jueves 17.10.2019

El PSOE ofrece modificar su propuesta programática en pro de un acuerdo con Podemos

Por otra parte, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, acusa a Vox de "dar alas al machismo" y querer cargarse la lucha LGTBI

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, en las jornadas "Diálogos 140 aniversario" de la Fundación Pablo Iglesias
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, en las jornadas "Diálogos 140 aniversario" de la Fundación Pablo Iglesias

El PSOE está dispuesto a modificar su oferta programática si ello ayuda a alcanzar un acuerdo con Unidas Podemos que facilite la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno en la semana del próximo 22 de julio, según la vicepresidenta del Ejecutivo en funciones, Carmen Calvo.

"A lo largo de los días (el documento) se puede perfeccionar y modificar", ha afirmado Calvo este domingo en declaraciones a la prensa, a la que también ha explicado que el próximo jueves se reunirá la Ejecutiva federal para ver si entonces "hemos podido sentarnos a hablar".

Al respecto, ha asegurado que "cuando uno va en serio va con los contenidos, que es lo que realmente importa", así como con "equipos negociadores" para definir leyes prioritarias y objetivos para los primeros años de legislatura.

Sobre la decisión de Unidas Podemos de consultar a sus bases un posible acuerdo con Sánchez, Calvo ha hablado de respeto, aunque ha añadido que "en las coyunturas importantes (los socialistas) sabemos lo que tienen que hacer nuestras siglas y nuestros líderes".

Tras recordar que el PSOE dobla en escaños al siguiente partido más votado y que con Unidas Podemos no suma suficiente apoyo para formar Gobierno, ha defendido que la posición de los socialistas es "razonable y de sentido común".

"Quien recibe la confianza de la Cámara es una persona con nombre y apellidos", ha añadido la vicepresidenta remitiéndose a la Constitución para argumentar que la formación del Gobierno solo depende de Sánchez, que "tiene acreditada responsabilidad, flexibilidad y madurez más que suficientes" para ello.

Calvo ha apelado a la responsabilidad del resto de partidos, ya que "todo el mundo tiene que empezar a asumir su responsabilidad", incluidos los de la derecha, a los que ha afeado que hagan como si no fuera con ellos la necesidad de que "el sistema funcione" y que "el Gobierno se invista pronto".

Por su parte, Sánchez está haciendo "todo el esfuerzo posible para que la semana del 22 sea investido, con la confianza de la Cámara", para que "España tenga ya su Gobierno a pleno rendimiento".

"El presidente tiene que estar ahora en el objetivo más importante de la política española, que es su gobernabilidad", algo que, según Calvo, "no es solo responsabilidad de los socialistas", ya que "el sistema tiene que funcionar".

Sobre la consideración del líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, de que PSOE y Unidas Podemos estaban haciendo "un paripé", Calvo ha sentenciado que este dirigente de la formación naranja "no está en condiciones de adjetivar nada ni de decirle nada a nadie".

"Su líder ni siquiera se ha querido sentar a hablar con quien más que le dobla en escaños", ha dicho, al tiempo que, en su opinión, "está utilizando el reglamento de la Asamblea de la Comunidad de Madrid para beneficiar los resultados de la estrategia de su partido con otro" contra al candidato más votado, Ángel Gabilondo.

"DAR ALAS AL MACHISMO"

Por otra parte, la vicepresidenta del Gobierno en funciones ha acusado a los "partidos de derecha radicalizada", y en concreto a Vox, de "dar alas al machismo" y, de paso, "llevarse por delante el movimiento LGTBI".

En una intervención en la última jornada de las jornadas "Diálogos 140 aniversario" de la Fundación Pablo Iglesias, Calvo ha asegurado que Vox "no ha errado el tiro" y ha ido a la "diana clara contra el feminismo. Nada de combate contra el machismo y sí contra la diversidad que a la derecha radical le rompe los esquemas".

Y por ello ha exigido a Vox que se "se olvide" de hacer políticas que no contemplen el feminismo porque el PSOE seguirá impulsando políticas que "recoloquen una igualdad que todavía no existe" y ha hecho hincapié en que la "revolución que triunfa" es la que lleva el feminismo "a las leyes y al BOE".

La ministra de Igualdad en funciones también se ha referido a las leyes educativas, que son el "gran caballo de batalla del debate ideológico".

Ha subrayado que "la diferencia entre una niña del barrio de Salamanca y otra de La Elipa" es que la niña del barrio de Salamanca "irá a un colegio estupendo y tendrá una vida maravillosa" pero las dos están expuestas "a que las puedan maltratar, pegar sus parejas o violar, da igual el barrio. Este es el lío y la madre de todos los corderos".

Y sobre la igualdad laboral entre hombres y mujeres, Calvo ha recordado que esa ley ya existe gracias al PSOE. "Es un real decreto que hoy está en el Tribunal Constitucional, dónde lo ha llevado el PP, que no falla nunca en esto", ha subrayado.

Calvo ha dicho confiar en que con el "arranque de la nueva situación" política se pueda debatir esta ley en su integridad, con las aportaciones y mejoras necesarias.

Además, se ha referido a los vientres de alquiler, que ha ligado intrínsecamente con las clases sociales "porque no venden hijos de vientre de alquiler las ricas, los venden las pobres y las marginadas".

"El combate por nuestro cuerpo está abierto todavía para las mujeres" ha dicho Calvo, que ha lamentado que millones de legislaciones en todo el mundo no reconozcan la interrupción voluntaria del embarazo, aunque haya riesgo para la vida de la madre.

Más información en vídeos 
Comentarios