo viernes se nombrarán los equipos negociadores del PP y de Ciudadanos para iniciar las conversaciones de cara a la investidura, ha insistido: "Hoy estoy en disposición de acudir a la sesión de investidura".

"A una sesión de investidura no se puede ir cuando uno tiene la certeza absoluta de que no puede ser investido; por eso, ahora voy a la sesión de investidura", ha apostillado el líder del PP.

Además de confirmar, como antes Rivera, que a partir de este viernes comienzan las negociaciones para conseguir "un apoyo por parte de Ciudadanos al candidato del PP a la investidura" y que también está en contacto con Coalición Canaria, Rajoy ha subrayado su intención de hablar también con el líder socialista, Pedro Sánchez.

Ha recordado así que, de conseguir el voto afirmativo de Ciudadanos y CC contaría con 170 escaños, lo que sigue sin ser suficiente; por eso, pedirá a Sánchez su "colaboración" para permitir que haya un gobierno. Y si no, ha añadido, que el líder socialista plantee "la alternativa que considere".

Ha advertido en cualquier caso de que, si no saliese adelante la investidura y se acabasen convocando nuevas elecciones, "sería un fracaso sin paliativos de las negociaciones políticas".

Un fracaso, ha advertido, del que tendrían "mucha más culpa" aquellos que "bloquean", en clara alusión al Partido Socialista. Además, ha asegurado que no piensa buscar en el PSOE otro interlocutor que no sea Sánchez.

Mariano Rajoy, que ha asegurado que para esta negociación que se inicia hay "buena disposición por ambas partes", ha subrayado su compromiso a cumplir con las condiciones que le ha puesto Ciudadanos.

"Normalmente, lo que digo que hay que cumplir lo cumplo. Cuando me comprometo a algo, lo cumplo", ha dicho el líder del PP, quien ha preguntas sobre si su partido votará entonces a favor de la comisión de investigación sobre el caso Bárcenas ha recalcado que esa cuestión ya había sido respondida, sugiriendo así que su partido apoyará la creación de este órgano en el Congreso.

El presidente en funciones y candidato a la investidura ha expresado su deseo de que este proceso concluya con "la mayor celeridad posible", porque, como ha insistido, hay "cuestiones urgentes" como los presupuestos del Estado, la aprobación del techo de gasto o el envío a la Comisión Europea de los compromisos con la nueva senda de déficit.

Ha insistido, en cualquier caso, en mostrarse optimista ante las negociaciones y ha puesto en valor haber estado ya de acuerdo, en su reunión de hoy con Rivera, en "los grandes objetivos", que son formar gobierno y que no se repitan elecciones, así como en consolidar la recuperación económica.

RIVERA (C´s) PIDE AL PSOE QUE DEMUESTRE "SENTIDO DE ESTADO"

En una rueda de prensa previa a la del líder del PP, Albert Rivera ha informado también de que este mismo viernes los portavoces del PP y de Ciudadanos firmarán ese pacto anticorrupción, que contempla las seis medidas planteadas por Ciudadanos para iniciar las negociaciones y recabar su apoyo.

Tras esa firma, ya este viernes por la tarde, está previsto que se reúnan por primera vez los equipos negociadores para allanar el camino hacia un acuerdo que será "de investidura", en ningún caso para formar un gobierno conjunto, ha precisado Rivera.

Sobre los nombres del equipo de Ciudadanos no ha dicho nada el líder de Ciudadanos, pero ha apuntado que los dará a conocer en las próximas horas, al igual que hará Mariano Rajoy con su delegación de negociadores.

Sí ha dejado entrever que la fórmula que sigan los equipos de ambos partidos sería similar a la que se ha aplicado en algunas comunidades autónomas donde PP o PSOE gobiernan con el respaldo de Ciudadanos, Madrid o Andalucía por ejemplo.

Rivera, con todo, ha puntualizado que "queda mucho" que recorrer aún, pues se trata del arranque de una negociación cuyo calendario y plazos estarán supeditados a la fecha de investidura.

Según ha reconocido, sabe el día porque el líder del PP se lo ha transmitido, pero no lo ha desvelado a los periodistas porque formalmente ese anuncio corresponde a la presidenta del Congreso.

El líder de Ciudadanos ha expresado su satisfacción por el desbloqueo de la situación y por la apertura de una vía de negociación de contenidos, hasta el punto de que ha recalcado que "quien siga haciendo cábalas sobre terceras elecciones, que se las quite de la cabeza".

Habrá, ha dicho, un gobierno en minoría y un Parlamento plural, pero el país "se pondrá en marcha".

Con todo, la suma de PP y Ciudadanos resulta en 169 escaños, una cantidad insuficiente para que haya nuevo gobierno a no ser que el PSOE dé su apoyo o se abstenga.

Sin mencionar al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el líder de Ciudadanos ha pedido a los líderes que "estén a la altura", y al Partido Socialista, que demuestre que es "el partido con visión de Estado" que ha demostrado ser porque su historia así lo acredita.

"Hay quien pretende jugar con la paciencia de los españoles, pero los españoles han tenido ya suficiente paciencia. No hay ningún político más importante que todos los españoles juntos", ha remarcado.

Sobre qué estrategia o decisiones adoptarán PP y Ciudadanos para que el PSOE se apee del "no" a Rajoy, el presidente de Ciudadanos ha indicado que tales opciones dependen del candidato, no de él.

Por tanto, para Rivera, es ahora "el tiempo de la negociación" y de "hablar de los problemas de los españoles", porque el arranque de las conversaciones entre PP y Ciudadanos permitirá que, además de las seis condiciones de regeneración y contra la corrupción, se hable además de la sanidad, la educación o la dependencia.

Se abre, además, "una nueva etapa en la que la nueva política no hará lo mismo que la vieja política", entre otras razones porque no habrá mayorías absolutas y se hacen indispensables el diálogo y la negociación.

Por ello, en palabras de Rivera, "ser útil es más importante que creerse importante".

Así ha justificado esta disposición de Ciudadanos a negociar con el PP un acuerdo de investidura.

Más información en vídeos 
Comentarios