PP presenta '327 soluciones y razones' al proyecto de Presupuesto de la Junta para 2017

Limitación de salarios de altos cargos o dedicar 2,5 horas a formación de empleados públicos, algunas de las novedades

El Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha ha presentado 327 enmiendas parciales al proyecto de presupuesto de la Junta para este año 2017, con las que el PP busca crear empleo, aumentar el crecimiento económico y mejorar el bienestar de todos los castellano-manchegos.

En rueda de prensa en el Parlamento regional, el diputado y secretario general del PP de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, y el portavoz del Grupo Popular, Francisco Cañizares, han explicado que estas enmiendas reflejan un trabajo de varios meses, que se ha hecho en contacto con todos los sectores sociales de Castilla-La Mancha.

Tirado ha destacado que es la alternativa política del Partido Popular a los presupuestos para 2017, que se reflejan en estas 327 enmiendas "que son 327 soluciones, 327 esperanzas y 327 razones para mejorar la vida de los castellano-manchegos".

Asimismo, ha dicho que son iniciativas en positivo, "327 razones para mejorar el bienestar social", que no son meros anuncios, sino que vienen dotadas con cifras concretas para que supongan soluciones para los castellano-manchegos, aunque no ha especificado su cuantificación total.

En este sentido, Tirado ha hecho hincapié en que ahora hay 730 millones de euros más a disposición del Gobierno regional que los que tenía el Ejecutivo en 2015, "que tienen que dar margen para que todas estas iniciativas en positivo que ha presentado el PP sean realidades".

El secretario general popular ha insistido en que las enmiendas buscan mejorar el bienestar de los castellano-manchegos, y se ha referido concretamente en una que plantea la puesta en marcha del centro de mayores Hospitalito del Rey en Toledo, que permitirá comprobar si PSOE y Podemos "lo que querían era repartirse los sillones y los sueldos para toda la vida o ayudar al bienestar social".

Otro tanto ocurre con enmiendas relativas a niños con cáncer o a la dependencia, ha señalado Tirado, que ha comentado: "Vamos a ver si ahora tienen coherencia, si anteponen sus sueldos y privilegios al bienestar de los castellano-manchegos", ya que por coherencia, racionalidad y sentido común PSOE y Podemos deberían de apoyarlas.

"No se puede decir una cosa y hacer lo contrario", ha considerado Tirado, que ha añadido que ha llegado el momento de saber si Podemos "se ha vendido por unos sillones" y si al presidente Emiliano García-Page "le interesan los colectivos sociales y sus problemas o está interesado en sacar los presupuestos con un fin personal".

Tirado ha recalcado que el PP ha estado trabajando con colectivos como los agricultores y ha planteado enmiendas en favor de la agricultura ecológica, para las zonas ZEPA, para la creación de un plan de regadíos regional, o para atajar el problema de los conejos.

Y ha agradecido al grupo parlamentario popular el trabajo que han hecho en el mes de agosto, "arduo, serio y riguroso", para presentar alternativa "moderada y centrada al primer Gobierno socialcomunista de Page y Podemos, que se aleja mucho de la realidad de los castellanomanchegos".

Por su parte, Cañizares ha justificado las enmiendas porque el proyecto de presupuestos nace lastrado "por los defectos terribles que ha habido en su tramitación" y por ello PSOE y Podemos "intentan pasar a toda prisa sin cumplir con los requisitos mínimos".

Cañizares ha señalado que hay un grupo de enmiendas destinada a que haya una correcta ejecución de los presupuestos y ha advertido que el Fondo de Contingencia "no puede servir en ningún caso para pagar sueldos a los nuevos consejeros", sino "para atender las necesidades urgentes para los que más lo necesitan"

El Grupo Popular también intenta que se limite la creación de nuevos organismos como fundaciones, y que aparezcan por ley los compromisos con los funcionarios públicos de Castilla-La Mancha, planteando 35 horas semanales de trabajo efectivo y dos horas para formación, "cumpliendo la legislación" como están haciendo otras instituciones dentro y fuera de Castilla-La Mancha.

Asimismo, piden que se delimiten los sueldos de los altos cargos y que en ningún caso ninguno gane más que un consejero del Gobierno de Castilla-La Mancha y que se impida la contratación de personal funcionario, como interinos en educación y sanidad, a menos de media jornada, "generando un empleo público de miseria que hace inviable la subsistencia de una unidad familiar".

Comentarios