sábado 23/1/21

Bienestar Social sube hasta 843 millones su presupuesto, un 21% más para mayores

Por otra parte, la Consejería de Bienestar Social de Castilla-La Mancha ha destinado hasta el momento 12,7 millones de euros a hacer frente a la COVID-19
La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes regionales
La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes regionales

La Consejería de Bienestar Social de Castilla-La Mancha contará con un presupuesto de 843,5 millones de euros en 2021, lo que supone un incremento del 11,5 % (86,9 millones) respecto a este año 2020, y subirá especialmente en lo que respecta a las personas mayores, que se incrementará un 21 % hasta los 362 millones de euros.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha comparecido este jueves en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes de Castilla-La Mancha para detallar el presupuesto para 2021 y ha subrayado que la pandemia ha afectado "fundamentalmente" a tres pilares de su departamento: las residencias de mayores, la atención a mayores y personas con discapacidad que viven en sus domicilios, y el apoyo a familias y personas con dificultades sociales o económicas.

La crisis derivada de la covid-19 ha hecho que ya en 2020 se hayan establecido como prioridad estos colectivos, algo que va a continuar en 2021 tomando como eje la adaptación del modelo de bienestar social a "los tiempos tan difíciles que estamos pasando", ha señalado Sánchez.

La consejera ha explicado que el Gobierno regional se plantea con estos presupuestos un modelo de bienestar "avanzado", que garantiza la modernización de las infraestructuras y la protección social y cuyo objetivo es "no dejar a nadie atrás", continuar combatiendo la pandemia y aprovechar los fondos europeos Next Generation.

Uno de los retos que se ha marcado la Consejería para 2021 es adaptar el modelo de bienestar social mediante un "ambicioso" plan que incluye un servicio de "telecuidado avanzado" para personas dependientes que viven en su hogar; desarrollar un nuevo plan de cuidados de larga duración, que incluirá inversiones para reformar y modernizar centros de mayores y personas con discapacidad de titularidad pública (27,4 millones de euros), y la transformación digital dirigido a modernizar las herramientas al servicio de los profesionales.

Un segundo objetivo es impulsar el sistema de la dependencia, que dispondrá de 574,4 millones de euros (un 4,5% más), y en este sentido la consejera ha dicho que el plan de choque para el impulso de la dependencia que el Gobierno central ha puesto en marcha, con la aportación de 600 millones de euros para todas las comunidades autónoma, supone "avanzar en la corresponsabilidad a la financiación que tantas veces ha reclamado" Castilla-La Mancha.

Y un tercer objetivo es el nuevo decreto de ordenación de las prestaciones económicas del sistema público de servicios sociales en el que ya trabaja el Ejecutivo regional y que pretende "armonizar y adaptar" las prestaciones sociales a las nuevas situaciones relacionadas con la covid-19 y a la implantación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) en todo el territorio nacional.

El presupuesto de la Consejería para 2021 supondrá que cada día se destinarán 2,3 millones para el bienestar de la ciudadanía, según ha dicho la consejera, que ha trasladado "ánimo y fuerza" a todas las personas afectadas por la pandemia y su reconocimiento y "afecto" a los profesionales que trabajan en todos los centros y recursos de su área de gestión.

Por su parte, el diputado del PP Vicente Aroca ha señalado que estos presupuestos para 2021 no cubren las necesidades de los colectivos más vulnerables e incluyen unos ingresos ficticios que no se corresponden con la realidad; la diputada de Cs Úrsula López ha llamado a reflexionar sobre la situación en las residencias de mayores ya que durante la pandemia "se ha visto el fracaso del modelo residencial actual", y el parlamentario socialista Pablo Camacho ha destacado el incremento que habrá en las políticas dirigidas a los mayores en este presupuesto de 2021 que ha calificado como "expansivo" desde el punto de vista social.

Antes de finalizar sus intervenciones en la Comisión, la consejera ha señalado que "la situación en el sistema residencial de Castilla-La Mancha se está recuperando" y ha enviado un mensaje de "tranquilidad" a todos los centros residenciales de mayores ya que "se mantiene la confianza" en ellos, ha apuntado.

12,7 MILLONES A HACER FRENTE A LA COVID-19

Por otra parte, la Consejería de Bienestar Social ha ejecutado de media, hasta el 30 de septiembre, 573,1 millones de euros del presupuesto de 2020, lo que supone un 72 por ciento, y hasta el día de ayer ha destinado hasta 12,7 millones de euros para hacer frente a las situaciones y consecuencias derivadas de la covid-19.

La consejera de Bienestar Social ha explicado durante su comparecencia que las inversiones que estaban previstas en el presupuesto de este año 2020 no se han realizado porque "todos los recursos han ido a las personas".

De media, el presupuesto de la Consejería de este año 2020 se ha ejecutado en un 72 %, lo que supone 573,1 millones de euros, según la consejera, quien ha incidido en la financiación de medidas que su departamento ha puesto en marcha para luchar contra las consecuencias de la pandemia.

Así, a fecha 30 de septiembre estas partidas se habían ampliado en casi 11 millones de euros y a fecha de este miércoles el presupuesto ampliado desde la Consejería de Bienestar Social para hacer frente a las situaciones causadas por la pandemia asciende a 12,7 millones de euros.

En cuanto a los distintos programas de la Consejería, Sánchez ha señalado que se han destinado 4,2 millones de euros "fundamentalmente" para adquirir material sanitario de protección para las residencias de mayores y ha dicho que el presupuesto para mayores se ha ejecutado en un 84,7 % hasta los 255,1 millones de euros.

El servicio de Teleasistencia, ha explicado, llega a 55.000 beneficiarios y los productos de apoyo o ayudas técnicas benefician a 1.900 personas que tienen 4.200 productos de apoyo, mientras que hay 1.622 personas que reciben en este momento ayuda de emergencia social y 1.605 receptores del Ingreso Mínimo de Solidaridad (IMS).

Asimismo, el programa de la Consejería sobre personas con discapacidad se ha ejecutado al 90%, hasta los 107,4 millones de euros. 

Comentarios