viernes 22.11.2019

Presidente del Senado cree no se podrá dialogar con Cataluña hasta que no haya nuevo Govern

Manuel Cruz (PSC) admite que "quizá falta práctica de gobiernos de coalición" y dice que repetir las elecciones "no sería buena cosa"

El presidente del Senado, el socialista catalán Manuel Cruz, en una imagen de archivo
El presidente del Senado, el socialista catalán Manuel Cruz, en una imagen de archivo

El presidente del Senado, el socialista catalán Manuel Cruz, considera que no se podrá dialogar con Cataluña hasta que no haya un nuevo Gobierno en esa comunidad al frente del cual se sitúe un interlocutor "claro y fiable" y que esté en condiciones de hacer "propuestas de futuro".

"Yo creo que hemos de empezar a dialogar con las personas que tengan una perspectiva de futuro y que, de alguna manera, puedan representar bien a su propia parte", ha manifestado Cruz en declaraciones al programa 'Parlamento' de RNE recogidas por Europa Press.

El político catalán ha subrayado la necesidad de dialogar "para llegar a acuerdos que sean satisfactorios para todas las partes" pero, eso sí, "hasta donde permita la Ley". "Eso por descontado", ha acotado Cruz, para quien resulta ya "un poco innecesario" tener que insistir en esto.

El presidente de la Cámara Alta se ha mostrado convencido de que existen "puntos de acuerdos" sobre los que empezar a hablar para atajar la crisis en Cataluña, pero ha lamentado que en los últimos tiempos "algunos" hayan pretendido abordar el problema "solucionando los desacuerdos".

"LOS PUNTOS DE DESACUERDO SE PUEDEN ATEMPERAR"

A su juicio, si el diálogo se pone en marca partiendo de aquellos asuntos en los que puede haber cierto consenso se puede acabar descubriendo que hay "muchas más coincidencias" de las que inicialmente se pensaba "y que los puntos de desacuerdo se pueden negociar, atemperar, posponer o hacer mil cosas".

Tras dejar claro que en estos momentos no se dan las condiciones para aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña, Manuel Cruz ha defendido que un Estado federal podría ser "una buena solución" para España y, por ende, para Cataluña. Y ésta, ha apuntado, no es una cuestión "doctrinal" sino "pragmática".

Ahora bien, no cree que sea bueno tomar decisiones en términos de solucionar "uno de los problemas que tiene España" porque, a su juicio, se corre el riesgo de que "si se diseña una situación exclusivamente para una parte, el resto piense que esa solución no les conviene".

Preguntado sobre si cree que los ciudadanos entenderían una repetición de elecciones, el presidente del Senado ha señalado que "no sería una buena cosa" y, además, les disgustaría "profundamente" porque "importantes" sectores de la población lo interpretaría como un "fracaso" de sus representantes.

LOS CIUDADANOS TAMBIÉN TIENEN SU RESPONSABILIDAD

En este punto, no obstante, opina que si bien "a veces" los políticos se equivocan, los ciudadanos también tiene su "cuota de responsabilidad", esto es, que uno se puede quejar de que los partidos no hayan sido capaces de llegar a acuerdos, pero a la vez exigirles que no pacten con una determinada fuerza política. "No se puede defender una cosa y su contraria", ha dicho Cruz, para quien en España "hace falta un poco de cultura política".

Sobre las razones por las que en España se recela tanto de los gobiernos de coalición, Cruz ha defendido que en España sí que hay cultura de coalición y ha puesto como ejemplo los ayuntamientos y algunas comunidades pero cree que "quizá falta práctica de gobiernos de coalición".

Y es que, según ha explicado, aunque hay países donde los gobiernos de coalición funcionan "muy bien", en otros este tipo de alianzas provoca que uno de los partidos salga "mal parado". "Y el miedo de entrar en un gobierno de coalición que me busque la ruina hace que muchos prefieran quedarse fuera", ha remachado.

PREFIERE A VOX INTEGRADO EN LAS INSTITUCIONES

Preguntado sobre si cree que a partidos como Vox es mejor tenerlos dentro o fuera del Parlamento, Cruz ha puntualizado que una cosa es que estén dentro y otra muy distinta que se llegue a acuerdos con ellos.

En todo caso, ha dicho que le gustaría pensar que lo mejor que puede ocurrir con el partido que capitanea Santiago Abascal es que "se integre en las instituciones" y que las mayor parte de las propuestas "extravagantes o extrañas" que han venido planteando terminen por "abandonarlas".

En este punto, ha recordado que en su día se elogió al exministro franquista y expresidente de Alianza Popular (AP) Manuel Fraga por haber logrado "integrar" en la democracia al franquismo. "No me parecería mal que se integrara a Vox en planteamientos democráticos convencionales --ha indicado--. Lo que me preocuparía sería que los planteamientos democráticos se traicionaran a sí mismos y por un mero cálculo electoral se terminaran asumiendo posiciones de Vox".

Más información en vídeos 
Comentarios