miércoles 1/12/21

PSOE cree que es una "auténtica frivolidad" jugar con el nombre de ETA años después

Por otra parte, el PSOE cree que el PP de Castilla-La Mancha tiene "un problema que le lleva a la radicalización absurda"
El presidente del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, atendiendo a los medios de comunicación en el Parlamento regional
El presidente del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, atendiendo a los medios de comunicación en el Parlamento regional

El PSOE de Castilla-La Mancha ha considerado que es una "auténtica frivolidad que se juegue, diez años después del fin de ETA, con el nombre de esa organización", y ha pedido que no se haga política con "algo que es tan duro, tan grave" y que ha causado mucho sufrimiento en España.

En una rueda de prensa, el presidente del grupo socialista en las Cortes, Fernando Mora, ha sido preguntado por las palabras del presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, que ha tachado de "vergonzosas" las declaraciones del coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, sobre el dolor y el sufrimiento padecido por las víctimas de ETA.

Mora ha rememorado que trabajó en el Ministerio del Interior "en los momentos más complicados, cuando moría mucha gente" y que vio "el sufrimiento muy cerca", por ello ha confesado que cuando hace diez años, ETA dijo que abandonaba las armas, el corazón le dio "un vuelco de alegría".

"ETA se ha acabado, aunque hay quienes quieren que ETA viva y eso es malo para este país, quienes quieren estar permanentemente recordando que esa organización terrorista que tantos asesinatos ha realizado, siga viva, pero ETA afortunadamente está muerta", ha subrayado Mora, que ha pedido que no se haga política con el terrorismo, porque España "ha sufrido mucho por los asesinatos de ETA durante muchos años, muchas décadas" y ha añadido que "en el País Vasco se ha sufrido mucho más".

Por ello, ha definido como una "auténtica frivolidad que se juegue diez años después del fin de ETA con el nombre de esa organización".

También ha elogiado el trabajo que realizó Alfredo Pérez Rubalcaba en el Ministerio del Interior para acabar con la organización, si bien ha añadido que "el PP ayudó muy poco en la lucha contra ETA y sobre todo en los últimos momentos".

"RADICALIZACIÓN ABSURDA" DEL PP

Por otra parte, el PSOE de Castilla-La Mancha ha opinado que el PP en la región "tiene un problema que le lleva a la radicalización absurda" a pesar de que en la región vive gente "moderada y sensata" y por ello, ha añadido que el Gobierno autonómico actúa "desde la moderación, la sensatez y la racionalidad".

Durante su comparecencia, el presidente del grupo socialista en las Cortes ha realizado estas reflexiones, después de que el PP en la región haya pedido que el Gobierno autonómico desdoble la CM-101 en Guadalajara y tras acusar al presidente regional, Emiliano García-Page, de actuar con cinismo en temas como la financiación autonómica y el agua.

En cambio, Mora ha lamentado que en Castilla-La Mancha hay una oposición "radicalizada, cínica, absurda, histriónica, que no da soluciones" a los problemas de los ciudadanos y "nunca ha tenido soluciones".

A su entender, "el PP sigue desnortado", mientras que el PSOE y el Gobierno regional "trabaja en favor de Castilla-La Mancha", sin embargo, ha mostrado su preocupación por "la situación en la que el PP se encuentra", toda vez que ha considerado que "ellos mismos se hacen oposición".

"Quisiéramos un PP fuerte y coherente, capaz de hacer una oposición constructiva en la región y de ofrecer una alternativa a los castellanomanchegos, pero hacen puro teatro, que les pone en evidencia sobre lo que son y quieren ser, es decir, nada", ha afirmado Mora.

En cuanto a la petición de más inversiones para infraestructuras, Mora ha señalado que en cuatro años del gobierno del PP en Castilla-La Mancha, se actuó sobre 271 kilómetros de carreteras en la comunidad autónoma, frente a los 1.450 kilómetros en los que ha actuado el PSOE en seis años al frente del Ejecutivo.

Y sobre la financiación autonómica, Mora ha recordado que el PP estaba al frente del Gobierno central cuando caducó el actual modelo, en 2014.

"A alguien le molesta mucho que las cosas vayan bien, y a ese mismo alguien le molesta mucho que a ellos las cosas no les vayan bien, sino que al contrario parece que les van más bien mal y de ahí obviamente el uso reiterado de insultos y descalificaciones", ha concluido Mora. 

Comentarios